in , ,

“Piensa hasta en lo imposible”, clave del éxito de Henry Martín

En la vida no hay casualidades. Si uno logra algo, es porque se esfuerza para alcanzarlo como meta.

Si le fue posible llegar al profesionalismo, establecerse como un goleador reconocido, entonces, para Henry Martín Mex es posible pensar en ganar un título de goleo, ser llamado a la Selección Nacional y también jugar en Europa.

¿Cuál es la fórmula para alcanzar esas metas?

“Uno nunca debe de perder las esperanzas. Y debe trazarse metas”, responde el goleador del América, una sensación hoy en día en el fútbol profesional mexicano.

Su papá, que jugó en Primera Fuerza, siempre les dijo a él y sus hermanos que hay que “pensar en grande, pensar hasta en lo imposible. Porque si no logras la meta, al menos llegaste más lejos que lo que podrías pensar”, admite el delantero de las Águilas, durante una interesante conversación telefónica con el Diario.

Todo surgió a raíz de la actualización de una información de una entrevista que le hizo TUDN y difundió “Récord” sobre sus inicios, en los que destacaba en atletismo y fútbol, y tenía la duda en qué deporte quedarse. Prefirió el fútbol y hoy ve los resultados positivos.

"Voy a destacar"

Hace seis años, para estas fechas, publicamos en el Diario una entrevista que le hicimos en pleno vuelo a Ciudad de México.

Él iba camino a Tijuana, con un par de cajas de bolitas de queso de las de Tere Cazola y su mochila de viajero. Nos habló, entonces, de “seguir soñando”.

Henry Martín salía de Yucatán en busca de alcanzar sus sueños
Henry Martín salía de Yucatán en busca de alcanzar sus sueños

Cuando nos despedimos en el aeropuerto de Ciudad de México, prometió: “Voy a destacar”.

Henry sigue soñando, claro. Pero sus sueños los ha va haciendo realidad poco a poco. Triunfó con Tijuana y lo fichó el América, y con las Águilas lleva 38 goles en partidos oficiales.

De eso se basó esta rica plática, que se dio justamente el día que se cumplían seis años de aquella plática entre nubes. No siempre se puede dar el lujo de que te escriba o te llame una persona que tiene una agenda apretada, de entrenamientos, charlas técnicas, trabajo social, de promocionales.

Sus inicios, recuerdos, familia...

Recordamos muchas cosas de lo que ha sido. De su primera foto en el Diario, publicada en 2003, de cuando cursaba el sexto de primaria en la “Manuel Sarrado”, de sus muchos recortes que tiene de cuando jugaba de jovencito, de sus papás y sus hermanos, que mantienen una unión familiar que sorprende en un mundo en que hoy en día la relación familiar es muy complicada.

Recuerda al Diario y nosotros lo recordamos a él.

A Henry, personalmente, me tocó verle en sus primeros entrenamientos con los Venados que dirigía Ricardo Valiño, quien en Progreso un día nos dijo: “Este chico dónde estaba… Va a llegar lejos”.

Lo había llevado a los ciervos, por fin, Daniel Rosello. No se había decantado por el profesionalismo porque quería cumplir con el pedido paternal a sus cuatro hermanos: terminar una carrera profesional. Y él cursaba la mitad de la carrera de Ingeniería Civil en la Uady.

Henry Martín Mex con sus hermanos Daniel y Freddy y su papá, Daniel Martín Medina, cuando estaban con el Soccer en Primera Fuerza
Henry Martín Mex con sus hermanos Daniel y Freddy y su papá, Daniel Martín Medina, cuando estaban con el Soccer en Primera Fuerza

“Allá me fuiste a entrevistar cuando me iba a Tijuana, ¿te acuerdas?”, le dice al reportero.

Sí, me acuerdo muy bien de aquella tarde ventosa en que charlamos, a unas horas de partir a Tijuana a enrolarse con los Xolos.

Pues en una media hora de charla telefónica nos pusimos al día en acontecimientos recientes y recordando anécdotas.

Con objetivos bien definidos

Literal, de fútbol hablamos poco. Fue más una charla para dejar en claro que lo que está haciendo hoy con el América tiene objetivos siguientes y claros, y que lo que dejó de hacer para estar como profesional ha alcanzado cotas que no imaginó llegaran tan alto, que lo cuente en primera persona. En la televisión lo veremos como el futbolista que está rompiéndola.

“Decidí jugar profesional y sabía a qué me exponía. Sacrificio, lucha intensa. Y ahora cosecho lo sembrado”, afirma el camiseta 21 del América, el único mexicano entre los primeros 12 mejores artilleros del Guardianes 2020.

