in ,

Madres jóvenes en riesgo

Expertas hablaron de la importancia de que las jóvenes se acerquen a los centros de salud para recibir orientación sobre métodos de anticoncepción

Expertas hablan del embarazo en la adolescencia

En 2019 Yucatán ocupó el lugar 23 en cuanto al número de nacimientos de niños y niñas, cuyas madres tenían menos de 19 años al momento del parto.

Los nacimientos en madres menores de 19 años representaron el 16.6% del total en ese año, así lo dio a conocer la doctora Josefina Lira, expresidenta del Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia, en el marco del Día Mundial del Embarazo no Planificado en Adolescentes.

La especialista apuntó que el embarazo en la mujer adolescente es difícil de controlar, pero si no se pudo evitar el primer embarazo, al menos se debe evitar un segundo en la adolescencia, pero sucede que la mayoría de estas jóvenes que dan a luz egresa del hospital sin tener en cuenta algún método anticonceptivo.

“Yucatán es uno de los tres estados del país en los que se tiene el menor registro de adolescentes que egresan sin adoptar un con métodos de anticoncepción”.

“El embarazo adolescente afecta la vida de las mujeres de muy distintas maneras, pues al arruinar su educación disminuyen sus perspectivas laborales y se vuelven más vulnerables a la pobreza y a la exclusión, y a menudo su salud se ve amenazada porque, aunque estén en edad fértil, todavía están en desarrollo.

Se sabe que el embarazo adolescente duplica el riesgo de muerte durante el parto en menores de 19 años, y lo cuadruplica en menores de 15 años.

En 2019 en el país se registraron 695 muertes maternas, de las cuales 66 corresponden a menores de 20 años, entre las que se incluyen seis casos de niñas de 10 a 14 años.

Además, el 36.2% de las adolescentes que tuvieron un parto entre 2011 y 2016, vivió experiencias de maltrato obstétrico.

La doctora Lira indicó que los nacimientos productos de un embarazo no deseado pueden impactar negativamente en la madre, causando depresión y menor posibilidad de lactar.

Hay también un alto riesgo de aborto, ya que el 60% de los embarazos no planeados termina en aborto, muchas veces con consecuencias médicas, psicológicas y emocionales.

Mercedes Álvarez, gerente médico de Bayer, detalla que hay un aumento del 2.6% en el número de embarazos no deseados en niñas de 10 a 12 años, y hay que tomar en cuenta que en algunos casos esto se da a causa de relaciones coaccionadas.

Igual destaca la importancia de que las adolescentes y jóvenes utilicen métodos de anticoncepción para evitar embarazos no deseados.

Ella comparte que hay numerosos métodos para ello, algunos con duración de dos a cinco años, reversibles, que son una buena alternativa para este rango de edad, los cuales están disponibles de manera gratuita en el sector salud, cualquiera puede solicitarlos incluso sin ser derechohabiente.— Iris Ceballos Alvarado

Por otra parte, dijo que Alemania, Francia y otros países europeos registran de cuatro a seis embarazos en adolescentes por cada mil adolescentes, mientras que en la región latinoamericana, la cifra es de entre 60 y 70 embarazos por cada mil adolescentes, lo cual incluye a México.

La especialista Josefina Lira indicó que México ocupa el primer lugar en embarazos no deseados en adolescentes, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En 2018 el país tenía 30.7 millones de jóvenes y adolescentes que representan el 24.6% de la población, entre los que la tasa específica de fecundidad es de 70.62 embarazos por cada mil adolescentes, una cifra muy alta si se compara con la que tienen numerosos países en Europa.

Adicionalmente la tasa global de fecundidad (hijos por mujer) es de 2.8 cuando el grado de estudios es de nivel primaria o menos, y cuando hay un grado de estudios mayor, la tasa es de 1.7.

El embarazo no planeado o no deseado en México alcanza el 38.6% en mujeres jóvenes en México

En el mundo, precisa, cada año aproximadamente 16 millones de mujeres entre 15 y 19 años dan a luz, y dos millones de niñas menores de 15 años quedan embarazadas.

En América Latina y el Caribe el primer parto antes de los 15 años se da en el 2% de las mujeres en edad fértil; es decir, niñas entre 10 y 14 años.

El rango entre 15 y 19 años representa en esta región el 12.9% de los embarazos.

Las cifras hablan de un problema severo en el control del embarazo en adolescentes, que la pandemia ha afectado aún más, pues los recursos para los servicios de salud reproductiva se desviaron para atender el Covid-19.

Ante esto, casi 12 millones de mujeres en 115 países perdieron en el último año el acceso a los servicios de planificación familiar, lo que originó 1.4 millones de embarazos no planeados

En el país, el Consejo Nacional de Población (Conapo) calcula que en 2020 hubo 373 mil 661 nacimientos en madres entre 15 y 19 años, esto se traduce en más de mil nacimientos de madres adolescentes por día.

Cinco de cada 10 adolescentes que fueron encuestadas al estar embarazadas manifestaron que no deseaban estarlo.

Se estima que también se registraron 11 mil 808 nacimientos en niñas de 10 a 14 años; es decir, cada día 32 niñas se convierten en madres.

Los estados con mayor número absoluto de nacimientos en adolescentes menores de 19 años son: Estado de México, Chiapas, Jalisco, Puebla, Veracruz, Guanajuato y Ciudad de México, que concentran el 47.5% de los nacimientos registrados en el país.

 

De un vistazo

Primer lugar

México ocupa el primer lugar en embarazos no deseados en adolescentes, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Riesgos

Los embarazos en jóvenes tienen un alto riesgo de aborto; el 60% de los embarazos no planeados terminan en aborto, muchas veces con consecuencias médicas, psicológicas y emocionales.

Otra imagen de la buena afluencia en el hospital militar de Mérida por la aplicación de segunda dosis de vacuna contra Covid (Foto de José Valerio Caamal Balam)

Reportan 16 nuevas muertes por Covid en Yucatán

Analistas auguran otra alza de tasas del banco central