in ,

"Muy debatible la asignación del museo de Progreso a una empresa foránea

Raúl Aguilar

CMIC apoyará a quienes presenten inconformidades

Infraestructura

Raúl Aguilar Baqueiro, presidente de la delegación Yucatán de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), calificó de “muy debatible” el fallo de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) que asignó a una empresa de Jalisco la construcción de un museo frente al malecón de Progreso y ofreció “todo el apoyo institucional” a cualquier constructora local que desee inconformarse con el proceso de licitación.

El dirigente recordó que el viernes pasado se conocieron de manera oficial los resultados de la licitación. “Desafortunadamente, y a pesar de que más de ocho empresas yucatecas participaron en ese proceso, será una empresa del centro del país la que hará el proyecto”, enfatizó.

Insistió en que la resolución es muy debatible porque hay empresas yucatecas que presentaron propuestas muy competitivas y acreditaron toda la capacidad para desarrollar esa obra, “e incluso obras con una magnitud cinco veces mayor que la que se estaba licitando”.

Aguilar Baqueiro hizo hincapié en que una empresa local presentó una propuesta económica de casi medio millón de pesos menos que la ganadora, pero fue descalificada “con argumentos muy cuestionables y poco creíbles”, además de que no se consideró en ninguna parte del análisis de las propuestas el efecto positivo que tendría una derrama de 100% en compañías locales.

La empresa a que se refirió el presidente de CMIC Yucatán es, como publicamos, Idimsa. Su oferta fue de $60.932,521, más baja que la de la compañía ganadora, Grupo Constructor de la Región.

Ayer mismo trascendió que por lo menos una empresa yucateca se inconformará contra la resolución ante la Secretaría de la Función Pública.

El ingeniero Aguilar no se refirió a este punto, pero, a insistencia nuestra, recalcó que la Cámara está dispuesta a brindar “todo el apoyo institucional a cualquier empresa afiliada” que esté considerando alguna inconformidad por el proceso de adjudicación de esa obra o de otras bajo el control de la Sedatu.

“Buscaremos un canal de comunicación con las autoridades federales para manifestar de manera directa nuestra preocupación sobre la manera en que se están desarrollando (esos procesos) y los criterios que se están aplicando al no considerar el impulso económico que daría el hecho de que una empresa local ejecute la obra”, apuntó.

El presidente de la delegación local de la CMIC confirmó que anteayer se llevó al cabo en las oficinas centrales de la Sedatu, en Ciudad de México, otra licitación de un paquete de cinco obras más para Progreso, que en su conjunto representan una inversión de aproximadamente 100 millones de pesos. Son obras que se harán en la zona del malecón internacional y mañana se conocerá el dictamen.

“De nuevo observamos una muy buena presencia y la participación de más de ocho empresas yucatecas que presentaron propuestas económicas muy competitivas”, abundó. “Creemos que cuentan con todo lo necesario para ejecutar esas obras sin contratiempo”.

Añadió que la Cámara estará muy atenta de la evolución de este proceso, “siempre apoyando institucionalmente a nuestros afiliados y promoviendo la transparencia”, y dijo que espera que se valoren adecuadamente y con criterios homogéneos todas las propuestas, “porque de ser así, estamos seguros que la obra sería ejecutada por manos yucatecas”.

En la página 10 ofrecemos información sobre este proyecto de la Sedatu.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Menos, pero no ganó

La delegación de la CMIC recuerda que 8 constructoras locales participaron en la licitación del museo de Progreso. Una de ellas presentó una propuesta económica de casi medio millón de pesos menos que la ganadora, pero fue descalificada “con argumentos cuestionables y poco creíbles”.

Trasladan a nueve pacientes más al hospital temporal Siglo XXI