Henry es apreciado y querido por todos. Yo, personalmente, le agrego un verbo más: respetado.

Ahora le respetan los compañeros, los rivales, la crítica. Y también el ojo de los encargados de llevar a cabo la formación de la Selección Nacional. De eso no hay duda.

Y así se fueron dando los temas en esta charla.

América: Lo quieres o lo odias…

“Al América siempre le vas así, extremista en todos los sentidos. Mis compañeros así lo sentimos igual, tengo bastantitos que están desde que llegue", señala.

Henry Martín celebra uno de sus  goles con el América
Henry Martín celebra uno de sus goles con el América

"Saben lo que me ha costado, lo que he trabajado, que no es de la noche a la mañana. O sea, que se diga: ‘Hoy entré, y sucedió, y de casualidad pasó’. Esto es trabajo, constancia, dedicación, esfuerzo, sacrificio".

"Y ven que me está dando resultados, pero es porque me esfuerzo. Todos conocen las cosas que he dejado a un lado para entrenar, por mejorar".

"A veces me dicen: ‘Descansa un poco. Ya, piensan en otra cosa…’ Y yo siempre digo: ‘que me esperen, luego vamos a disfrutar juntos todo lo que podamos. Es momento de trabajar. Si les dedico tiempo, claro, pero quisieran más y quisiera que el día durara más para dedicarles tiempo”.

“Por otro lado, sobre lo que representa estar en América, es un equipo especial. La diferencia entre América y otros puede ser que siempre tiene que pensar en lo grande, es un club que siempre va a buscar a los mejores jugadores, los mejores entrenadores porque si no se corona, todos hablan de fracasos".

"Y pues cuando llegas allá, es porque consideran que estás en ese nivel. Así es el América. Por eso tiene millones de seguidores, y puedo decir que muchos de esos millones de aficionados me han dado mi lugar, me quieren y me respetan. Esa es la grandeza del América”.

“Por ejemplo, ahora viene el Clásico contra Chivas. No podemos perder un partido de esos. Vamos a ir por los tres puntos porque es obligado ganarle al Guadalajara”.

Metas inmediatas

Henry quiere seguir creciendo y aprovechar la vitrina en la que está para acumular logros y más logros.

¿Qué planes inmediatos? ¿Algo que te quite el sueño?

"Obviamente mi idea es salir a Europa. A pesar de la edad, estoy a buen tiempo para poder dar el salto, uno de mis sueños es ese, y otro, ir para ir al Mundial. Son mi ‘top’ de sueños. Y claro, de forma inmediata, ser campeón de goleo de este torneo”.

“Trabajamos cada día para estar al nivel. Sobre Europa, no ha habido ninguna oferta, pero seguimos trabajando para poder cumplir ese objetivo".

"Por mí no parará. Pero hay algo claro: si surge alguna oportunidad, tiene que ser algo que sea benéfico para el equipo, para mí también. Sería algo bien estudiado”.

Los goles, su carta de presentación

En cuanto al llamado al Tricolor, Henry ha puesto los números sobre la mesa: goles y más goles.

Y también nombre, pues ya es más conocido, por los aficionados y por la crítica, que si no cumples con la expectativa te despedaza en un instante de la misma forma como te ensalza.

“Claro que sí. He estado haciendo las cosas bien. El futbol es de momentos, todos lo sabemos. Estoy atravesando un bueno momento, creo que es una gran oportunidad para ser llamado a la Selección, para ser tomado en cuenta".

"Aprovechando que es una fecha más local (la siguiente Fecha FIFA), se puede dar la posibilidad. Estoy emocionado e ilusionado por regresar a la Selección y representar al país. Para un futbolista no hay nada más bonito que poder representar a tu país”.

El valor de la familia

Henry con sus papás, Daniel y Lupita, y hermanos Cindy, Daniel y Freddy
Henry con sus papás, Daniel y Lupita, y hermanos Cindy, Daniel y Freddy

Una de las cualidades que ha marcado a Henry es la familia. Desde niño, con sus papás y sus hermanos, tenían bien claro que, para que pueda girar como una rueda, tenían que estar todos en la misma sintonía.

“Las cosas salen como deben de ser, todo tiene que fluir de una manera similar, como dice, la familia, los amigos, las personas, tu trabajo, todos tienen que ir por buen camino, y el único que puede hacerlo eres tú, es uno mismo".

