in ,

Domingo agitado en el centro de Mérida

El centro de Mérida vive su habitual ritmo agitado de todos los días pese a
que hoy es el último día oficial de las vacaciones de verano, pero no se vio
el éxodo masivo de meridanos hacía el cercano puerto de Progreso como en años anteriores.

Aspectos del ambiente en el centro de Mérida, el último domingo de las vacaciones de verano de 2019.- (Foto: Joaquín Chan Caamal)
Aspectos del ambiente en el centro de Mérida, el último domingo de las vacaciones de verano de 2019.- (Foto: Joaquín Chan Caamal)
Aspectos del ambiente en el centro de Mérida, el último domingo de las vacaciones de verano de 2019.- (Foto: Joaquín Chan Caamal)
Aspectos del ambiente en el centro de Mérida, el último domingo de las vacaciones de verano de 2019.- (Foto: Joaquín Chan Caamal)
Aspectos del ambiente en el centro de Mérida, el último domingo de las vacaciones de verano de 2019.- (Foto: Joaquín Chan Caamal)
Aspectos del ambiente en el centro de Mérida, el último domingo de las vacaciones de verano de 2019.- (Foto: Joaquín Chan Caamal)
Aspectos del ambiente en el centro de Mérida, el último domingo de las vacaciones de verano de 2019.- (Foto: Joaquín Chan Caamal)
Aspectos del ambiente en el centro de Mérida, el último domingo de las vacaciones de verano de 2019.- (Foto: Joaquín Chan Caamal)

El delegado del Frente Único de Trabajadores del Volante de la ruta
Mérida-Progreso, Francisco Hernández Barrera, confirmó que al menos en el último domingo de la temporada de verano estuvo muy bajo el pasaje en esta ruta.

“Los agostos de ahora ya no son los mismos de décadas anteriores”, comentó al mismo tiempo que mostró al reportero que en la cola de la terminal de la calle 60 entre 65 y 67 apenas habían 30 personas en espera de la llegada del taxi colectivo.

“Antes, explicó, esta ruta disponía de 40 a 45 unidades para los domingos
de temporada de verano, pero ahora tenemos 30 y no hay mucha gente. A estas horas en temporadas anteriores la fila salía a la calle, pero ahora llegan a cuenta gotas los pasajeros”.

Hernández Barrera dijo que de 6 de la mañana al mediodía de hoy salieron de la terminal rumbo al vecino puerto 15 camionetas y realizaron su ruta con tranquilidad porque no había gente de retorno a Mérida y los pasajeros que viajarían a Progreso también era bajo.

“Creo que el pasaje bajó un 60%”, dijo. “La gente está desgastada por lo
difícil de la economía, no es quincena, mañana (por el lunes) inician las
clases y ya gastaron su dinero para viajar”.

La situación fue igual en la terminal de camiones Auto Progreso. Según se
observó al mediodía, tres camiones de la ruta esperaban pasaje y las
taquillas tenían baja clientela. Ni siquiera los pasillos estuvieron
atiborrados de pasajeros y menos la fila salía a la calle como se veía en
años anteriores o durante los carnavales.

Muchas familias dejaron para el último día del inicio de clases la compra
de útiles escolares porque la librería Súper Papelería del Ahorro estuvo
llena al tope desde su apertura. Se vio niños y niñas con sus mochilas
nuevas, papás cargando bolsas llenas de material escolar, largas colas en la
caja de pago de los negocios relacionados con los útiles escolares y gente
que llevó a sus hijos para que le corten el cabello a unas horas de que
vuelvan a la escuela.

Una muestra del apuro de las familias que preparan a sus niños y niñas para que lleguen presentables a sus escuelas, se vio en la estética Styles, de la calle 67 con 64 y 62 del centro, donde el pequeño local estuvo lleno por la
alta demanda de corte de cabello.

“No quería que lo pelaran”, justificó un papá que llevó a su hijo a esa
barbería.

Otro padre de familia informó que de plano esperó el último día de las
vacaciones para que llevara a su hijo a que le corten el cabello para que le
dure algunos meses. La estética cobró $40 por corte de niño. Los tres
peluqueros disponibles agilizaron los cortes con maquinita para atender a la clientela que llegó todo el día.

Desde hace años, la Plaza Grande nunca queda solitaria los domingos por los programas culturales y artísticos que programa el Ayuntamiento, por la
afluencia de turistas nacionales y extranjeros que llegan a la ciudad y por
la biciruta que la atraviesa. Todo eso mantiene el entorno vivo del centro,
más los servicios religiosos de la Catedral y las iglesias de los barrios y
los comercios que generan un dinamismo muy agitado que proyecta a la ciudad como la capital del comercio del sureste.

Otro sector que vive al máximo los domingos es la emblemática avenida Paseo de Montejo por la cantidad de familias que tienen como afición el paseo en bicicleta, la recreación de la familia, el paseo de las mascotas y la
activación física como cultura de la salud. Toda esta columna urbana, de
Paseo de Montejo y el centro tienen vida humana y se nota el ir y venir de
los peatones y las calles llenas de automóviles estacionados porque los
domingos hay tolerancia para ocupar aceras de franja amarilla.- (Por Joaquín Chan Caamal).

Mujer entró a un elevador y murió tras caer nueve pisos en CDMX