in

Cinco criminales extranjeros capturados en Yucatán: dos casos peculiares

¿Por qué Yucatán es el escondite de algunos delincuentes foráneos?

Yucatán se convirtió, en los últimos 25 años, en el refugio y el destino final de terroristas, feminicidas, homicidas, narcotraficantes, tratantes de personas, asaltantes e incluso estafadores provenientes de distintos países del mundo.

Quizás atraídos por la fama de ser considerado el estado más seguro de México, criminales internacionales eligieron como guarida las tierras del Mayab, y en particular Mérida, la ciudad capital.

La detención de agresores con órdenes de aprehensión de instituciones judiciales de sus naciones de origen, del Buró Federal de Investigaciones (FBI) y de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) se concretaron en la entidad.

¿Por qué es atractivo Yucatán para los criminales?

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública (ENSU) publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el estado de México más seguro para vivir es Yucatán.

La entidad ocupa el primer lugar a nivel nacional con una puntuación de 2.9 en seguridad y de mayor confianza en su policía estatal con el 77.2% de aprobación.

Mérida, según el más reciente Índice de Competitividad Urbana (ICU) de 2020, que realizó el Instituto Mexicano para la Competitividad, se le catalogó como la mejor ciudad segura para vivir de la República.

A nivel mundial, Islandia se decretó como el país más seguro y amigable, por tercer año consecutivo.

¿Cuáles son los delitos más comunes en Yucatán?

También con datos de la ENSU al corte de mayo de 2021, Yucatán es la entidad con la menor tasa de homicidios a nivel nacional.

Se registró, hasta junio de 2021, un total de 0.79 homicidios por cada 100 mil habitantes, cifra 12 veces menor a la tasa nacional de 9.38.

Además, el reporte enlistó que los cinco principales delitos que se cometen en el territorio son el fraude, la extorsión, las amenazas verbales, los robos a casas habitación y negocios, y la violencia familiar.

¿Son Yucatán y Mérida sitios tranquilos?

Ese panorama aparentemente apacible, según algunos especialistas en seguridad, es una de las razones por la que los que delinquen en otras partes del mundo se sienten atraídos por Yucatán, por Mérida, a diferencia de otros estados y urbes mexicanos donde sí toleran acciones criminales graves.

En un reportaje sobre Yucatán, que escribió Alberto Nájar para el portal español bbc.com, se enfatizó el hecho de que, por ejemplo para los vecinos de Mérida la presencia de foráneos ocasionan suspicacias y hay una especie de blindaje social.

Y aunque en la última década el arribo de nuevos habitantes provenientes de otras entidades de México y del mundo se hace más frecuente y va en aumento, todavía hay la percepción de que Yucatán y Mérida son sitios tranquilos.

Puedes leer: La gente, la clave de la seguridad en Yucatán

¿Presunto asesino estadounidense en Mérida?

La advertencia de usuarios de las redes sociales de la probable presencia del estadounidense Brian Laundrie comiendo en un restaurante de Mérida rememoró otros casos de foráneos que después de cometer algún delito en sus naciones escapan y se instalan en algún municipio de Yucatán.

Como Grupo Megamedia informó, el prometido de la influencer Gabby Petito, que se halló sin vida en el Bosque Nacional Bridger-Teton de Wyoming, está desaparecido desde que el FBI lo nombró "persona de interés" y emitió una orden de arresto tras confirmarse que el caso se maneja como un homicidio.

Incluso algunos internautas lo situaron en México y posiblemente en la capital yucateca, lo que hizo alentar las sospechas de su aparición en la ciudad del que sería el homicida de la joven, de quien no se tuvo noticias a partir del 1 de septiembre pasado.

¿Mérida, guarida de extranjeros transgresores de la ley?

El caso de Laundrie sería el más reciente de una cadena de sucesos en los que extranjeros que infringieron la ley o cometieron algún hecho criminal hallen en Yucatán una madriguera para ocultarse de la persecución de la justicia.

Con datos del archivo histórico de 96 años de Diario de Yucatán, ofrecemos una relación de los cinco delincuentes más relevantes que, buscados por el FBI, la Interpol u otra institución policíaca foránea detuvieron en Mérida, en Yucatán.

