in ,

Cumplen un gran anhelo

Uno de los niños que ayer fueron entregados a sus nuevas familias en sencillo acto del DIF Yucatán

Dos pequeños ya están en el seno de su nueva familia

Dos niños, uno de 10 años de edad y otro de ocho, cumplieron ayer uno de sus más grandes anhelos: tener una familia; como ellos, desde octubre de 2018 se han integrado a una vida en familia 369 infantes y adolescentes, con el respaldo del gobernador Mauricio Vila Dosal.

La directora del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Yucatán, María Cristina Castillo Espinosa, señaló que esta cifra histórica es posible gracias a que se agilizaron los trámites necesarios para resolver oportunamente la situación jurídica de los menores, y a la puesta en marcha del programa de Redes Familiares, en marzo del año pasado.

“Desde el inicio de este gobierno, tenemos un objetivo muy claro: garantizar el respeto a los derechos de la niñez y adolescencia para que tengan una vida plena y feliz; por ello, estamos trabajando incansablemente para brindarles un entorno familiar sano”, aseguró.

La funcionaria indicó que, bajo el proceso de adopción, se ha integrado a 119 niñas, niños y adolescentes, en tanto que por medio de Redes Familiares, 250 infantes que se encontraban en diferentes centros de asistencia fueron entregados a sus hogares.

Bajo estrictos protocolos de higiene y prevención de Covid-19, los dos niños fueron adoptados por sus respectivas nuevas familias. “Este momento ha sido el mejor de nuestras vidas; hoy, estamos consolidando lo que tanto queríamos: formar un hogar con nuestro hijo”, expresó uno de los papás.

Por su parte, la titular de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (Prodemefa), Teresita Anguas Zapata, comentó que la dependencia está impulsando las acciones necesarias para que más infantes puedan disfrutar de una vida plena, con un círculo que les guíe y oriente, informó un comunicado.

Señaló que Redes Familiares se puso en marcha para que niños y adolescentes que fueron separados de entornos no favorables y quedaron bajo la tutela pública en los Centros de Asistencia Social, puedan vivir bajo la guarda y cuidados de su familia extensa o ampliada, ya que se les prioriza como proveedoras de un hogar y cuidados.

Un equipo de trabajo social, psicológico y jurídico de la Prodemefa se encarga de buscar a los parientes idóneos que ofrezcan las mejores atenciones; estos esfuerzos han incluido la coordinación con otros estados para la localización y valoración de idoneidad de estas personas, así como el seguimiento oportuno de cada caso.

Esta sinergia entre autoridades ha permitido integrar infantes en Chiapas, Campeche, Quintana Roo, Estado de México, Veracruz, Baja California y Tamaulipas. “Para seguir transformando Yucatán, debemos seguir fortaleciendo a las familias, generando su unión y un ambiente propicio para el desarrollo de niñas, niños y adolescentes”, puntualizó.

Aunado a las acciones en materia legal, la Procuraduría renovó las instalaciones del Departamento de Adopciones, a fin de que quienes acudan a solicitar informes sobre el proceso o a realizar algún trámite, tengan espacios más cómodos y adaptados a los lineamientos de prevención de covid-19.

Redes Familiares

María Cristina Castillo dijo que Redes Familiares se puso en marcha para que niños y adolescentes que fueron separados de entornos no favorables y quedaron bajo la tutela pública en los Centros de Asistencia Social, puedan vivir bajo la guarda y cuidados de su familia extensa o ampliada, pues se las prioriza como proveedoras de un hogar y cuidados.

Juanpa Zurita confunde la Covid-19 con la influenza