in

Convocan a un mejor entorno

Javier Becerril García

Financiamiento a 14 proyectos en el territorio estatal

Mediante una iniciativa enfocada a la promoción del cuidado del medio ambiente, las universidades autónomas de Yucatán (Uady), Campeche (UAC), la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) y The Nature Conservancy (TNC) crearon el Fondo Climático de la Península de Yucatán (FCPY), asociación civil de alcance regional.

Así se otorgarán apoyos a 47 proyectos orientados al ecoturismo, manejo forestal y apicultura, así como procesos de negociación para la inclusión de mujeres a la posesión de la tierra.

En el marco del proyecto “Conservación dirigida por las comunidades en paisajes de bosques tropicales”, liderado por TNC y socio del FCPY, en mayo pasado se abrió la convocatoria a ejidos y comunidades con recursos forestales, grupos de trabajo de mujeres y jóvenes, asociaciones u organizaciones legalmente constituidas, entre otros; para participar en el proceso de selección y obtener apoyo financiero para sus proyectos.

Esta vez TNC México donó al FCPY 4 millones 800 mil pesos para financiar 47 nuevas iniciativas sociales, indica un comunicado.

En esta primera convocatoria se recibieron 125 proyectos, de los cuales seleccionaron 47 distribuidos en toda la Península, 14 pertenecen a Yucatán.

Sobre éstos, representantes firmaron un convenio para la entrega periódica del recurso, conforme los avances; la realización de los proyectos deberá durar 10 meses como máximo.

Javier Becerril García, profesor investigador de la Facultad de Economía, manifestó que por su alcance regional y su esquema de gobernanza, es una iniciativa única en su tipo en el país.

“El objetivo de la FCPY es construir una plataforma de financiamiento que, por un lado, integre y administre recursos de diversas fuentes y, por otro, los distribuya de manera eficiente y transparente entre proyectos de mitigación y adaptación de cambio climático en la Península”, puntualizó.

En ese sentido, destacó las líneas de acción que manejan, entre ellas: EDD+: reducir la degradación y deforestación mediante actividades económicas sustentables y el manejo integrado de suelos; Adaptación, fortalecer de la resiliencia económica y social, de las herramientas para la adaptación del ecosistema para hacer frente a los impactos del cambio climático.

A la par: Agua, mejorar el manejo de los recursos hídricos considerando los escenarios del cambio climático y sus impactos en la región, por mencionar algunas.

Por otra parte, Becerril García destacó que para el monitoreo de los avances, la Facultad de Economía de la Uady creó la “Unidad de Análisis Económico y Sustentabilidad” que mediante estudiantes de servicio social, así como de prácticas profesionales, se encargarán de realizar el seguimiento y evaluación de impacto de cada proyecto social.

“Es un claro ejemplo de un escenario real de aprendizaje donde la universidad con sus profesores, estudiantes y los propios pobladores generan escenarios significativos que fortalecen al Modelo Educativo para la Formación Integral (MEFI), que tiene como base el impulso de la participación social para alcanzar los objetivos”.

Esto es un claro ejemplo del compromiso de responsabilidad social que persigue la Universidad con este tipo de iniciativas, que a mediano y largo plazo buscan incidir en el diseño y establecimientos de políticas públicas dirigidas a las poblaciones que siguen viviendo en condiciones de mayor vulnerabilidad.

Los Raptors se proclaman campeones de la NBA y hacen historia

Cartón de Tony: Mándalos a volar