in ,

Compra de tierras, millonario negocio de políticos en Yucatán

La exgobernadora Ivonne Ortega Pacheco con Francisco Torres Rivas
La exgobernadora Ivonne Ortega Pacheco con Francisco Torres Rivas

En las últimas décadas, la compra de tierras ejidales y su regularización, con fines de especulación y su posterior venta con elevadas ganancias, ha sido uno de los negocios predilectos de integrantes de la llamada clase política yucateca y de uno que otro político foráneo con intereses en Yucatán.

Entre ellos sobresalen funcionarios de las dos administraciones estatales anteriores, principalmente de la que encabezó Ivonne Ortega Pacheco.

Te puede interesar:  Políticos con tierras

Personas que ocuparon puestos claves en el quinquenio 2007-2012, con conocimiento de información privilegiada sobre proyectos a desarrollar en el territorio yucateco, incursionaron en el lucrativo negocio de las tierras.

Algunos se asociaron entre sí, otros prefirieron ir solos y unos más se escudaron en los nombres de otras personas para concretar operaciones, incluso más allá de los límites de Yucatán.

Hay quienes, más que acumular grandes extensiones con fines de especulación inmobiliaria, optaron por comprar propiedades aisladas que suman varios millones de pesos.

La capitana al frente

Entre los funcionarios del quinquenio 2007-2012, al frente del grupo de modernos terratenientes está la propia Ivonne Ortega.

Entre las propiedades adquiridas durante su paso por el Palacio de Gobierno y los años que siguieron destaca el tablaje “Paraíso” de Dzemul, con 1,706 hectáreas, y su compra más reciente es de agosto de 2016, cuando era diputada federal:

Se trata del tablaje 5160 en San Crisanto, del municipio de Sinanché, por el cual pagó tres millones de pesos según la escritura.

Es un predio que tiene una superficie de 4,217 metros cuadrados, con vista al mar. En el Sur colinda con la carretera que comunica a San Crisanto con Telchac Puerto

Sus demás propiedades, como hemos publicado, están principalmente en Dzemul, su municipio natal, y Mérida.

Otros que siguieron el ejemplo

Colaboradores de primer nivel de la exgobernadora siguieron el ejemplo de ésta en la compra de tierras, aunque en estos casos sí con fines altamente lucrativos.

Entre ellos están Sergio Bogar Cuevas González, exconsejero jurídico y exsecretario general adjunto del Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

Rafael Acosta Solís, quien fue subprocurador en los primeros meses del quinquenio.

Friedman Peniche Rivero, exvicefiscal y exdirector de Averiguaciones Previas.

Francisco Torres Rivas, exsecretario de Obras Públicas del Estado, exdiputado federal y actual presidente estatal del PRI.

Y Gerardo Eleazar García Acevedo, quien formó parte del equipo de la exmandataria en la Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

Sergio Cuevas se involucró en la compraventa de tierras poco después de que acabó el gobierno de Ivonne Ortega y tiene una empresa del ramo que fue inscrita en el Registro Público de Comercio apenas el 31 de julio de 2018.

Se llama Diseño Urbano del Sureste, Consultores, S.A. de C.V., y su objeto social es la compra, venta y arrendamiento de “todo tipo de bienes inmuebles, así como su fraccionamiento y urbanización y la construcción y edificación de todo tipo de obras habitacionales, civiles o comerciales”.

Puentes, carreteras, excavaciones...

Según su acta constitutiva, también puede, entre otras cosas, hacer puentes, carreteras y excavaciones.

Además puede brindar “consultoría, asesoría y acompañamiento en cuestiones inmobiliarias, jurídicas y contables y la prestación de servicios profesionales de capacitación en las diferentes áreas económicas, jurídicas y contables”.

En el acta constitutiva se indica que el exconsejero jurídico es presidente del Consejo de Administración de la empresa. El secretario es Juan Miguel Castro Alcocer.

Las primeras compras

De acuerdo con datos del Registro Público de la Propiedad consultados por Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, el 26 de mayo de 2013 se escrituró a nombre de Cuevas González el tablaje con número catastral 35327 de Sierra Papacal.

Lo adquirió de más de 40 ejidatarios y empleados —así aparecen en el documento respectivo— que fueron representados por Antonino Cascio González y Guillermo de Jesús Mena Salazar, involucrados en el tráfico de tierras.

Mena Salazar fue funcionario en el gobierno ivonnista y se desempeñó como director jurídico del Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán (Incay) en la administración de Rolando Zapata Bello; es copropietario de más terrenos con otras personas.

