in ,

Risas para sanar el estrés

Samuel Cen Mendoza

Paramédico de la pandemia ofrece shows infantiles

Del sonido de la ambulancia en emergencia a las risas; de la tensión y el estrés por atender a pacientes Covid a bailar, jugar y contar chistes, así es la vida actual de Samuel Cen Mendoza, un paramédico de la Policía Municipal de Mérida conocido en el mundo del espectáculo como el payaso “Polvorito Clow”.

Samuel ha sabido combinar dos actividades que, a su pensar, no tienen nada qué ver una con otra, pero fue precisamente el ser paramédico lo que lo llevó a vestirse del payaso.

Entrevistado, contó sus inicios como socorrista, vocación que le nació cuando su madre requirió de atención médica prehospitalaria. “Vi que los paramédicos salvaron la vida de mi mamá y yo quise ser como ellos, y entré a la Cruz Roja a estudiar para ser Técnico en Urgencias Médicas”, cuenta.

Al paso del tiempo fue olvidando sus ganas de ser payaso, pero un día comenzó a darse cuenta de niños enfermos con cáncer, que pasaban horas en los hospitales, muchas veces tristes.

La vocación le motivó ganas de ayudar, pero dice, no sabía cómo, hasta que un día conoció a su amigo Henry, un enfermero del área de oncología pediátrica de la ex-T1 que se viste de “Spiderman” para atender a los niños con cáncer.

“Un día él me dio un curso y tuve la oportunidad de acercarme y pedirle que me dé la oportunidad de entrar al hospital para alegrar a los niños”, relata.

Y la oportunidad le fue concedida. El 6 de agosto de 2019 ingresó por primera vez al hospital vestido con una bata blanca decorada con corazones de colores, una nariz roja y una corbata de payaso. “Yo estaba nervioso, no sabía qué hacer, pero los niños, con tan solo verme, se alegraban y eso me hizo sentir muy feliz, muy feliz”, exclama.

El joven de 28 años es hoy uno de los paramédicos de la Policía Municipal de Mérida que trabaja comisionado en las ambulancias de la Secretaría de Salud para el traslado de pacientes Covid a los hospitales, situación que le ha causado mucho estrés como a la mayoría del personal de salud que está en la primera línea de atención.— Gabriel Chan Uicab

Sin embargo, para él ser payaso también es una catarsis, es una actividad que le ayuda a desestresarse y a olvidar por un rato lo que sucede con la pandemia; en su casa montó un escenario y desde el día del niño comenzó a trasmitir shows infantiles a través de sus redes sociales.

“La idea es ayudar a los niños, ahora no puedo ir al hospital como payaso, pero puedo transmitir en Facebook y darle alegría a los niños que están en sus casas, estresados, cansados por el confinamiento, que se olviden un rato de las malas noticias, que estén alegres”, explica.

Las transmisiones las realiza cada dos días, cuando está de descanso, a las 8:30 de la noche a través de la página “Polvorito Clow” y “Polvorito Cen”.

“Polvorito” hizo un llamado a la sociedad a seguir las recomendaciones de las autoridades y pidió respetar a los trabajadores de la salud, pues dan su vida para salvar la de otros.

“Es un trabajo muy complicado, se necesita de mucha vocación y más ahora, porque la enfermedad no es un juego, todos los días muere gente. Ayudémonos todos para que pronto salgamos juntos de esto”, sentenció.

De un vistazo

Show en las redes

En su casa montó un escenario y transmite shows infantiles en sus redes sociales “Polvorito Clow” y “Polvorito Cen”. “Ahora no puedo ir al hospital como payaso, pero puedo transmitir en Facebook y dar alegría a los niños que están en sus casas, estresados por el confinamiento”.

Transmisiones

Cada dos días, cuando está de descanso, a las 8:30 de la noche.

“No se equivoque”, exige el PRI a Vila

Eliminar Fidecine es indignante, la queja de Del Toro