En la lista de algunos de los peligrosos fugitivos, se anexa como aportación extraordinaria dos especiales sucesos, no menos irrelevantes, el de un líder de una banda de la Mara Salvatrucha, de origen yucateco, y el de un trío de asaltantes peruanos capturados territorio yucateco.

Pasaporte de Rafic Labboun
Documento beliceño de identidad falso de Rafic Mohammad Labboun Allaboun, que que lo acreditaba como Wilhelm Dick.- Foto Archivo Diario de Yucatán

Un terrorista de Hezbolá en Mérida

El sábado 9 de septiembre del 2012 el mundo se sorprendió con el anunció de la detención de Rafic Mohammad Labboun Allaboun, integrante de la organización terrorista Hezbolá, luego de que se emitió una alerta migratoria que decretó la embajada estadounidense en México.

De forma paradójica, la operación de captura del extremista musulmán, que se identificó con un pasaporte de Belice que lo acreditaba como Wilhelm Dick estuvo a cargo de representantes del Instituto Nacional de Migración (INM).

Junto con Rafic, de origen libanés naturalizado estadounidense, que empleaba también los alias Rafic Al-Labboun, Rafic Hajj, Hajj Rafik y Hajj Rafiq, se detuvieron a George Abdalah Elders y Justin Sammi Yasser Safa, ambos ciudadanos beliceños, que luego fueron liberados.

Puedes también ver: Equipo del FBI ayudará a investigar explosión en Líbano

La razón de la orden de aprehensión

El motivo de la aprehensión de Rafic, después de una búsqueda por varios países del mundo, según indagatorias de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el FBI, fue por su presunto apoyo financiero a la red terrorista Hezbolá.

De hecho, a Rafic, que nació el 20 de febrero de 1968 en Líbano, se le vinculó directamente con los ataques del 11 de septiembre de 2001 en las Torres Gemelas de Nueva York.

También se corroboró su cercana conexión con Hassan Nasrallah, líder terrorista de Hezbolá, con quien vivió en el mismo edificio en el distrito de Haret Hraik en el Líbano, por muchos años, antes de que en 2009 agentes del FBI lo detuviera por fraude bancario, con una pena de 27 meses en una prisión federal.

Un inversionista más en la Ciudad Blanca

Es más, Rafic, después se supo, estuvo un tiempo en Líbano y Londres, Inglaterra, e ingresó a México, vía Cancún. Después se trasladó a Mérida donde decidió residir e incluso se asoció con otras personas para abrir el restaurante "Habibis", ya desaparecido.

Matemático de profesión, graduado de la Universidad de California en Berkeley, vivía de manera modesta en una casa de la calle 41 B entre 56 y 58 del fraccionamiento Francisco de Montejo, en el norponiente de la urbe.

Tras su deportación a Houston, Texas, no se conoce en qué prisión y cuántos años de condena purga Rafic.

Detención de Juan Fleitas Fernández
El arresto del cubano-estadounidense Juan Jesús Fleitas Fernández, condenado a cadena perpetua en Florida, y detenido en Mérida bajo el alias de Roberto García López.- Foto Archivo de Diario de Yucatán

Peligroso asesino y fugitivo cubano-estadounidense

Hace más de dos décadas la justicia estadounidense consideró a Juan Jesús Fleitas Fernández "el más buscado de América". El residente de Florida de origen cubano es protagonista de una historia extraordinaria.

Fleitas Fernández fue detenido el domingo 3 de agosto de 1997 en Mérida, acusado de allanamiento de morada, lesiones, ataques peligrosos y portación de armas exclusivas del Ejército, delitos cometidos en perjuicio de la cubana Dania Leyva Fleitas (o Flebias) y Pedro Alvarez Díaz "El Cubano".

Sin embargo, lo que parecía un caso judicial más se tornó complejo y enredado cuando el detenido se identificó como Roberto García López, oriundo de Veracruz, según documentación que luego presentó cuando al cabo del paso de los meses se puso en duda su verdadera filiación.

¿Es mexicano o estadounidense el agresor detenido?