"Tenemos que trabajar mucho, no solo físicamente sino mentalmente, con la familia, como ahora que estamos lejos".

"Se complica un poco así como está ahora. Estoy solo en la ciudad y mi esposa y mis hijos allá. Por un momento se complica mentalizarse, piensas el por qué se hacen los sacrificios y para qué, y luego logras tus conclusiones. Y eso te saca adelante”.

Otro factor clave: la educación, en las aulas y en la casa

“Todos mis hermanos, por ejemplo, ya terminaron sus carreras profesionales. El único que no lo ha hecho soy yo, claro, no porque no he querido. Se dieron otras opciones y pues aquí estamos cosechando lo que escogimos ser”.

“Es que en realidad tuve que ponerle pausa. Hay Copa, Liga, Concachampions. Mi carrera en ingeniería civil es presencial y, con tanto torneo, especialmente en Ciudad de México, con distancias largas, pues no se puede hacer mucho. En el futuro me gustaría, claro.

Intercambia los títulos con tu papá: te doy el título de goleo y te lo cambio por el de la universidad”, le bromeamos.

“No quiere, ya le dije: Él dice que no, quiere los dos”.

Su hijo: identidad propia

Henry Martín Mex y su esposa Gabriela Pech Pech. Ya son padres de Jimena y Mauro, de solo tres meses de nacido
Henry Martín Mex y su esposa Gabriela Pech Pech. Ya son padres de Jimena y Mauro, de solo tres meses de nacido

Su hijo recién nacido se llama Mauro. Es su primer varón y pues todo mundo pensaría que podría llamarle Henry, Henry II para continuar la saga de su ahora famoso padre.

“No le pusimos Henry. Mejor otro nombre, le pusimos Mauro, que tenga su propio nombre. Si algún día llega a jugar fútbol, que lo puedan conocer por lo que haga, que tenga su propia historia. Así pensamos. Ahora estamos felices de tenerlo y espero pronto poder verlo”.

Se puede decir fácil: a tu hijo recién nacido prácticamente no lo has visto.

“Sí, tiene tres meses. Mi familia está en Mérida, es mejor, junto a la gente cercana porque eso de la pandemia está muy grueso".

"Yo aquí estoy solo, concentrado en el fútbol y es difícil todo esto, pero ya habrá tiempo de disfrutar en grande a la familia. Son cosas que a veces tienen que sacrificarse".

"¿Tú crees que eso es bonito? Claro que quisiera estar allá con ellos. Estaban aquí en México, pero se fueron a Yucatán para estar con la familia, gente cercana. Aquí era un riesgo. Y mejor no correrlo”.

Henry y su esposa Gabriela Pech Pech ya tienen así a una parejita: Jimena fue su primera hija y ahora con Mauro, parecen haber encontrado la felicidad en sus dos chicos. “Estamos felices todos por lo que estamos viviendo”.

Henry, el atletismo y su maestra

Cuando Henry estudiaba la primaria en la Escuela “Manuel Sarrado”, en el centro de Mérida, su maestra de educación física, la profesora Charito, lo canalizó para atletismo con la maestra Grisel Ordaz Tamayo, especialista en atletismo que atendía niños de entre 10 y 12 años en el Estadio Salvador Alvarado.

Profesora Grisel Ordaz Tamayo, quien inició a Henry en atletismo cuando era estudiante de primaria y fue clave en su recuperación hace cinco años, tras una seria lesión
Profesora Grisel Ordaz Tamayo, quien inició a Henry en atletismo cuando era estudiante de primaria y fue clave en su recuperación hace cinco años, tras una seria lesión

Fue, en opinión de su papá, fundamental el que lo hayan considerado para ir con la maestra Grisel, lo cual le agradece porque de allí Henry comenzó a tomar sus pasos firmes. A la larga, todo ese trabajo infantil fue clave.

La maestra Grisel lo cuenta al Diario así:

“Yo lo detecté con unas baterías que hicimos en varias primarias del centro de la ciudad y lo invitamos a los entrenamientos en el Estadio Salvador Alvarado".

"Llegué a tener 50 niños entre 10 y 12 años. También entreno su hermana Cindy conmigo. Cuando hablamos y me dijo que se iba a quedar en fútbol, lo que le dije fue que lo que haga lo hiciera con pasión por que resulta difícil hacer dos deportes al mismo tiempo y además la escuela, y decidió bien. Y puede llegar más lejos si se lo propone”.

