in

Cocinan paz para generar perdón y reconciliación en la Cumbre de la Paz

Fotos: Fernando Acosta.

MÉRIDA.- Cocinar paz y generar perdón y reconciliación, es la premisa del chef colombiano Juan Manuel Barrientos, uno de los cuatro participantes que se llevó de los aplausos más sonoros del foro “Combatir el Hambre es un Tema de Paz”, efectuado hoy en el Centro Internacional de Convenciones, donde también estuvieron la maestra cocinera Juanita Bravo y los chefs Enrique Olvera, mexicano, y la venezolana-italiana Cristina Reni.

Fotos de Fernando Acosta.
Fotos de Fernando Acosta.
Fotos: Fernando Acosta.
Fotos de Fernando Acosta.

Lee: Rigoberta Menchú pide una revolución educativa “o ya nos fregamos todos”

Juan Manuel Barrientos, creador y fundador de la cadena de restaurantes El Cielo y de la fundación del mismo nombre, habló, entre otras cosas, de los esfuerzos por transformar a ex militares, ex guerrilleros de las FARC en cocineros, algunos de los cuales hoy día tienen becas en países como España para su especialización.

La riqueza está en lugares recónditos de México

Enrique Olvera, propietario del restaurante “Pujol”, catalogado como el mejor de México y de Norteamérica, destacó cómo le cambió la vida una parada en la sierra de Oaxaca donde la comida fue de hormigas y con base en eso destacó que la riqueza está en los lugares más recónditos de México.

“Reconocemos la gran riqueza de México. Donde parece que solo hay guerra, que solo hay desigualdad, que sí la hay, también hay muchísima riqueza y es lo que nos encanta de México, no todo es mala historia”, dijo.

Comida desechada podría salvar vidas

Cristina Reni, directora de Food for Soul, una organización sin fines  de lucro, alertó sobre las cantidades de comida que terminan en la basura todos los días en el mundo, que podría transformarse para alimentar a los que menos tienen.

“Como sociedades no estamos prestando atención a los recursos que tenemos disponibles para construir la paz, uno de esos recursos es la comida, pues un tercio de esos recursos termina en la basura. Esto, como planeta tierra deberíamos darnos vergüenza, primero porque hay muchas personas que no tienen que comer, y el desperdicio de estos alimentos tiene un gran impacto en el medio ambiente”.

Por su parte, Juanita Bravo, cocinera tradicional de Michoacán, habló sobre predicar con el ejemplo y una buena plática a quienes aprenden de ella.

La relación entre la cocina y la paz mundial

Sobre cómo se conecta la cocina con la paz mundial a una pregunta del chef Pedro Evia, quien fungió como moderador, dijo que por su parte, cada día que amanece agradece a Dios y reza.“La mayoría de mi comunidad  reza todos los días por la paz del mundo entero, todos los días a las 6 de la tarde se juntan para rezar y pedir por la paz”. 

El Alzheimer afecta a 800 mil personas en México

Suspenden vuelos nocturnos en el aeropuerto de Ciudad del Carmen