in ,

La graduación de los yucatecos en huracanes

Nadie, ni los Meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes, con los modelos matemáticos de predicción, predijeron que "Isidore" entraría al estado de Yucatán, aquel domingo 22 de septiembre

Huracán "Isidore", 22, 23 y 24 de septiembre de 2002

Nadie, ni los Meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes, con los modelos matemáticos de predicción, predijeron que "Isidore" entraría al estado de Yucatán, aquel domingo 22 de septiembre

MÉRIDA, Yucatán.- "Isidore", un huracán errático que no siguió los parámetros que marcaban los modelos; primero, al no tomar dirección noroeste rumbo al centro del golfo de México, luego al no tomar dirección oeste rumbo al sur y centro del golfo de México, y de última hora, tomó rumbo suroeste cuando estaba frente Dzilam Bravo y enfiló a la costa yucateca, la tarde del domingo 22 de septiembre, hacia el puerto de Telchac, por dónde ingresó cerca de las 17:00 horas, como huracán intenso.

"Isidore" se dirigió hacia la zona con la mayor infraestructura económica, la de mayores concentraciones urbanas, donde vivía más de la mitad de la población yucateca: la ex zona henequenera, la ciudad de Mérida y su zona metropolitana, y de ahí al sur del estado.


También le podría interesar: "Huracán ''Isidoro'': fotos del devastador ataque a Yucatán"


Su trayectoria causó una devastación jamás vista de la economía del estado de Yucatán, debido a la destrucción causada por su paso lento, durante las 36 horas de afectación, equivalentes a la afectación de tres ciclones tropicales.

¿Qué ocasionó estos desvíos en su dirección y su paso lento?

Vaguadas, una posicionada en el norte del golfo de México, producto de un frente frío, y la otra posicionada en el oeste del golfo de México, que le hicieron tener un comportamiento errático y atípico, inesperado.

El huracán se estacionó en el sur del estado la mañana del lunes 23, y en horas de la tarde, se empezó a mover lentamente hacia el norte y noroeste, para salir la madrugada del martes 24 por las cercanías de Chuburna Puerto, como tormenta tropical, y tomar rumbo al norte.

En ese entonces, había regresado de Estados Unidos, y logré instalar en la Facultad de Ingeniería la primera estación meteorológica automática del estado de Yucatán, que afortunadamente no fue destruida por el huracán Isidore debido a dos razones principales, la primera el factor suerte, ya que ningún proyectil golpeó los instrumentos; en segundo lugar al aseguramiento que se hizo del equipo, el cual aprendí en Puerto Rico, en un curso a cargo de la doctora Gladys Rubio, del Centro Nacional de Huracanes de Miami, Florida, sobre "Supervivencia de Equipos Meteorológicos contra Huracanes".

Gracias a esos dos factores, la estación meteorológica sobrevivió a la tormenta y se pudo obtener toda la información del paso de "Isidore" por Yucatán.

El equipo instalado en la facultad de Ingeniería de la Uady obtuvo reconocimiento mundial como una de las pocas estaciones en sobrevivir a un huracán intenso y de mucha duración.

El dato valioso fue la persistencia de las rachas de 219 km/h que se registraron desde las 18:00 del domingo hasta las 2:00 del lunes, así como su paso lento por Mérida, entre las 17:00 y las 23:00 horas.

Han pasado 18 años del suceso, las generaciones actuales de yucatecos desconocen lo que es vivir y pasar un huracán intenso y duradero, tampoco las personas que han escogido Yucatán para vivir conocen un huracán de ese tipo.

La experiencia de la tormenta tropical "Cristóbal", en junio pasado, puso en evidencia que se cometieron muchos errores, de nuevo se subestimó el potencial de afectaciones que un meteoro puede ocasionar, y ya vimos los estragos causados solo por las lluvias.

En este aniversario 18, un reconocimiento a todas las personas que a la hora del viento, marejada e intensas lluvias arriesgaron sus vidas por salvar otras vidas.- (Por Juan Vázquez Montalvo).

CHILINDRINA

Esto le pagaba Televisa a la "Chilindrina" por hacer ''El Chavo del 8''

Rescatan a niño de 3 años al que sus padres ataban a una cama