Henry salta para rematar a gol durante un Juego de Estrellas de la Liga Estatal de Primera Fuerza. Notable elevación del goleador yucateco
Henry salta para rematar a gol durante un Juego de Estrellas de la Liga Estatal de Primera Fuerza. Notable elevación del goleador yucateco

La entrenadora no quedó solamente en los inicios de Henry.

Cuando el delantero se lesionó mientras jugaba para Tijuana “me habló su papá para que le ayude con sus ejercicios de acondicionamiento y fuerza que le pusieron en su rehabilitación".

"Fue en diciembre, no recuerdo el año, pero estaba en el IDEY en ese entonces. Trabajó 15 días conmigo en el Estadio. Y de allí, afortunadamente no se ha vuelto a lesionar”.

Fortaleza física especial

Una de las claves del éxito del goleador del América, cuenta la profesora Ordaz Tamayo, es que tiene una fortaleza física muy especial.

“Conmigo hizo pruebas combinadas, y también velocidad y salto de longitud. Eso le da mucha potencia y puede manejar los tiempos, de acuerdo con las jugadas que se le presenten".

"Pero sí, la potencia de su zancada y su arrancada son muy fuertes”, señala la que fuera directora de Alto Rendimiento del Instituto del Deporte de Yucatán.

Eso se ha visto en Henry especialmente a la hora de pelear en el uno a uno. El delantero lo define como “una parte fundamental de mi preparación. Mi salida es buena”.

Y su salto también. Se le ha visto muchas veces ganarles la carrera a los rivales y en el salto por el balón para rematar a gol.

Situaciones engañosas

Tenerlo todo como lo sueñas de niño, como todos lo sueñan, es algo grandioso. Pero reviste una serie de sacrificios, familiares y profesionales. Y ni estando con América, la tienes fácil, pues no eres titular y a veces eso causa angustia y desesperación…

“Por supuesto que sí. Para empezar, para llegar es muy complicado, hay muchos sacrificios que hacer, más cuando estas joven, tienes dudas de qué hacer, cuáles son tus proyectos o tus sueños.

"Ya llegando, necesitas un nivel óptimo para competir con jugadores de muchísima calidad, que vienen a pelearte el puesto de titular, traen refuerzos de mucho nivel y ellos vienen a pelear”.

“Si luego no eres titular, entonces a veces puedes llegar a dudar de ti mismo, a sentirte mal, pero siempre el carácter, las ganas, y tener el objetivos bien claros te van a mantener a flote.

Henry añade: “Por momentos consideraba que debería ser titular y no lo era, y pues sí me bajonaba un poco".

"Pero platicando con mi familia, con mi papá, me decía: ‘Estás allá, tienes que luchar, vas a tener la recompensa, y después de años de trabajo, ves los frutos… y tienes que seguir luchando para mantenerte”.

La pandemia, lecciones de la fatalidad

Henry Martín y otros jugadores de América han regalado despensas a los necesitados, como apoyo en la pandemia de Covid-19
Henry Martín y otros jugadores de América han regalado despensas a los necesitados, como apoyo en la pandemia de Covid-19

Justo cuando iban a medio torneo Clausura 2020 azotó el coronavirus. Y la competencia se suspendió.

“Esto ha sido demoledor. Increíble para todos nosotros eso que se está viviendo”.

Expresa que, en su caso particular, lo más duro fue el aislamiento familiar porque, con tantas agendas apretadas, entre entrenamientos, viajes, concentraciones, el mejor refugio para romper todo el estrés es la familia.

“Nos preocupamos mucho. Especialmente porque ya luego de entrenar, comenzó el torneo y comenzaron los viajes. Entonces, entrenamientos, aeropuertos, eventos del equipo, actividades de promociones. El riesgo de contagio era muy grande”.

“De hecho, tuvimos dos contagiados en el equipo, pero por fortuna no pasó a mayores”.

Enfermedad que no discrimina

Se dijo también que era él uno de los contagiados.

“A Dios gracias no. Hemos visto cómo ha afectado a millones de personas, se ha muerto gente muy conocida. A veces despiertas y ves las noticias y te enteras de que murió tal persona que conocías. Y lo lamentas”.

“Todo esto nos ha dejado muchos mensajes. Uno, es cuidarnos, no ahora, sino siempre. La salud es algo delicado. Hay que hacer ejercicios, entrenar, comer sano".

"Si vemos cómo va todo, primero se morían supuestamente los enfermos, es decir, los vulnerables. Luego, hasta los que hacían ejercicios, gente preparada. También se murieron personas educadas, estudiadas, ricos, pobres. Nos morimos todos, cualquiera puede irse”.

