in ,

Yucateco tras el reto Catalina 2021: Desafíos más allá de la fe

El deporte yucateco tiene en su largo, rico palmarés, una enorme cantidad de héroes, de hombres que han escrito historia grande en todos los escenarios del mundo.

De Carlos Torre Repetto en el ajedrez y el universo de las 64 casillas a Miguel Canto, “El Maestro” que reinó entre los pesos moscas en una época de épica lucha en los cuadriláteros, o los que han dado lustre a los diamantes y muchos, muchos más. Futbolistas, beisbolistas…

Podría agregarse, sin asombro de duda, el nombre de Carlos Franco Cantón a esa lista. Es válida esta reflexión: se trata de un yucateco que está cerca, muy cerca, de conquistar uno de los retos más difíciles de la humanidad: nadar en aguas abiertas y alcanzar el hito de la Triple Corona en esta especialidad.

Carlos Franco Cantón,  quien va por la Triple Corona en nado de resistencia
Carlos Franco Cantón, quien va por la Triple Corona en nado de resistencia

No es una competencia, ni de uno a uno, ni de equipos. Más bien es una razón de motivaciones personales y demostración de capacidades mentales de un enamorado del deporte.

El 5 de julio, la cita con el destino

Si todo sale como está planeado, la noche del lunes, 5 de julio, Franco Cantón se irá a las aguas frías del Pacífico para rodear a nado la Isla de Catalina. De lograrlo, habrá conseguido la tercera gema que incluye la famosa Triple Corona. Doce mexicanos la han logrado, pero ninguno del Sureste.

La primera de las etapas causó incredulidad y hasta bromas pesadas: Franco Cantón decidió ir en busca de la primera, que es ni más ni menos fue cruzar a nado el mítico Canal de la Mancha, aguas que unen a Gran Bretaña con Francia. Lo consiguió en 2018.

Cumplida esa travesía, emprendió la siguiente: buscar la vuelta a la Isla de Manhattan, en Nueva York. ¿Loco? Sí. Pero lo hizo en el verano de 2019.

Va por la Triple Corona

¿La Triple Corona? Se apuntó, sin dudarlo. El mundo ya conocía de él. La pandemia evitó que lo hiciera en 2020, pero ya está listo para saltar a las aguas en 2021.

Santa Catalina, nombre real de Isla Catalina, es uno de los islotes del Canal de California, al sudoeste de Los Ángeles. Espera a Franco Cantón para escribir la historia.

En los “Domingos Especiales de www.yucatan.com .mx”, el destacado deportista yucateco cuenta cuáles son sus objetivos, más allá de nadar en aguas abiertas.

Para él, sumergirse en aguas tan complicadas como las de Catalina representa mucho más que ir a dar brazada por brazada en la inmensidad del océano, exponiéndose a riesgos, con la vida misma en juego.

¿Qué busca Carlos Franco?

“Representa la culminación de un proyecto visualizado y soñado hace seis años, la pasión por mi deporte y hacer las cosas con amor”, dijo el tritón en una extensa charla con el Diario de Yucatán.

No busca, por nada, protagonismo. El reconocimiento puede limitarse, incluso, al documento que certifica su hazaña, igual que en Canal de la Mancha e Isla de Manhattan.

La satisfacción será suya, de quienes le apoyaron y de quienes puedan aceptar el logro como una verdadera gesta.

Franco Cantón lo vislumbra desde otra perspectiva: “Yo quiero mostrarle a todos que no hay ninguna meta que no se pueda alcanzar".

"Existen deportes competitivos, que requieren sacrificios extraordinarios, como el fútbol, el boxeo, o la misma natación en las albercas. Todos tienen sus complejidades, para lograrlo, hay que trabajar fuerte”.

Eso ha hecho desde siempre. Y más desde que decidió emprender estas travesías surcando las aguas más complicadas del mundo.

Carlos Franco Cantón
Carlos Franco Cantón

Superar las adversidades

“Representa sobreponerme a todas las circunstancias que podrían ser adversas o complicadas para lograr los sueños".

"Representa la disciplina y congruencias con mi sueño los días largos de entrenamiento, los tiempos fuera de casa el trabajo duro para lograr los objetivos".

"Y representa el cariño de mucha gente que me ha impulsado a seguir soñando, que cree en mí y que ha inspirado a ellos a perseguir grandes retos también”.

