in

Cerrado, una semana más

El alcalde Renán Barrera Concha encabezó ayer un recorrido por el “paso deprimido”

Demasiada carga de agua en el “paso deprimido”

El alcalde Renán Barrera Concha realizó ayer en la tarde una visita de supervisión para conocer las condiciones en las que se encuentra el distribuidor vial de Prolongación de Montejo, el cual está inundado y con problemas estructurales tras las intensas lluvias ocasionadas por el paso de la tormenta tropical “Cristóbal”.

“Por los prolongados aguaceros la carga de agua que baja al manto freático superó el nivel de la superficie de rodamiento”, dijo el director de Obras Públicas, David Loría Magdub.

Detalló que la presión de las aguas empuja la losa hacia arriba y genera grietas en el cárcamo, dice un boletín.

El funcionario informó que, con la ayuda de bombas, personal de Servicios Públicos Municipales descarga el agua, pero la tarea se dificulta porque gran parte del vital líquido vuelve a emerger a causa de la filtración.

“Desde la primera administración del alcalde, cuando se realizó una intervención para disminuir el problema de las inundaciones, se observaron fracturas en los cárcamos por el problema de la presión del agua acumulada”, añadió.

Explicó que el líquido ejerce una fuerte presión porque es el agua de toda la ciudad que va bajando y aflora en esta sección.

Loría Magdub señaló que se necesita esperar aproximadamente una semana para que el nivel del agua sea lo suficientemente bajo que permita abrir el distribuidor vial al tránsito de los vehículos.

De igual manera informó que para darle solución a esta problemática ya se solicitó un diagnóstico a una empresa especializada.

“En días pasados nos comunicamos con una empresa que se va a encargar de hacer un análisis de esta situación, sin embargo, durante una serie de pláticas nos han comentado que muy posiblemente sean cinco secciones las que tengan grietas, por lo que tenemos que realizar una reparación integral”, continuó.

“Es muy probable que se requiera trabajos de demolición y colado, además de fraguado, para solucionar la situación y permitir de nuevo el tránsito de vehículos”.

“En caso de que el resultado final del análisis indique que esos son los pasos que debemos dar, se trataría de trabajos que nos llevarían aproximadamente seis días para controlar la situación y permitir el paso de los vehículos”, concluyó.

En la supervisión también estuvo el director de Servicios Públicos Municipales, José Collado Soberanis, se informa.

 

Mundo al día