in , , ,

Cómo disminuir los siniestros viales en el Periférico

La imprudencia al conducir un vehículo puede desembocar en un incidente vial, tal y como sucedió el jueves 7 de febrero de 2019 en el Periférico de Mérida, cuando un motociclista manejaba de manera temeraria y ocasionó un choque en dicha vía.

Para fortuna de los involucrados, no hubo heridos, más que daños materiales que bien pueden ser resarcidos.

Sin embargo, es “bastante común” este tipo de incidentes. Según estadísticas que maneja el ingeniero de tránsito René Flores Ayora, en lo que va del año se contabilizan 26 sucesos de tránsito en el Periférico de Mérida, llama la atención que en 12 han estado involucrados los motociclistas.

“Cuando se maneja una motocicleta hay que estar con los cinco sentidos atentos y un poco más, ya que por las características del vehículo, cualquier descuido puede ser fatal”, declara Flores Ayora.

Para comenzar, hay que tener en cuenta que todo motociclista debe tener lo siguiente al manejar, ya sea en ciudad o en Periférico: casco certificado, zapatos cerrados, pantalón largo, chaleco reflejante, encender las luces frontales y traseras de la moto, usar correctamente las direccionales e, incluso, las manos para señalar al momento de dar la vuelta.

Los motociclistas, los más expuestos

“Es muy importante que los motociclistas utilicen todo el carril y no solamente los costados, ya que cuentan como un vehículo motorizado”, señala el ingeniero de tránsito, quien también recomienda a los quienes manejan la moto a no subirse a los puentes de Periférico ni a usar el Paso Deprimido de Paseo de Montejo, ya que para eso están las calles laterales.

“Además hay que guardar una buena distancia y para ello usamos la ‘regla de 3’ que consiste en, si maneja a 60 kilómetros por hora, a esto le quito el cero y dejo el seis, al que multiplicaré por otros 6, dando como resultado 36, esta cifra es la cantidad de metros que debo de dejar de distancia entre mi vehículo y el más próximo que esté frente a mi”, aconseja René Flores Ayora

Eso es en cuanto a nosotros, que debemos manejar a “la defensiva”, pero qué pasa cuando es otro el “conductor temerario”. En palabras del ingeniero de tránsito, y en específico sobre el incidente vial de Periférico, se recomienda tomar acciones evasivas, siempre y cuando se puedan hacer y esto no ocasione un aparatoso accidente, tal y como ocurrió.

Sobre el incidente del pasado jueves 7 de febrero

“El guiador de la camioneta hizo bien al reducir su velocidad y querer evitar impactar al motociclista. Lo malo es que, al momento de evadir, golpeó a la patrulla que estaba estacionada en Periférico. Aquí el culpable fue, sin lugar a dudas, quien manejaba la moto, ya que lo hacía de manera temeraria, lo que ocasionó que golpeara un cono puesto en la carretera y posteriormente se cayera sobre el asfalto con todo y su vehículo”, comenta Flores Ayora.

Como se sabe, el motociclista se fue del lugar luego del incidente, dejando atrás al guiador que evitó golpearlo pero que, como consecuencia, se impactó contra un vehículo de la Secretaría de Seguridad Pública. Sin embargo, el guiador de la moto no fue infraccionado debido a que su unidad no estuvo en el percance anterior, a pesar de que sí fue por él que ocurrió.

Otro punto que, tal vez hizo falta, fue la señalización de ese “puesto” que tenía la Secretaría de Seguridad Pública, pues debe haber señales antes y después, ya que al ser una vía de circulación contínua, los conductores deben estar alertados y, al mismo tiempo, saber lo que significa cada puesto de control o señalamiento.

“Como guiadores, debemos de saber que los conitos, en cualquier lugar que se utilicen, significa que debemos de reducir nuestra velocidad, ya que nos aproximamos a un paso peatonal, un punto de revisión o un lugar en donde ha ocurrido un incidente vial”, señala el ingeniero Flores Ayora.- JOSÉ ALBERTO GUERRERO SILVA

El divorcio de Peña Nieto y Angélica Rivero hace eco en las redes sociales

Colapsan escaleras eléctricas en el Metro de CDMX