in

Principales accionistas

Un aspecto de los trámite de créditos de nómina a los derechohabientes del Isstey durante la administración estatal de Rolando Zapata Bello

Consorcios, los beneficiarios de una privatización

Los principales accionistas de la empresa CXKQ, S.A de C.V., propietaria de la mayoría de las acciones de Grupo Kelq, una de las compañías que participa en la privatización de los créditos del Isstey, son importantes consorcios financieros de Yucatán, Tabasco, Veracruz y Nuevo León, según datos obtenidos por Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia.

Como hemos informado, Grupo Kelq, S.A.P.I. de C.V., una Sofom y Entidad No Regulada, junto con Posiciones Estratégicas en Cartera (que sustituyó a Promotora de Sistemas de Información, S.A.P.I. de C.V., ambas de Grupo Escorfín) y Dinerito Audaz, S.A.P.I. de C.V., otorgan créditos de nómina a los derechohabientes del Isstey, en una operación iniciada en la administración de Rolando Zapata Bello —considerado como un negocio redondo—, que en diciembre de 2018 manejaba una cartera crediticia de 773 millones 672 mil 625 pesos.

El gobierno anterior nunca informó públicamente de su intención de transferir la entrega de los créditos de nómina a empresas privadas, que es una obligación del Isstey establecida en la Ley de Seguridad Social para los Servidores Públicos del Estado de Yucatán, de sus Municipios y de los Organismos Públicos coordinados y descentralizados de carácter estatal.

Hasta el momento, por ejemplo, no se conocen los convenios que esas empresas habrían firmado con el Isstey y con su entonces director Ulises Carrillo Cabrera, identificado como el “cerebro” de esa maniobra, ni los criterios que se siguieron para seleccionar a esas compañías.

En la entrega anterior de este informe publicamos que CXKQ posee 83,451 acciones de un total de 83,453 de Grupo Kelq y que los otros accionistas son Ricardo Kelleher Mantecón y Arturo Quirarte Dayarse, con una acción cada uno.

Nuevas averiguaciones de Central 9 hechas en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio, revelan que CXKQ se fundó el 21 de octubre de 2015 en Mérida, como Conexión Yucateca S.A.P.I. de C.V., por José Juan Vázquez Basaldúa, Henry Boyancé Rivero y Luis Alberto Quijano Axle, con mil acciones cada uno. Poco después, Vázquez Basaldúa salió de la sociedad y el 31 de octubre de 2016, CXKQ cambió de nombre a Grupo Dinercap S.A.P.I. de C.V.

En diciembre de ese año, el capital social de esta compañía ascendía a 125 millones 150 mil pesos, correspondientes a 125,150 acciones con un valor nominal de mil pesos cada una. Éstas se distribuían en dos series, A y B, que en su conjunto valen 585 millones de pesos.

Acciones vendidas

Para esa fecha, sin embargo, solo estaban vendidas 150 acciones de la clase I de la serie A y 125,000 acciones de la clase II de la misma serie. En los dos casos, los poseedores de esos títulos tienen derecho a voto.

De acuerdo con la información recabada, la estructura accionaria de Dinercap, dueña de Grupo Kelq, se divide así: acciones de la serie A, clase II: Inmobilia Capitali, S.A. de C.V, 50,000 acciones (equivalentes a 50 millones de pesos); Grupo Autosur, S.A. de C.V. (distribuidor de Nissan y otras marcas de vehículos en Yucatán y en el Sureste, representada por Manuel Calcáneo Gutiérrez), 25,000 acciones; Arturo Quintanilla Hayek, importante empresario del sur de Veracruz, 25,000 acciones, y Bolio Investments, S. de R.L. de C.V., también con 25,000 acciones.

Como accionistas de la serie A, clase I, figuran Henry Boyancé Rivero y Luis Alberto Quijano Axle, con 75 acciones cada uno.

Los principales accionistas de Inmobilia Capitali, una empresa promotora de millonarios desarrollos inmobiliarios en Mérida y la Península, son Roberto Miguel Kelleher Vales, Emilio Díaz Castellanos y José Millet Palomeque.

Autorización

El 10 de agosto de 2018, cinco semanas antes de terminar su gestión, el entonces gobernador Zapata Bello autorizó la venta a esa empresa del tablaje catastral 18,209, en el kilómetro 41 de Periférico Sur, a un lado de Bodegas Yucatán, con 40,000 metros cuadrados de superficie, 653 metros de construcción y 64 metros lineales de frente al Anillo Periférico.

En ese terreno funcionaba el vivero de cítricos de la Secretaría de Desarrollo Rural y el Departamento de Pozos de esa dependencia e Inmobilia Capitali, S. A. de C. V., pagó $84.500,000 al gobierno del Estado por ese terreno, a razón de $2,112.5 el metro cuadrado. La empresa informó que planeaba construir allí un complejo de bodegas.

Bolio Investments, por su parte, es una sociedad formada en Monterrey, Nuevo León, el 19 de agosto de 2014, con un capital social mínimo de 16 millones de pesos, y cuyo principal accionista es el yucateco Hugo Bolio Arceo. Continuará.— HERNÁN CASARES CÁMARA

Vacuna contra el cáncer de piel

La Segey aclara: no hay cuotas obligatorias para padres de familia