Aunque al supuesto jarocho García López la justicia federal le concedió libertad bajo fianza por el delito de portación de armas exclusivas de las fuerzas armadas, continuó detenido en el Cereso meridano como responsable de allanamiento de morada, lesiones y ataques peligrosos.

Gracias a las publicaciones de Diario de Yucatán, la noticia e imágenes de la captura del veracruzano llegó a periodistas del Sun Sentinel, Miami Herald y del Palm Beach Post, que lo relacionaron con un reo condenado a cadena perpetua en Estados Unidos, y uno de los criminales más buscados de Florida.

Además, el hecho no pasó inadvertido para el FBI, que envió, a fines de agosto de 1997, a agentes a Mérida para confirmar la identidad de Fleitas Fernández, catalogado como un "delincuente sumamente peligroso".

¿Cómo llegó a Mérida el temido fugitivo de Estados Unidos?

La madrugada del 2 de enero de 1995 Fleitas Fernández y otros cinco reos se fugaron de la Correccional de Glades, en Belle Glade, Florida, tras cavar un túnel de varios metros, aprovechando que en el interior de la prisión se edificaba una capilla.

De alguna manera el cubano-estadounidense, alias "El Chino", llegó a México y se estableció en Cancún, Quintana Roo, de donde se trasladó, contratado para un "trabajo" en Mérida, un robo en una casa del fraccionamiento Monterreal, donde fue aprehendido.

Después de cotejar fotos, huellas dactilares y otros estudios de filiación, el gobierno de EE.UU. reclamó a Fleitas, que fue deportado a Florida para cumplir su condena por homicidio que cometió en 1987, pero luego de purgar nueve años en el penal meridano.

Feminicida guatemalteco
Roberto Barreda de León en una prisión de Guatemala después de su deportación de Mérida, Yucatán, acusado del feminicidio de su esposa.- Foto Archivo Diario de Yucatán

Residente amable, feminicida y secuestrador guatemalteco

Los vecinos lo calificaron como "una buena persona", "trabajador", "dedicado a sus hijos". Así, con un bajo perfil vivió Roberto Barreda de León en una casa de dos plantas de la calle 16 con 13 del fraccionamiento Paraíso Maya.

En la vivienda, el residente al que se le conocía como Carlos Roberto Barreido Villarreal, la habitó con sus dos hijos, María Mercedes y Roberto José. Y en un sector de la terraza habilitó los productos para su microempresa, máquinas expendedoras de galletas y golosinas en los centros comerciales de Mérida.

¿Quién podría imaginar que esa amigable persona estaba en la lista de los delincuentes más buscados de su país de origen, Guatemala?

¿Cuándo se detuvo a Roberto Barreda?

Policías federales, en coordinación con agentes guatemaltecos, capturaron el 8 de noviembre de 2013 a Roberto Barreda de León, acusado de la desaparición y homicidio de su esposa, Cristina Siekavizza, que cometió el 6 de julio de 2011, y el secuestro de los dos hijos de ambos.

El feminicida, hijo de Beatriz de León, expresidenta de la Corte Suprema de Justicia del vecino país centroamericano, obstaculizó las pesquisas y ayudó a su hijo a huir a México, motivo por el que también se le detuvo el 20 de octubre de 2011.

Según las evidencias de la Fiscalía guatemalteca, Roberto asesinó a golpes a su cónyuge, ocultó su cuerpo en algún lugar de su país -hasta ahora no se halla- y después reportó su desaparición, e incluso organizó manifestaciones para pedir a las autoridades la aparición de su mujer.

¿Por qué Roberto Barreda se estableció en Mérida?

Sin embargo, al avanzar las investigaciones policíacas que lo incriminaban, Roberto con ayuda de su madre, huyó de Guatemala, fijó su residencia en Mérida, por ser una de las ciudades mexicanas más seguras y cercana a su nación de origen.

Con una falsa identidad logró evadir a la justicia durante dos años y desempeñar el papel de padre abandonado por su pareja, lo que le ganó la simpatía de sus vecinos, especialmente de una mujer que le ayudó en el cuidado de sus dos hijos, menores de edad.

