in ,

El "lunch" escolar es importante aun en tiempos de Covid

lunch regreso a clases

Se adapta a los tiempos: El refrigerio de media mañana sigue siendo aconsejado a los alumnos, ya sea que vayan a clases de manera presencial o estudien en línea

La pandemia del Covid-19 cambió la forma de ir a la escuela, pero hay aspectos de la vida estudiantil que se mantienen aun ahora, por ejemplo el refrigerio a media mañana.

Ya sea que se asista presencialmente al colegio o se reciban clases en línea, sigue siendo aconsejable hacer una comida pequeña entre dos principales para que no se pase más de cuatro o cinco horas sin alimento.

Lo que varía ahora en la recomendación es el contenido de la colación, que depende de la modalidad escolar elegida, la duración de las clases en los planteles y si hay o no recreo.


Lee: Vicente Fernández y otros famosos que demuestran que la salud es delicada


Un desayuno completo

Al alumno que va presencialmente al colegio y no tiene recesos en su jornada se le aconseja consumir un desayuno completo en casa, dice la licenciada en Dietética y Nutrición Ina Alejandra Beristain Navarrete, directora del Centro de Consultoría Integral de Nutrición y Conducta Alimentaria (Cinca).

Ese desayuno, indica, debe incluir verduras, frutas, alimentos de origen animal como pollo, pescado, carnes magras, huevo o queso; leguminosas (frijoles, lentejas) y cereales, de preferencia integrales (tortillas de maíz, papa, arroz). Por ejemplo, unos huevos con espinaca, calabacita o chaya; tortillas o galletas integrales, una porción de fruta y aguacate como grasa saludable.

lunch regreso a clases
Fotos: Ilustrativas

Además, añade la nutrióloga, el estudiante requiere tiempo suficiente para consumirlo, al menos unos 20 minutos.

Si la escuela sí está programando recesos, el alumno que antes de salir de casa hace un desayuno completo puede llevar una colación pequeña, como bastoncitos de verduras crudas (pepino, zanahoria, jícama) con hummus de garbanzo, o fruta picada con frutos secos (cacahuate simple, almendra, nuez), explica Beristain Navarrete.

Horario reducido

La nutrióloga, vocal de certificación y recertificación del Colegio Mexicano de Nutriólogos, Capítulo Yucatán, y vicepresidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes en el Sureste, señala que para quien asiste a la escuela en horario reducido el refrigerio estará sujeto a la hora de la comida en casa. Si el estudiante “desayuna a las 6, entra a las 7 y sale a las 10:30 de la mañana, llegando a casa puede tener su refrigerio porque la mayoría de las familias come alrededor de las 2 de la tarde”.

“Puede seguir los mismos ejemplos para esperar en mejores condiciones su comida, para no llegar ansioso o compulsivo”, apunta.

Fotos: Ilustrativas

Para las clases en línea

Quien optó por las clases desde casa podría servirse un desayuno un poco más ligero y “en su receso de media mañana tener una colación un poco más fuerte”, esto es, “fraccionar su desayuno en dos cargas”.

A los papás de los alumnos que estudian en línea la nutrióloga los invita a ser creativos para garantizar que los menores hagan ejercicio al menos 60 minutos al día, como caminar por la casa o realizar actividades de movimiento en el patio o en otra área amplia y ventilada dentro del hogar.

“En los últimos años se han disparado la obesidad y el sobrepeso”, advierte. Ambas “se veían mucho en los adultos; ahora, en niños y adolescentes la prevalencia es muy alta”, al punto de que uno de cada cuatro niños y uno de cada tres adolescentes las presentan.

Beristain Navarrete subraya que hacer un desayuno adecuado y suficiente ayuda “a los niños a estar concentrados y alertas en sus horas de aprendizaje, también ayuda a que su sistema inmunológico esté fuerte y pueda combatir los virus y bacterias en el ambiente”.


Lee: ¿Benefician en algo a la ciencia los vuelos de turismo espacial?


