in ,

Conflicto docente: Maestras hablan de incidente en escuela primaria

La supervisora de la zona escolar 014 del nivel primaria

La licenciada en educación especial Mercy Novelo Yeh ya trabaja en la Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular (Usaer) de la primaria “Elvira Parra Ávila”, de la colonia Emiliano Zapata Oriente de esta ciudad, donde quería estar al concluir su comisión laboral de 2021.

Una orden directa verbal del director de Educación Especial de la Secretaría de Educación del Estado (Segey), Jesús Valencia Mena, solucionó temporalmente la inconformidad de la maestra Novelo Yeh.

Pero el incidente laboral se agravó porque la maestra en educación especial Genny Marlene Canul Ceballos, directora de la Usaer No. 2, informó que interpuso una denuncia penal y civil contra su subordinada por las calumnias, desprestigio y afectación a su salud causadas por la reacción negativa que generó la denuncia pública y mediática de la maestra Mercy Novelo en la prensa.

Las maestras Canul Ceballos y Ana Rosa Esperón Cámara, directora de la primaria “Elvira Parra”, y la supervisora de la zona escolar 014 del nivel primaria, María Eugenia Aranda Echeverría, dieron su versión sobre el incidente que denunció el lunes 3 pasado Mercy Novelo de “que la sacaron del plantel y la discriminaron por su discapacidad visual”, como publicó el Diario.

En entrevistas por separado y en diferentes días, la maestra Esperón Cámara informó que el miércoles de la semana pasada recibió en la escuela “Elvira Parra” a la maestra Mercy Novelo por órdenes verbales.

La Dirección de Educación Especial no había enviado el documento oficial que acredite su asignación a la Usaer de esta escuela porque hasta el acuerdo es verbal.

La directora Esperón Cámara afirmó que no pidió que la maestra saliera de la escuela ni la discriminó. Simplemente le pidió un documento de la Usaer o la dirección de su nivel de educación especial para que la aceptara, se incorporara a sus labores y la dejara firmar la libreta de asistencia.

Ella pidió el documento porque así lo marca la norma educativa y porque en la Usaer de esta escuela fue asignado, con un documento oficial, el maestro Jorge Luis García. Es decir, el lugar de la maestra Mercy Novelo estaba cubierto por disposición de la Usaer.

“No lo tengo, no lo tengo”, dijo la maestra Mercy Novelo ante la petición del documento, salió de la escuela por voluntad propia, llamó a la prensa y dio su versión.

“El martes 4; es decir, al día siguiente, en la noche me llamó la directora de la Usaer (Genny Canul Ceballos) y me informó que la Segey ya había solucionado el caso y asignó a la maestra Mercy a esta escuela, pero fue verbal. El miércoles ella se presentó a trabajar”.

Más precisiones

La supervisora de la zona escolar 014 de educación primaria, María Eugenia Aranda, afirmó que de acuerdo con su investigación interna, la directora actuó en forma correcta porque cada trabajador que llega a una escuela debe entregar el documento oficial donde la mandan.

No la sacaron de la escuela, sino que la maestra Mercy Novelo salió en forma voluntaria porque tenía intención de llamar a la prensa, como lo hizo.

Igual consideró que este incidente fue por un problema administrativo porque cada nivel sabe cuándo inicia y termina una comisión, y debe entregar un nuevo documento donde mandará a su personal.

Sin embargo, según le dijeron por la Dirección de la Usaer, la maestra Mercy no quiso firmar su nueva comisión en diciembre pasado, por lo que se dio por entendido que seguiría en la Unidad Usaer donde estaba, pero se presentó a la primaria “Elvira Parra Ávila” y lanzó las acusaciones contra las directoras que no son ciertas.

La directora Esperón Cámara se sintió extrañada que la acuse de algo que no ocurrió porque trabajó un curso con la maestra Mercy en una escuela de Umán y no tuvieron ningún tipo de problema.

