in

Del socialismo chavista no queda nada, afirma exalcalde venezolano

Visita del doctor Fortunato González Cruz (derecha) a Mérida, Yucatán, en enero de 2000: lo acompañan, en el orden habitual, Ricardo Bello Bolio, secretario técnico del Plan Estratégico de la capital yucateca; José Pérez Garrido, cronista de la Mérida española, y el presidente municipal anfitrión Xavier Abreu Sierra (Megateca)

Confianza en que le irá mejor a los venezolanos

En esta segunda parte de la entrevista con Diario de Yucatán, el doctor Fortunato González Cruz habla también de sus expectativas sobre la democracia venezolana.

“Por lo menos tengo mucha esperanza de que tengamos capacidad de diálogo, de entendimiento para llegar a un gran acuerdo y sobre la base de la misma Constitución que tenemos, porque el problema no son las leyes, son las personas; el problema no son las instituciones, las instituciones están allí, pero las secuestran las personas”.

“Tendríamos que hacer un gran esfuerzo en este 2021 porque la revolución socialista, la revolución del siglo XXI, todo ese socialismo del siglo XXI fue masacrado después de la muerte de Chávez. De ese socialismo chavista ya no queda nada; entonces, sí hay posibilidades de que este año nosotros tengamos una muy sólida base para avanzar hacia el futuro. Tenemos que aprender a amar, amar más, como decía Armando Manzanero, hay que amar más, hay que poner el corazón en las cosas”, agrega.

El jurista tiene confianza en que los siete millones de venezolanos que salieron del país por los problemas políticos y económicos causados por el actual régimen dictatorial regresen cuando la situación del país mejore. “Venezuela tiene 30 millones de habitantes y se han ido siete millones, aunque algunos dicen que son 10 millones de emigrantes”, señala.

“Venezuela jamás fue un país de emigrantes, siempre fue un país de inmigrantes, y de repente, en 10 años, se convirtió en un país de emigrantes. Los venezolanos estamos en todas partes del mundo.

"Gracias a Dios que antes hubo buena formación académica, científica e intelectual, y nuestras oleadas de emigrantes en general están desarrollando su profesión en casi todas las partes del mundo. No está la mayoría en Estados Unidos, como ocurre con Centroamérica; los venezolanos han emigrado a Suramérica, México, Canadá, Europa, Australia... aprovechan las redes donde el emigrante logra colocarse para ejercer su profesión, no entran a un trabajo marginal, sino en un trabajo que lograron con la democratización de la educación.

“La educación en Venezuela fue gratuita en todas las etapas, incluso las universidades, y los estudios al exterior para educarse, obtener especialidades, doctorados, maestrías... esa masa intelectual está rindiendo frutos en otros países, ellos volverán cuando esta situación se arregle”.

Primer alcalde elegido democráticamente

El doctor González Cruz fue el primer alcalde electo por votación popular con nombre y apellido en Mérida, Venezuela, en 1990.

Cuando fue candidato a la alcaldía se comprometió a continuar con el acuerdo y los encuentros de las Méridas del mundo. En una visita que realizó a Madrid al embajador que había estado en México ofreció impulsar esta relación trinacional.

Fue mi mejor experiencia como alcalde, una experiencia de enriquecimiento muy grande"

Dr. Fortunato González Cruz, exalcalde de Mérida, Venezuela

Antes de ganar la alcaldía fue profesor universitario, pero para llegar a ese nivel empezó como cobrador del aseo urbano, vendía artículos en la calle para ayudar al gasto familiar, al igual que su hermano gemelo Francisco, cuya entrevista ya publicamos.

No tuvo necesidad de beca educativa porque los estudios eran gratuitos, pero combinó el trabajo con el estudio y por ello estudió su bachillerato de noche. Lo más insólito que le pasó es que ganó la alcaldía de Mérida sin ser de esa ciudad, porque él pertenece al estado de Trujillo.

“Fue una experiencia hermosísima y vertiginosa, muy agradable”, recuerda. “Presidí la asociación de alcaldes de Iberoamérica, de manera que eso me nutrió mucho de conocimientos. No fui un improvisado, gracias a Dios y a mi pueblo que me votó. No fui por un partido, sino que tuve el respaldo de varios partidos y de los merideños que se enamoraron de mí”.Su  mandato como alcalde fue de 3 años y tenía la opción de una reelección por el mismo período. Hoy el cargo es de 4 años y una reelección por un tiempo indefinido, por esas cosas de la revolución bolivariana.

Visita a Yucatán

Recuerdos del doctor González Cruz cuando estuvo en esta región

"Lo primero que hice fue visitar en compañía de antropólogos las zonas arqueológicas mayas, fui con un sacerdote magnífico para conocer el convento de Izamal, fui a Maní, todo eso me nutrió muchísimo y por eso en los encuentros de las Méridas trajimos antropólogos, sacerdotes, al arzobispo de Yucatán, y nuestro arzobispo fue para allá".- (CONTINUARÁ)

El mundo registra la peor cifra de mortalidad diaria por Covid

A revivir la colaboración entre las Méridas del mundo