Se armó de valor desde el primer momento, tocó puertas aquí y allá, la mayor parte de las veces sin resultados satisfactorios.

“Pero nunca me desanimé. Y con poco o mucho apoyo, siempre pensé que con algo podría hacer un esfuerzo adicional”, indica.

Los que pensaron, ante el primer reto, que era una locura, pueden mirar ahora y decir que es, en dado caso, una locura monumental. De conseguirlo, podría estar junto a los momentos de mayor gloria en la historia del deporte yucateco.

Nadará un estimado de 33.7 kilómetros (si fuera línea recta), en algo aproximado a diez horas, que podría ser menos, o también más, en las aguas frías del Pacífico, un mar con tiburones y ballenas, de olas altas.

“Pero confío en Dios que todo saldrá bien y el martes en la madrugada estaremos completando esta travesía”.

¿Es posible alcanzar la meta?

“Por supuesto que es posible. He soñado mucho, he luchado y trabajado con todo el equipo, sacrificando mis recursos, apoyado por recursos de otros amigos y autoridades, nadaré en beneficio de Vifac".

"Hay muchas razones por las que puedo sentirme afortunado y motivado para alcanzar esta tercera meta en la Triple Corona”.

Las condiciones, cambiantes

Los desafíos se van haciendo cada vez más grandes. Por ello se requiere una fe inquebrantable, que supere incluso las cualidades físicas y la preparación por muy fuerte que haya sido.

"Los entrenamientos han sido intensos, dentro de lo posible. Pero a la hora las condiciones pueden hacer que todo cambie. Y es allí donde el aspecto mental y espiritual debe jugar un papel fundamental", comenta Franco Cantón.

Doce mexicanos han logrado coronar la Triple Corona. Una es la reconocida nadadora Nora Toledano, quien es parte clave del equipo que acompañará desde el "Pacific Star" al tritón yucateco.

Se espera que cuando salte al agua, al primer minuto del martes (2 de la mañana del martes en Mérida), las aguas estén a una temperatura de entre 14 y 16 grados.

Un desafío de diferente intensidad

Otra imagen de Carlos Franco Cantón
Otra imagen de Carlos Franco Cantón

La intensidad de este desafío es totalmente distinta a la de las primeras dos metas alcanzadas.

Cuando cruzó el Canal de la Mancha todo el mundo tomó la gesta como la odisea máxima por lo emblemático que resultaba el trayecto.

Las condiciones eran desfavorables y desconocidas. Dentro de lo planeado iba a nadar sobre 33 kilómetros, pero el reto, por las marejadas y vientos, lo llevó a nadar 59 kilómetros en un tiempo de 15 horas y 8 minutos el 26 de septiembre de 2018. Hizo historia. Y nacieron nuevos retos.

El 14 de julio de 2019 volvió a irse al agua, en las frías y a ratos turbulentos aguas de la Isla de Manhattan. La segunda gesta de la Triple Corona llegó a sus vitrinas nadando 48 kilómetros en 7 horas y 55 minutos con frialdad de entre 16 y 18 grados.

"Cada una ha tenido su dificultad. Pero es parte de los retos. Sabemos a que nos enfrentamos cuando aceptamos tomar estas decisiones".

El equipo de seguimiento

Carlos Franco Cantón y su esposa Abigail Ferrer, quien también estará en el barco
Carlos Franco Cantón y su esposa Abigail Ferrer, quien también estará en el barco

Uno de los principales gastos de toda la travesía está centrado en la embarcación de seguimiento y el equipo humano que acompaña al desafiante.

El "Pacific Star" es una embarcación de 60 pies de eslora. Su renta es por 12 horas. Y por cada hora adicional representa un costo de 500 dólares.

A bordo Irán Don Van Cleve, observer: Dan Simonelli y Steve Chase, kayaquistas; David Harvey, capitán; Nora Toledano, entrenadora; Abigail Ferrer, esposa de Franco, y Sergio Ávila, su amigo de la infancia y que ha sido parte esencial de su tripulación.

Te recomendamos:

* Nócaut al proceso del boxeo: ¿Por qué no hay ahora figuras yucatecas?

Polémica: Ciclista pasa sobre un auto estacionado en una ciclovía

Grutas de Tolantongo

Vídeo: Se desborda río en Grutas de Tolantongo y desalojan a turistas