Terrenos en Sierra Papacal

El tablaje de Sierra Papacal mide 9,750 metros cuadrados. La operación se pactó, según la escritura respectiva, en un millón setenta y dos mil pesos.

En la misma fecha se escrituró a su favor otro tablaje de Sierra Papacal, el número 35328, con dimensiones idénticas al del tablaje 35327 —9,750 metros cuadrados— y el mismo precio: $1.072,000.

En ambas operaciones intervino la misma notaria pública, María del Carmen Baltazar Arceo. Fue la fedataria favorita de exfuncionarios del ivonnismo.

En terrenos de Sierra Papacal, como se sabe, se levantó el Parque Científico y Tecnológico de Yucatán. La tierra de esa zona es de las más codiciadas.

Pago de una deuda

En inscripción del 9 de julio de 2019 consta que Sergio Cuevas obtuvo como “Dación en pago” (acción de entregar un bien a cambio de saldar una deuda pendiente) de Felipe Ángel Maldonado Solís una parte del tablaje 40021 del ejido Copó, terrenos incluidos en la zona del “filete” urbano de Mérida.

En el documento se establece que Felipe Maldonado, un químico muy cercano al excandidato priista Mauricio Sahuí Rivero, reconoce que tiene un adeudo que liquida con el terreno, de más de dos hectáreas.

La operación se pactó en dos millones setecientos mil pesos.

“En virtud del presente contrato de dación de pago, quedan como propietarios Sergio Bogar Cuevas González e Iván Pasternak Rodríguez Coronado por partes iguales”, se señala en el documento.

Socios de partido y de negocios

El exconsejero jurídico adquirió otras tierras en la zona de Tetiz en copropiedad con sus excompañeros de gabinete y de partido Francisco Torres, Friedman Peniche y Gerardo García.

Tetiz ha acaparado el interés de numerosos especuladores por su cercanía con Hunucmá, en cuyos alrededores se levanta importante zona comercial.

Amplios lotes en Tetiz

Son copropietarios en al menos dos compraventas de amplios lotes en ese municipio, de acuerdo con el Registro Público de la Propiedad:

—Tablaje con número catastral 3426 y una superficie de 126,219 metros cuadrados. El acta respectiva indica que la transacción fue pactada en 127 mil pesos, es decir, un peso por cada metro cuadrado. Se inscribió en el Registro Público el 27 de abril de 2016.

—Tablaje con número catastral 3479, con superficie de 116,917 metros cuadrados. La compraventa se realizó en $117,000, también un peso por metro cuadrado, y fue inscrita el 26 de abril de 2016.

Los demás socios

Junto con Francisco Torres, Sergio Cuevas, Friedman Peniche y Gerardo Eleazar García –este último fue secretario general adjunto del PRI nacional con Ivonne Ortega y responsable del programa “Voto Focalizado” de ese partido en Yucatán– fueron socios en las compras de Tetiz:

Carlos Adrián Sánchez Álvarez, Víctor Manuel Enríquez León y Claudia Cristina Mena Castro. Esta última es hija de Guillermo Mena, quien, como indicamos líneas arriba, fue funcionario en las administraciones de Ivonne Ortega y Rolando Zapata.

Más bienes de “Panchito”

El dirigente priista Torres Rivas adquirió en mayo de 2019 cinco lotes del tablaje catastral 4896 de Praderas del Mayab (etapa 1) en Conkal.

Están marcados con los números 17-A, 18-A, 19-A, 20-A y 21-A y en las escrituras se establece que están bajo el régimen de condominio.

Francisco Torres Rivas, presidente estatal del PRI
Francisco Torres Rivas, presidente estatal del PRI

Oficialmente pagó $134,000 por cada uno —$670,000 en total, al precio que señalan las escrituras— y el notario que avaló las operaciones es Miguel Jesús Sarabia Pérez.

En 2013 —a un año de que llegó a su fin el quinquenio— Torres Rivas adquirió en $435,000 las partes de un predio de Colonia Yucatán, en Mérida, que correspondían a sus hermanos Verónica Ondina y Augusto. Así, él quedó como único dueño.

En próxima entrega ampliaremos la información sobre los políticos involucrados en el negocio de las tierras.

Diputados de la oposición ingresan por la fuerza al Parlamento venezolano

El presidente Andrés Manuel López Obrador ayer en su visita al municipio de Ayala, Morelos, donde lo recibieron a empujones (Notimex)

Tras empujones en Morelos, AMLO descarta tener guardaespaldas