La vida de Barreda transcurrió tranquila, hasta que agentes federales lo atraparon y deportaron a Guatemala donde enfrentaba un juicio por los delitos que le imputaron, pero ya en prisión se contagió de Covid-19 y falleció el 6 de agosto de 2020 en el Hospital General San Juan de Dios.

Te recomendamos: Cadena de feminicidios en Yucatán

Presentación de Keysi González
La detención de Keysi Johana González Corrales, acusada de trata de personas y lenocinio en 2011.- Foto Archivo Diario de Yucatán

"La Madame" costarricense en Yucatán

Era un secreto a voces en Mérida que prominentes empresarios y políticos se contaban entre los asistentes asiduos a una casona de la colonia México, confiados de la protección policíaca que gozaba y presumía la anfitriona.

Keysi Johana González Corrales era la propietaria y operadora principal del sitio, una casa de citas llena de lujos, en la que destacados clientes la visitaban con frecuencia.

Pero, tras la denuncia pública de dos jóvenes, "La Madame", originaria de Costa Rica, fue detenida el 5 de septiembre de 2011, bajo los cargos de trata de personas en su modalidad de explotación sexual y lenocinio.

¿Por qué eligió Mérida Keysi González?

Aunque no se sabe con exactitud cuándo llegó Keysi González a la capital yucateca, se averigüó que en mayo de 1998 se casó con el mexicano Carlos René Sánchez Espinosa, y a partir de ello la tica decidió radicar en México, en Yucatán.

Al parecer comenzó con su "negocio" a principios de la década del año 2000 y rápidamente prosperó y creció la historia de "La Madame", al grado de crear una red de prostitución que tenía como puntos de conexión Yucatán y Costa Rica, con ramificaciones en otras entidades del sureste del país.

En Mérida se le conoció, incluso en altos estratos sociales, como una "empresaria" distinguida que tenía gustos caros en cuanto a ropa, zapatos y comidas y demás bienes materiales de los que disfrutó hasta que estalló el escándalo.

El principio del fin del emporio de Keysi González

En apariencia, todo marchaba sobre ruedas para "La Madame" hasta que en 2008 dos jóvenes denunciaron públicamente que Keysi bajo engaños las trajo de Costa Rica a Yucatán y las obligó a prostituirse.

Como respuesta, en agosto de 2008 intervino el INM y supuestamente desactivó las red de trata de personas. Se detuvo a tres muchachas ticas, identificadas como Cindy, Candy y Tatiana, y a la administradora de la casa, Rosa María Casanova May.

Keysi huyó a su país natal, y en 2010 reingresó a territorio mexicano donde volvió a sus actividades ilícitas, pero la presión social obligó a su arresto. Aunque fue condenada a prisión, su defensa interpuso una serie de recursos contra la sentencia y, después de dos años y ocho meses en la cárcel, recuperó su libertad.

Jair López Lavacude en prisión
Con un historiar de estafas en seis países latinoamericanos, el colombiano Jair Alexander López Lavacude fue aprehendido en Mérida.- Fotos Archivo Diario de Yucatán

Enamorado estafador colombiano en Mérida

A pesar de que su aspecto físico no era la de un galán de la farándula, el poder de convencimiento de los textos y las palabras de Jair Alexander López Lavacude eran su mejor fortaleza para engañar a mujeres de seis naciones latinoamericanas.

Originario de Tabio, Colombia, donde nació en 1979, el estafador utilizaba los alias Jad o Jared Becker, Sahrir Jaddad, Joel Jaddad y Joseph Cohen Newmark y otros más, fue arrestado en Mérida el 27 de julio de 2013.

La Fiscalía General de Yucatán lo detuvo por los delitos de fraude y robo debido a una denuncia que interpuso una mujer yucateca a la que enamoró por internet y luego le propuso matrimonio. Viajó a Yucatán, y ya en la ciudad se dedicó a derrochar el dinero de su prometida.

Estrategia delictiva en otros países

Después de su detención, salió a relucir que Jair Alexander era buscado a partir de 2011 en República Dominicana, Venezuela, Perú, Argentina y en su natal Colombia por los mismos ilícitos denunciados por una decena de mujeres, la mayoría maduras y solteras, a las que les prometía casarse, a pesar de tener pareja y dos hijos.