Sobre este mismo caso, la maestra Genny Canul, directora de la Usaer 2, informó que decidió dar su versión.

“He sido víctima de declaraciones de la maestra Mercy donde me acusa de innumerables cosas y de violencia institucional. Esta labor de desprestigio contra mí la empezó hace dos años cuando le hice algunas recomendaciones relacionadas con su trabajo”.

Documentos

“No solo diré mi versión de palabra, aquí tengo los documentos (mostró y permitió que el reportero leyera siete de ellos). Ella acusa, pero no muestra ningún documento. Le hice llegar un documento sobre su trabajo, no fue nada personal, es parte de la mejora educativa, ella no quiso firmar el documento, le tomó fotos al acta de visita del 16 de diciembre de 2019, pero sí se dio por enterada”.

Mercy llegó en 2018 a mi unidad Usaer, había tres escuelas distintas, hago un corrimiento y le di la vacante para que trabaje allá en la primaria “Elvira Parra”, no fue un cambio geográfico.

“A partir de esa recomendación, ella hizo una acusación verbal y luego por escrito me acusa de cosas tan horribles que no me imagino que fuera capaz de hacerlo. Se cruza la pandemia y ella acude a varias autoridades para acusarme de cosas falsas y no tiene respuesta porque de lo que me acusa no es verdad. Todo en su momento se ha corroborado y no le dan la razón”.

“La Segey hace una investigación y el resultado se llevó a las instituciones donde ella acude, pero lo que llama la atención es que siempre acompaña cada gestión de una manipulación mediática y declaraciones a los medios acusándome de una serie de cosas que no son verdad”.

“Ella ha afectado mi reputación, estoy siendo objeto de violencia psicológica e institucional, me involucra en una serie de mentiras y prueba de ello es lo que sucedió el 3 de enero pasado”.

“Hoy tengo un diagnóstico médico de depresión y ansiedad, pareciera que nada la detendrá, con una facilidad que ella declara a la prensa, con una facilidad dice mentiras, ya no sé qué hacer. Por ello decidí poner una denuncia penal y civil contra la maestra Mercy Novelo para que responda por las calumnias, desprestigio y afectación a mi salud por sus declaraciones en la prensa y medios electrónicos”.

Lee: Maestra de Mérida denuncia a la Segey por violación a sus derechos

“De carácter difícil”

La maestra Genny Canul dijo, y mostró con un documento escrito, que el personal de esta unidad Usaer No. 2 ya le hizo saber a las autoridades educativas lo difícil que es la maestra Mercy, que fue acusada por un maestro de que no trabaja en línea como lo hacen todos, se redactó un acta laboral porque no se conectaba a las clases en línea durante la pandemia de 2020.

En el documento se escribe que la maestra Mercy es de carácter difícil y en dos ocasiones en que acudió a presentar sus quejas la acompañó la maestra de educación especial jubilada Adelaida Salas Salazar, activista de los derechos humanos y contra la violencia de las mujeres.

La maestra Genny Canul lamentó que la Segey la deje sola en esta defensa de su trabajo, de su prestigio y con una afectación a su salud por los problemas derivados por las constantes acusaciones dolosas y difamatorias de su compañera Mercy Novelo.

Lee también: Segey responde a denuncias por violación a sus derechos laborales y discriminación

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Escrito por Joaquín Chan Caamal

Joaquín Orlando Chan Caamal, reportero de la Agencia Informativa Megamedia (AIM); es periodista desde 1987 y en 1993 ingresó a Diario de Yucatán, buque insignia de Grupo Megamedia.   Escribe sobre el ámbito local y peninsular. Ha desarrollado  contenidos sobre educación, economía, medio ambiente, sectores empresariales y seguridad y policía.  

exatlón eliminado 14 de enero

Exatlón México: ¿Quién es el eliminado hoy 14 de enero de 2022?

Buena venta de ganado en Tizimín