in

Convenio por las trabajadoras del ramo doméstico

Elizabeth Fuentes López

“Cualquier ciudad tiene problemas, pero los retos y desafíos nos dan dos posturas: o se ven y se asumen o se visibilizan y se vuelven indiferentes; nosotros aquí estamos haciendo lo correcto”, afirmó el alcalde Renán Barrera Concha.

En el marco de la firma de un convenio de colaboración con la asociación civil “Jade Propuestas Sociales y Alternativas al Desarrollo”, el primer edil refrendó su compromiso para que desde el Instituto Municipal de la Mujer (IMM) se prepare una agenda conjunta para avanzar hacia la atención e impulso de la protección de los derechos humanos de las trabajadoras del hogar.

También la elaboración y difusión de material a modo de guía y protocolo de cuidados ante el Covid-19 en español y en maya, así como construir un padrón de trabajadoras del hogar que laboran en el municipio.

Mérida reconoce y valora el esfuerzo participativo de la sociedad civil porque precisamente eso nos habla de una ciudad humana, comprometida con sus grupos vulnerables, una Mérida solidaria y generosa que antepone el bien común como premisa fundamental para continuar siendo una ciudad pacífica, segura y disfrutable, aseveró Barrera Concha, informa un comunicado.

“Si algo asume uno como responsabilidad al frente de una comunidad altamente participativa, crítica y exigente, es el apoyarnos en personas de buena fe que tienen objetivos sumamente claros, que en este caso es visibilizar el trabajo, las necesidades y la vulnerabilidad de ciertos sectores sociales”, dijo.

La directora de Jade Sociales, Raquel Aguilera Troncoso, agradeció al presidente municipal por sumarse a estas acciones para hacer notar la invisibilidad que han sufrido las mujeres que prestan servicio doméstico en los hogares.

También informó que en Yucatán, con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2020 se reportó que 53,000 personas se dedican al trabajo doméstico remunerado, de las cuales el 80% son mujeres, de ahí radica la importancia de este convenio de colaboración con la Comuna.

“Estas cifras son relevantes porque el diagnóstico que hicimos el año pasado, del impacto del Covid en la vida de las trabajadoras del hogar, el 75% nos comentó que laboraban en Mérida, es por eso el interés de estar con ustedes trabajando en este tema”, mencionó.

El padrón voluntario de trabajadoras es único en su tipo; es decir, que primero se establezca en Mérida, es una aportación innovadora desde un enfoque de derechos humanos. Conocer quiénes son, dónde están y que conozcan sus derechos laborales nos permitirá desde Mérida decir que el convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) no se quede en el papel, añadió.

Barrera Concha remarcó que en este censo Mérida tiene que entrar con el pie de derecho acorde a las normas internacionales, a los cambios legislativos y a los retos que hoy representa defender a un sector que está desprotegido.

“Estamos viendo de frente y visibilizando este asunto porque una de las cosas que compartimos es que no podemos ser indiferentes al dolor ajeno, sobre todo los que tenemos una responsabilidad pública”, indicó.

De esta manera, el alcalde refrendó su compromiso de que, desde el IMM, se prepare una agenda conjunta para avanzar más rápido hacia la atención a este tema de manera más puntual.

En la firma, que se realizó de manera virtual, también participaron Diana Canto Moreno, síndica municipal; Ana Gabriela Aguilar Ruiz, regidora presidenta de la comisión de Igualdad de Género; Elizabeth Fuentes López, secretaria técnica del IMM, y Mauricio Hernández, coordinador de Investigación de Jade Propuestas Sociales y Alternativas al Desarrollo.

Acuerdo Instituto Municipal de la Mujer

El Ayuntamiento concretó un convenio de colaboración con la asociación Jade Sociales.

Datos de trabajadoras

La directora del IMM, Fabiola García Magaña, dijo que este convenio se realiza con miras a apuntarle a la participación ciudadana y recabar información para dimensionar las afectaciones socioeconómicas al trabajo doméstico remunerado, y con ello esbozar un diagnóstico sobre las situaciones y retos que enfrenta la trabajadora del hogar.

Padrón

Esta es la primera vez que el municipio de Mérida contará con un padrón de esta magnitud para apoyar a las mujeres que están trabajando en los hogares lo que permitirá, con esta herramienta, seguir apuntalando esta política pública, explicó.

Incomoda la reforma energética