Y así, el seductor cafetalero tenía como táctica inventar diversas historias para atraer a sus víctimas, como de que era hermano de famoso actor, un empresario de origen libanés, director de una firma en Nueva York o ser un hombre en busca del amor de su vida.

De manera similar, con ese cuento, consiguió conquistar el corazón de la yucateca a la engatusó durante más de dos semanas hasta que la mujer se dio cuenta de la situación y de alguna manera se enteró del pasado delictivo de su enamorado, a quien decidió denunciar.

¿Dónde está el Jair Alexander López Lavacude?

Hasta donde se indagó, el pretendiente virtual estuvo varios días en el penal de Mérida, pero al parecer no se ratificó la denuncia de la afectada yucateca y tampoco se recibió alguna notificación internacional para retenerlo, por lo que obtuvo su libertad.

En consecuencia, las mujeres estafadas por Jair Alexander en diversas naciones de América Latina se dieron a la tarea de dar a conocer sus malas experiencias con el colombiano y crearon, primero un blog y luego cuentas en Facebook para que otras mujeres no sean engañadas.

Uno de los apartados en Facebook se llama "Buscando a Joseph Cohen Newmark", donde hay varios comentarios negativo sobre el actuar de Jair Alexander y advirtieron de sus nuevos seudónimos y actividades laborales, como Ian Strauz, piloto de las compañías Lan e Easyfly.

Dos casos peculiares en Yucatán

Además de los cinco casos más destacados de criminales extranjeros capturados en Yucatán en los últimos 25 años, hay dos hechos singulares, por las características que encierran en su contexto.

Líder de la Mara Salvatrucha
Originario de Oxkutzcab, Jaime Balam Lavadores, alias "El Tweety", fue capturado por la Interpol en Yucatán por 10 cargos federales pendientes en EE.UU.- Foto Archivo Diario de Yucatán

Líder yucateco de la Mara Salvatrucha

Uno es el de Jaime Balam Lavadores, apodado "El Tweety", un yucateco que nació en Oxkutzcab y a partir de 2008 se estableció en San Francisco, California, Estados Unidos, en busca del sueño americano.

De acuerdo con el expediente de extradición, Balam Lavadores se unió a la pandilla transnacional Mara Salvatrucha, se convirtió en uno de sus líderes e involucró en actividades ilícitas en suelo estadounidense, donde al parecer obtuvo con el paso de los años su Green Card o permiso de residencia permanente.

Pero después de que una Corte Federal de EE.UU. lo acusó de 10 cargos criminales en 2010, huyó y regresó a Yucatán, donde se escondió durante tres años, hasta que policías federales y agentes de la Interpol lo capturaron el 22 de octubre de 2013 y extraditaron al vecino país del norte para ser juzgado.

Un atracador peruano
Uno de los tres delincuentes peruanos detenidos en Mérida, Yucatán, acusados de asalto a mano armada.- Foto Archivo Diario de Yucatán

Trío de atracadores peruanos

A pesar de que son más frecuentes en Yucatán los incidentes con delincuentes colombianos y venezolanos, el 1 de marzo de 2017 detuvieron en Mérida a tres peruanos, acusados de asaltar a mano armada a una persona de la tercera edad en una casa de la colonia Felipe Carrillo Puerto de Mérida.

Hugo Elías Román Arias, Luis Enrique Alzamora Córdova y Franck Jhonatan Ramírez Ibáñez son los incas que de 2008 a 2010 integraron en su país de origen la organización criminal "Los Moyos", y en 2013 fueron detenidos en Buenos Aires, Argentina.

Tras obtener su liberación viajaron a México y se establecieron en el Estado de México, pero decidieron seguir su carrera delictiva en Mérida, donde pensaron que sería más fácil cometer sus robos bajo engaños o con violencia, al aparentar primero ser mecánicos y ayudar a sus víctimas.

Te puede interesar: Detienen a cinco sujetos por robos a varias residencias

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Escudos de Baja California Sur y Quintana Roo

Quintana Roo y Baja California, los estados más jóvenes de México

Policías rescataron a una niña que quedó atrapada en una marquesina de un segundo piso en Nezahualcóyotl

Por un gato, niña queda atrapada en marquesina de un segundo piso