in

''Mal precedente''

Obras del Tren Maya en Maxcanú. Fonatur sigue sin acatar la sentencia de suspensión de esos trabajos

Cuestionamientos a Fonatur por no acatar sentencias

Los promoventes de los amparos que derivaron en una orden judicial de suspensión definitiva de los trabajos del Tren Maya en Yucatán consideraron que Fonatur es el directamente responsable del incumplimiento de este mandato del Poder Judicial de la Federación.

El Juzgado Cuarto de Distrito en el Estado concedió tres suspensiones definitivas en contra del tren, según informaron el 17 de marzo pasado las organizaciones Múuch Xíinbal, Chun Taan y el equipo Indignación, por considerar que existe incertidumbre sobre el verdadero impacto del proyecto.

Las asociaciones defensoras del territorio maya promovieron los tres amparos contra la aprobación del Manifiesto de Impacto Ambiental de la Semarnat para los trabajos del tramo 3, que abarca 172 kilómetros desde Calkiní, Campeche, hasta Izamal, Yucatán.

Antes, el 21 de enero de 2021, el Juzgado Tercero de Distrito también concedió la suspensión definitiva al colectivo Kanan Derechos Humanos, lo que legalmente impedía a Fonatur y las empresas contratistas realizar trabajos nuevos en los municipios de Chocholá, Mérida e Izamal, pero esto no se cumple.

Como publicamos, el sindicato Catem, por medio de su secretario de infraestructura, Raúl Uribe Soria, reveló el lunes pasado que no ha suspendido los trabajos de compactación y preparación de las vías donde se asentarán las rieles del Tren Maya, mientras no reciban alguna orden de parar no se detendrán.

También deslindó al sindicato y responsabilizó a Fonatur de este tema jurídico.

“Efectivamente, los demandados son Fonatur y la Semarnat, la Catem no tiene ninguna responsabilidad ante la ley, no está en la demanda, ellos son mano de obra. Quien está incumpliendo con la suspensión definitiva es Fonatur y esto es peligroso para el país”, señaló el profesor Pedro Uc Be, integrante de la Asamblea por la Defensa del Territorio Maya Múuch Xíinbal, que promovió los tres amparos.

“Es peligroso para la democracia este desacato de Fonatur al Poder Judicial de la Federación, pero viendo lo que sucede en las candidaturas, el forcejeo que hay contra el INE y cómo se alienta desde el Palacio Nacional la violación al Estado de derecho, al cambio de la ley por unos pesos mexicanos, no era de esperarse que el gobierno federal cumpla con la ley”.

En opinión del profesor de literatura, Fonatur humilla al Poder Judicial y a los jueces federales que otorgaron la suspensión definitiva de los amparos contra el proyecto del Tren Maya, por lo que los abogados y las comunidades afectadas ya analizan la promoción de una queja ante los juzgadores por el incumplimiento de sus propias sentencias.

“Es una franca violación a lo estipulado por la ley de amparo y podría generar una causa penal, el Poder Judicial debe ver con seriedad que cumplan su sentencia”, reiteró. “Están sentando un mal precedente, y es peor todavía porque dejan ver que la aplicación de la ley es cuando les conviene y no se aplica cuando hay intereses de arriba”.

“Este desacato es peligroso para el equilibrio de los poderes, el Poder Judicial es el contrapeso del Ejecutivo y el Legislativo, si no se le respeta, no sabemos qué tipo de gobierno tenemos”.

“Lo que proyecta a la sociedad es que el Poder Ejecutivo federal está avasallando a los poderes Judicial y Legislativo y cuando esto sucede hay riesgos para el país, para la democracia y deja en estado de indefensión a los ciudadanos”.

Sobre este mismo tema, el abogado Jorge Fernández Mendiburu, quien litiga los juicios de amparo, consideró que el incumplimiento de las suspensiones definitivas de los amparos es una muestra más del desprecio que tiene el gobierno federal a las instituciones.

Para él como litigante, es evidente que hay una afrenta y una burla al Poder Judicial de la Federación.

Igual exhortó a este poder autónomo que tome cartas para hacer efectivas sus sentencias porque hay violaciones a la ley que están acreditadas con la confesión pública de que no se han detenido los trabajos del Tren Maya, aun cuando lo mandatan los jueces.

“Los jueces tienen facultades para aplicar sanciones administrativas y carcelarias cuando alguien pone en entredicho la legalidad y el incumplimiento de alguna sentencia”, indicó. “Estamos preparando un recurso incidental de incumplimiento de las sentencias de amparo, pero los jueces tienen sus propias herramientas para hacer cumplir sus resoluciones”.— Joaquín Chan Caamal

Tren Maya Desacato

Fonatur insiste en ejecutar obras del tren a pesar de la suspensión judicial dictada.

Corrupción

Más allá del desacato de Fonatur, se indicó, lo que preocupa en las esferas del Estado de derecho es el autoritarismo del gobierno federal porque pasa por encima de los poderes y se incumple la promesa del presidente (Andrés Manuel López Obrador) que cumpliría la ley, que combatiría la corrupción; lo que se ve es la vulneración del estado de derecho, que también es un acto de corrupción porque sigue beneficiando a los constructores del proyecto.

Pruebas

El abogado Jorge Fernández Mendiburu informó que todavía no fijan fechas para las audiencias constitucionales de los tres amparos concedidos y están en la fase de aportación de pruebas periciales y peritajes, que elabora un cuerpo colegiado de especialistas y se desahogará en un mes y medio o dos meses. La contraparte también podría aportar ese tipo de estudios ambientales.

Candidato niega ayuda a víctima de su mascota

El infierno de Pete Rose