Henry y sus demás compañeros de equipo han hecho labor social acudiendo a regalar despensas, a grabar mensajes de aliento y mensajes que aporten algo a la sociedad. “Y por Yucatán me gustaría hacer algo más. Ayudar a mi tierra, a mi gente”.

Pensar en grande siempre

Henry y Rodrigo Noya, cuando estaban con los Venados en Liga de Ascenso y los dos eran estudiantes universitarios. Ambos dejaron la carrera para seguir en fútbol profesional, y los dos están en Primera División
Henry y Rodrigo Noya, cuando estaban con los Venados en Liga de Ascenso y los dos eran estudiantes universitarios. Ambos dejaron la carrera para seguir en fútbol profesional, y los dos están en Primera División

Desde niño Henry aprendió hacer tareas bien a la primera, entrenar fuerte para ser de los mejores, en atletismo y fútbol. Y con compromiso propio ha llegado "al equipo más grande de México, le duela a quien le duela".

Como dijo Rodrigo Noya hace cinco años en un especial que el Diario hizo para el inicio del curso escolar, dedicado a los aspirantes a ir a la Universidad:

“Tenés que pensar en grande”, le dijo Noya con su acento argentino, mientras Henry cargaba la maqueta de un puente diseñado para Progreso, como parte de su proyecto de fin de año. Era 2013 y estaba jugando sus primeros meses con los Venados en Liga de Ascenso.

“Si piensas en pequeño no vas llegar o vas llegar sólo cerca. Mi papá nos inculcó a pensar en grande siempre, pensar hasta cosas imposibles. Porque si al final no llegas al tope, llegaste por allá cerca, te vas a esforzar al máximo siempre”.

Momentos difíciles

Y nos detalla momentos duros que vive como futbolista, alejado de la familia:

“Hay días en que termino de entrenar en la mañana, llego a la casa, almuerzo y descanso. Y al rato no quieres ir a entrenar en la tarde. Es allá donde piensas: ¿a dónde quieres llegar? Y me motiva para levantarme y para irme a entrenar de nuevo. Así todos los días".

"No solo es a dónde quiero, llegar sino qué le quiero dar a mi familia. No quiero que mi familia tenga limitaciones de algo. Quiero que puedan tener lo que necesiten, no solo mi esposa y mis hijos, también pienso por mis papás, por mis hermanos”.

Ahora estamos en 2020 y Henry dice: “Se ve reflejado por mis sacrificios y los de ellos, pero todo tiene recompensa”.

Martin, no Martín

Todo lo que Henry Josué Martín Mex cuenta deja como conclusión que a base de sacrificios puede lograr cualquier ser humano las metas que se proponga.

Portada de la sección de Deportes del Diario de Yucatán donde se informó del debut de Henry Martín
Portada de la sección de Deportes del Diario de Yucatán donde se informó del debut de Henry Martín

En el presente torneo, el Guardianes 2020, Henry lleva cinco goles con América, dejando su firma en momentos clave para el americanismo.

Le señalamos que un comentarista dijo en un partido "'La Bomba' explota en el momento justo’”, pues acababa de entrar al partido y marcó uno de dos goles que ayudaron a las Águilas a alzar el vuelo.

“Maaahh… sí, fue contra Tijuana… Dos goles en un ratito”, responde.

Y siguen diciéndole “Henry Martin”, sin usar el acento correcto en su Martín.

“Desde Tijuana me dicen así, no me dicen Martín, me he cansado de decirles. Pero vende más, y los medios es lo que les interesa, ser comercial. Pues no me gustaba, pero ya me acostumbré y ahora solo te ríes. Es lo de menos”.

Henry Martín Mex, yucateco del América

Y sí, efectivamente, a como le mencionen, hoy en día da igual.

Henry Martín Mex, hijo de un apasionado futbolista y una enfermera; hermano de profesionistas y ahora esposo y padre de dos niños, teje una historia que, nos escribe Martín Matienzo, un ex jugador profesional que es americanista de cepa: “Es el mejor futbolista yucateco de la historia, con todo respeto a muchos otros”.

Desde su debut en Tijuana en 2014 hasta su consolidación con América, el crecimiento mostrado por el que fuera jugador del Club Soccer en Primera Fuerza Estatal ha sido monumental.

Lo que más llama la atención es que él quiere más. Y sabe que puede alcanzar otros objetivos más altos.

Te puede interesar: Miguel Sansores: perseverancia y profesionalismo

El huracán ''Paulette'' golpea a Bermudas con vientos de 150 km/h