in ,

Cartas al Diario

Recibimos una carta de la arquitecta Leticia Orozco Aguilar dirigida al gobernador Mauricio Vila Dosal, que publicamos a continuación:

El 8 de octubre de 2019 adquirí dos boletos para asistir al concierto del cantante Silvio Rodríguez, a realizarse el 17 de diciembre de ese mismo año en Mérida.

Dicho concierto fue organizado por la Secretaría de Turismo del Estado de Yucatán en el marco del Festival Internacional de la Trova. Los boletos adquiridos tuvieron un costo de $3,300.00 m/n (tres mil trescientos pesos).

El 9 de noviembre de 2019 me fue notificado que la fecha en la que se efectuaría el concierto del artista cubano había sido pospuesta, y que quienes hubieran adquirido tickets teníamos la opción de esperar a la reprogramación del evento o solicitar el reembolso respectivo.

El 6 de enero de 2020 me comuniqué al número telefónico 9993-52-85-37 y me informaron que definitivamente el concierto había sido cancelado, en ese mismo momento registré mis datos para el reembolso de los $3,300 que había pagado por los boletos.

El 13 de febrero de 2020, al no obtener respuesta, solicité nuevamente mi reembolso al correo boletos@festivalinternacionaldetrova.com, me respondieron que ya había sido debidamente registrada mi solicitud y que solo esperara el proceso de devolución.

Luego de esta última fecha llamé repetidas veces al número telefónico referido, envié correos a la dirección electrónica también mencionada y simplemente ya nunca recibí respuesta alguna.

Como último recurso, el pasado 27 de enero de 2021 acudí a la Procuraduría Federal del Consumidor a levantar una queja contra la empresa que fue contratada para la venta de boletos, denominada “Visionone, SA de CV”, quedando registrada en el expediente PFC. QUR.B.3/000184-2021.

Luego de cuatro meses de gestiones, el caso fue cerrado porque “no fue posible localizar a dicha empresa por ningún medio”; es decir, “desapareció”.

C. Gobernador: como ciudadana mexicana, me siento profundamente extrañada y a la vez agraviada por haber sido víctima de un fraude evidente, en el que una de las dependencias del gobierno que usted encabeza, la Secretaría de Turismo, está involucrada.

No es posible que desde una instancia gubernamental se realicen este tipo de prácticas, ya que los ciudadanos estamos en el entendido de que, justamente, es el gobierno quien debe estar a cargo de evitar que se lleven actos a todas luces ilícitos, como es el caso que aquí describo.

Por tanto, como primera autoridad estatal y en virtud de estar involucrada una de las secretarías a su cargo, le exijo una respuesta inmediata a mi legítima petición de que se me reembolse el costo de los boletos adquiridos, ante la cancelación del concierto mencionado.

 

Nuevo recetario de ''Cocina internacional y libanesa'' en apoyo al Seminario de Yucatán