in ,

Piden ayuda para el Padre Caballero que se encuentra hospitalizado por Covid-19

El padre Caballero necesita ayuda
El sacerdote Jesús Caballero, en foto de septiembre pasado, cuando celebró sus 40 años de ordenación.- (Foto: Megamedia)

MÉRIDA, Yucatán.- "El padre Caballero nos necesita con urgencia", señala un comunicado que circula en redes sociales, emitido a nombre del Pbro. Alfredo Cirerol Ojeda, párroco del Sagrado Corazón de Jesús, de la colonia Alemán de esta ciudad.

El documento señala que el Pbro. Jesús Caballero Encalada, sacerdote muy conocido por la comunidad y que desafortunadamente, aunado a la penosa y difícil incapacidad que padece, ha contraído el virus del Covid-19.

Al parecer, el P. Caballero se encuentra hospitalizado desde hace varios días y está en una situación de especial gravedad.

"El Padre Jesús Caballero nunca ha dejado de servir a las comunidades que le han sido encomendadas a pesar de sus padecimientos y ha llevado su cruz con alegría y buen humor; ha sido un ejemplo que a todos nos ha dado ánimos para seguir adelante", agrega el comunicado.

De esta manera, el Pbro. Cirerol Ojeda pide ayuda a los vecinos de la parroquia de la colonia Alemán, donde tiene su domicilio el P. Caballero, así como a los fieles de la Rectoría de San Nicolás de Bari y a "todas las personas de buena voluntad", pide no dejar solo al P. Caballero, "cualquier apoyo por pequeño que sea, será en favor de la salud de un sacerdote".

El comunicado agrega información para quien desea realizar algún donativo en apoyo al padre Caballero: "Los que quieran apoyar ésta causa pueden depositar su donativo a la cuenta de BANAMEX: ARQUIDIÓCESIS DE YUCATÁN A.R. No. 235111. Clabe Interbancaria: 002910023500001111. ( Para transferencia interbancaria)".

El padre Jesús Caballero lleva más de 40 años como sacerdote, sirviendo a la comunidad.


También le puede interesar: "Celebra el padre Caballero 40 años como sacerdote"


A continuación el documento íntegro que se ha transmitido por las redes sociales, con el fin de ayudar al padre Jesús Caballero:

PARROQUIA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. COL. ALEMÁN Y RECTORÍA DE SAN NICOLÁS DE BARI:
Muy queridos hermanos(as), amigos(as), y personas de buena voluntad:

La Arquidiócesis de Yucatán, de la que formamos parte todos, Obispos, sacerdotes, religiosos y laicos, a través de su Departamento de Solidaridad Económica Diocesana, (SED), se encarga de afrontar los gastos que requiere la salud y las necesidades apremiantes de los sacerdotes que servimos en las diferentes parroquias y rectorías de la Arquidiócesis. Hoy, hemos visto desbordada nuestra capacidad de afrontar los múltiples gastos de los sacerdotes que han sido contagiados de Covid-19.

Como a todos ustedes, la pandemia del Covid-19 nos ha limitado de una manera radical en nuestra acción pastoral diocesana y parroquial, pero nunca nos ha detenido en la tarea de servir a nuestro pueblo fiel de Yucatán. Ustedes son la razón de nuestro ministerio. La mayoría de nosotros hemos tenido qué lamentar el dolor que ocasiona la pérdida de nuestros amigos y de nuestros seres queridos. Ésta enfermedad ataca por todas partes y sin distinción de ningún tipo.

Desde hace varios días nos hemos visto en la necesidad de ingresar en una Institución Médica al Padre Jesús Caballero Encalada, sacerdote muy querido y conocido por ustedes y que desafortunadamente, aunado a la penosa y difícil incapacidad que padece, ha contraído el virus del Covid-19 y está en una situación de especial gravedad.

El Padre Jesús Caballero nunca ha dejado de servir a las comunidades que le han sido encomendadas a pesar de sus padecimientos y ha llevado su cruz con alegría y buen humor; ha sido un ejemplo que a todos nos ha dado ánimos para seguir adelante.

Hoy, el P. Caballero nos necesita con urgencia y por eso me atrevo a pedir a los miembros de nuestra parroquia de la Colonia Alemán, donde el Padre Caballero tiene su domicilio, a todos los feligreses que pertenecen a la Rectoría de San Nicolás de Bari, y a todas las personas de buena voluntad que lean éste comunicado, a que no lo dejemos solo; cualquier apoyo por pequeño que sea, será en favor de la salud de un sacerdote que, desde la Cruz de la enfermedad nos recuerda lo que Jesús dijo a la gente de su tiempo y que hoy resuena con fuerza en nuestros oídos y en nuestro corazón: "Lo que hicieron por el mas pequeño de mis hermanos, conmigo lo hicieron”.

Todos nos necesitamos unos a otros; nadie debe sufrir solo. Estamos unidos en la misma aventura y somos hermanos, hijos de un Dios que nos creó libres y que nos ama, aún en medio de la adversidad. El papa San Pablo VI decía que: "nadie tiene derecho a lo superfluo mientras alguien carezca de lo estricto"…si triunfamos en la vida debemos compartir para que nuestro éxito tenga sentido. Nadie es tan rico que no necesite una mano amiga en el tiempo de la desolación.

Ayudemos al Padre Caballero a salir adelante. Desde ahora lo entregamos a la Misericordia de Dios. Él sabe más que nosotros lo que conviene. No vaya a ser que nos olvidemos de vivir los detalles pequeños. Muchas gracias a todos…

Los que quieran apoyar ésta causa pueden depositar su donativo a la cuenta de BANAMEX: ARQUIDIÓCESIS DE YUCATÁN A.R. No. 235111. Clabe Interbancaria: 002910023500001111. ( Para transferencia interbancaria).

Pbro. Alfredo Cirerol Ojeda. Párroco del Sagrado Corazón de Jesús. Col. Alemán. Cel. 9999 00 74 73.

Sigue en aumento: hoy, 159 nuevos contagios de Covid en Yucatán

Tokio -a nada- de cancelar los Juegos Olímpicos 2021: The Times