in ,

Chilena denuncia violencia familiar en Mérida: pide ayuda

Imagen que se difunde en páginas chilenas para buscar el apoyo a María José, quien busca agilizar sus trámites legales y regresar a su país
Imagen que se difunde en páginas chilenas para buscar el apoyo a María José, quien busca agilizar sus trámites legales y regresar a su país

María José vive con la incertidumbre de no saber si mañana, a pesar de la ley, su esposo ejercerá violencia en su contra

MÉRIDA.- María José A. R. es una mujer chilena, quien afirma que sufre violencia en Mérida a manos de su esposo, Fernando Jorge E. J. Ella pide ayuda de las autoridades tanto de México como de Chile para regresar a su país en compañía de sus hijos.

En redes sociales señaló que sufre violencia familiar de su pareja. Ante ello solicitó órdenes de restricción en su contra, las cuales le fueron concedidas por la jueza Manuela Carminia Iuit Pech, titular del juzgado primero de oralidad familiar.

"¡Busqué el valor y la ayuda que muchas veces nos hace falta en estas situaciones y actué! ¡Rompí el silencio!", señala la mujer. La orden de restricción 10/2021 establece que el hombre no se puede acercar a ella o a sus hijos de 6 y 4 años de edad, ni a su casa, o ejercer algún tipo de violencia en su contra.

Su esposo le manda mensajes de horror

"Me sentí con un peso menos encima y tranquila de saber que esta persona, la que pensaba sería mi esposo y compañero, al fin dejaría de hacerme daño", escribió María José. Sin embargo, a raíz de ello, los ataques arreciaron: "¡Recibí cantidad de mensajes ofensivos y de horror por parte de mi aún esposo por haber alzado la voz!".

Aunado a esto, la extranjera señala que Fernando Jorge violó la orden de restricción. Según narró ella, el hombre acudió acompañado de otras personas a su domicilio, el cual abrió con la ayuda de un cerrajero, de donde sacó objetos personales.

Aunado a ello, la mujer relata que llamó a la policía y al lugar llegaron agentes de la SSP a bordo de las unidades 6632, 6628 y 6226. Sin embargo, María José sostiene que a pesar de que les mostró que contaba con órdenes de restricción y se trataba de un allanamiento los uniformados no lo detuvieron. Incluso señala a los policías de colaborar con las personas que entraron a la casa donde ella vive.

"Alzo la voz por todas"

El hecho ocurrió la noche del jueves 22 de julio pasado. "Alzo la voz por mí y por todas las personas que están en la misma situación en la que yo me encuentro para dar solución a esta incertidumbre de no saber si mañana a pesar de la ley volverá a incurrir en violencia contra mí otra vez, problema mío que seguramente es de muchas otras.

"Espero ser escuchada y que mi caso no quede impune. Espero que las autoridades nos den seguridad contra la violencia que sufrimos en Yucatán", publicó María José el sábado 24 de julio. Un día antes una mujer fue asesinada en el fraccionamiento Gran San Pedro Cholul en sonado caso en el que también falleció un policía.

En sus publicaciones en redes sociales la mujer ha etiquetado a autoridades locales, federales y chilenas. En páginas de Facebook del país sudamericano ha comenzado ha difundirse su historia. "María José y sus hijos necesitan salir de México", dice una de las publicaciones en las que se solicita apoyo. En un vídeo la mujer reitera que busca apoyo para agilizar su proceso legal y poder regresar a su país lo más pronto posible en compañía de sus hijos.

Órdenes de restricción en Yucatán, "no son muy efectivas"

La denuncia hecha por la mujer chilena coincide con las declaraciones hechas por, Adelaida Salas Salazar, coordinadora del Observatorio Nacional Ciudadano del Feminicidio en Yucatán publicadas hoy en nota aparte. Según la activista, las órdenes de protección no son muy efectivas porque los agresores no las respetan y no reciben el castigo que señala la ley cuando las trasgreden.

Leer: Se debe trabajar más en proteger a la mujer en Yucatán, afirma Adelaida Salas

“Tienen muchas aristas estas órdenes de protección policíaca para la mujer”, aseguró. “Nosotros sabemos que a muchas mujeres las golpean, las pasan a matar. Se interpone la denuncia y lo único que otorgan las autoridades son rondines de la Policía por su casa. Sí acude la Policía a proteger a la mujer agredida que tiene orden de protección, pero cuando llega, el agresor huye y no lo persiguen ni detienen”.

Adelaida Salas consideró que son pocas las órdenes de protección que han girado las autoridades, pero para tener un número oficial solicitaron a transparencia gubernamental que informe cuántas ha dado. A su decir, hay casos graves de violencia contra la mujer donde definitivamente se requiere una protección de 24 horas; sin embargo la protección solo consiste en guardias, rondines o vigilancia por una semana o máximo tres meses.

Escrito por Grupo Megamedia

Grupo Megamedia es la corporación de medios con mayor audiencia en el sureste de México. Sus empresas están dedicadas a la conexión de los clientes con sus clientes a través de la generación y difusión de la información en sus diferentes periódicos y sitios web. https://www.megamedia.com.mx/  

Briseida Acosta del amargo llanto por la plata a quedar fuera del podio

Judoca abandona los Juegos Olímpicos Tokio 2020 previo a su pelea