Refrigerios en casa

Por otro lado, destaca que los refrigerios que se preparan en casa significan un ahorro de dinero para la familia porque la compra de sus ingredientes representa una inversión menor que la que se destina a alimentos industrializados, eso sin contar los beneficios nutrimentales de las colaciones domésticas.

Recuerda asimismo que en la escuela el refrigerio debe hacerse en un lugar abierto y bien ventilado y con una distancia de al menos 1.5 metros entre los estudiantes para que  “se puedan sentir con la libertad de quitarse el cubrebocas y comer”.

Aconseja a los papás dar a los menores un refrigerio “muy fresco, recién hecho y empaquetado; que el recipiente tenga tapa y les den cubiertos para evitar el contacto con las manos”.

Antes de la pandemia, evoca la nutrióloga, el desayuno, “el alimento más importante del día”, se pasaba por alto con frecuencia debido al acelerado ritmo de vida de la población. Pero cuando se declaró la emergencia sanitaria “tuvimos que disminuir un poco nuestro ritmo y ése fue un punto positivo para las familias mexicanas: regresar a lo indispensable, a preparar alimentos de una manera sencilla, a usar alimentos frescos, de temporada; muchos niños que no desayunaban empezaron a hacerlo”.

Asimismo, después de que se redujera la actividad física y aumentara la ingesta de comida en los primeros meses de confinamiento debido a la crisis global “nos dimos cuenta de lo que estaba sucediendo y empezamos a movernos, a hacer alimentos con combinaciones más saludables, a cuidar el tamaño de las porciones”.

Requerimiento energético depende del estudiante

Beristain Navarrete recuerda que la cantidad de alimento que necesita un estudiante varía dependiendo de su edad y género, así como de sus actividades diarias. “No es la misma cantidad de energía que necesita un escolar de seis años que un adolescente de 13 años. Recomendaría acudir con un profesional del área de la salud para una correcta evaluación y diagnóstico para establecer porciones y cantidades personalizadas”.

lunch regreso a clases
Fotos: Ilustrativas

Y sobre las versiones que circulan sobre supuestos alimentos protectores contra el Covid-19, enfatiza que “el mayor protector es comer alimentos naturales en el desayuno, comida, cena y refrigerio; evitar los procesados y ultraprocesados, altos en carbohidratos simples, sal, azúcares y grasas saturadas, y mantener un peso saludable”.

“Si estamos vacunados y nos encontramos en buen estado de salud nuestro sistema inmunológico estará fuerte; probablemente nos dé Covid, pero pasará desapercibido o con los mínimos síntomas de inflamación”.

Sugerencias de la nutrióloga Ina Alejandra Beristain Navarrete para una alimentación saludable:

Desayuno

  • —Huevos con espinaca, calabacita o chaya; tortillas o galletas integrales, una porción de fruta y aguacate como grasa saludable.
  • —Sándwich de pollo con verduras, y una porción de yogur con fruta.
  • —Quesadillas de tortillas de maíz con un sofrito de champiñones o nopales y una taza de fruta picada.
  • —Pan tostado con queso, guacamole y tomate, y una porción de yogur con frutos secos.
  • Refrigerio
  • —Yogur descremado más almendras y fruta.
  • —Queso panela, Oaxaca o cottage (bajos en grasa) con tomate picado; zanahoria rallada con galletas cubanas.
  • —Bastoncitos de verduras crudas (pepino, zanahoria, jícama) con hummus de garbanzo.
  • —Huevo duro con aguacate y tomate.
  • —Fruta picada con frutos secos (cacahuates simples, almendras, nueces).
lunch regreso a clases
Fotos: Ilustrativas

Obesidad

La OMS indica que entre 1975 y 2016 casi se triplicaron los casos de obesidad en el mundo. En 2016 había 41 millones de niños menores de cinco años con sobrepeso u obesidad, y 340 millones de personas de 5 a 19 años con alguna de las dos condiciones.

Sigue leyendo: Todos somos Simone Biles: La mente también sufre lesiones

Carlos Loret de Mola

Carlos Loret de Mola: Le ganó al maestro del engaño

Primer día de clases presenciales en escuelas públicas de Mérida

Escasa afluencia de alumnos en el regreso a clases presenciales en Mérida