in ,

Posible pérdida de valor

Una de la zonas de Progreso que se inundó por el paso de “Delta”. La plusvalía de los inmuebles puede afectarse por las inundaciones

Agentes opinan de las viviendas con inundaciones

Además de las repercusiones en sus estructuras, las casas que presentaron inundaciones o estuvieron en zonas de inundación a causa de las lluvias del huracán “Delta” fueron afectadas en la disminución de su plusvalía, consideraron algunas personas del sector inmobiliario.

¿Quién querrá comprar (una propiedad) ahí? Quizá nada más la gente de afuera que no sabe qué ocurrió, planteó un agente de ventas de bienes inmuebles.

Los consultados indicaron que ante esta situación salió a relucir una mala planeación y previsión de este posible escenario de inundación por lluvias, en una zona de huracanes.

Para abordar el tema de las repercusiones en las casas inundadas se ha tratado de localizar a la presidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios delegación Yucatán, Gabriela Chavarría Román.

Por su parte Beatriz Gamboa Lago, quien fue presidenta nacional de esa organización, informó que nos hablará del tema a su regreso a la localidad.

En forma anónima, personas que trabajan en la venta de casas expusieron que ante una inundación la casa pierde plusvalía.

Se explicó que en esos casos las personas se enfrentan a dos escenarios. La primera es que no quieren comprar en un sitio donde ha ocurrido inundación, ya que no querrán tirar su dinero.

El segundo es que quieran vender la casa, pero la transacción tendrá que ser a menor precio al considerado.

Según expusieron, “es difícil vender, tendrían que rematar y el comprador tendrá que tener dinero”.

Delicadas

Las casas afectadas por inundación quedan sensibles, se deben volver a revocar y hacer labores para las paredes, así como los cimientos y los techos. Hay predios que se construyen con paneles de concreto, sin vigas ni bloques, y también tienen afectación de algún modo, manifestaron.

La gente ya no querrá arriesgar su patrimonio y su dinero, invertir en un lugar donde nuevamente puede haber inundación. “Nadie querrá invertir en un lugar que no es seguro”. — Claudia Sierra Medina

Los agentes de ventas expusieron que, por ética, no promoverían esas casas.

Las inmobiliarias tienen que garantizar algo bueno para que vuelva a subir la plusvalía y esto les llevará tiempo. “Ahora ya se quemaron”.

El norte tiene mucha plusvalía, pero también depende de las casas, explicaron, entre otros conceptos.

 

Guevara dejaría la Conade

Los primeros gritos de gol