in

Los cinco feminicidas con más años de condena en Yucatán

¿Quiénes son los cinco feminicidas con las sentencias más elevadas en Yucatán?

Hace 215 años nace Benito Juárez García, uno de los personajes más importantes de la historia de México, el 21 de marzo de 1806 en San Pablo Guelatao, Oaxaca.

Y, ¿qué relación tiene la efeméride del "Benemérito de las Américas" con un quinteto de personas sentenciadas en Yucatán por cometer un homicidio en razón de género?

Dos siglos, una década y un lustro suman los años de las condenas de cinco de los procesados en la entidad por el delito de feminicidio.

¿Cuál es el significado o concepto de feminicidio?

Según el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio de México, el feminicidio o femicidio se refiere al asesinato de mujeres por hombres, motivados por la misoginia y el sexismo.

La denuncia de los casos de feminicidio de las mujeres de Ciudad Juárez en 1993 marcaron el precedente en la visibilización de este delito en el ámbito nacional e internacional.

En noviembre de 2009 la Corte Interamericana de Derechos Humanos dicta el primer fallo internacional sobre feminicidio al hacer responsable al Estado mexicano por la falta de diligencia en las investigaciones relacionadas a la desaparición y asesinato de Claudia Ivette González, Esmeralda Herrera Monreal y Laura Berenice Ramos Monárrez en el conocido como Caso Campo Algodonero.

México es el primer país en que se propuso la tipificación del delito de feminicidio y lo incorpora en el Código Penal Federal en 2012.

En el Diccionario de la Real Academia Española la definición de feminicidio es: "Asesinato de una mujer a manos de un hombre por machismo o misoginia".

También puedes ver: Suprema Corte fija norma para los feminicidios

El femicidio se tipifica en el artículo 394 del Código Penal de Yucatán, en el que se cita: "Comete el delito de feminicidio quien dolosamente prive de la vida a una mujer por razones de género".

Se considera que existen razones de género, cuando concurra alguna de ocho circunstancias. Entre las más relevantes, que la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo, previas o posteriores a la privación de la vida.

También, cuando hay antecedentes de violencia familiar, laboral o escolar, motivada por razones de género y existió la pretensión infructuosa del sujeto de establecer o restablecer una relación de pareja o de intimidad con la víctima.

Además, si hubo entre el agresor y la victimaria una relación sentimental, afectiva o de confianza.

¿De cuántos años es la máxima pena por feminicidio?

Aunque el delito de feminicidio se incorpora formalmente al Código Penal de Yucatán el 30 de abril de 2013, el Congreso del Estado lo incluye entre los delitos graves el 19 de marzo de 2014 y la reforma se publica oficialmente el 1 de abril del mismo año.

Con esa medida se repara la omisión que impedía reconocer los asesinatos por razones de género y se abandona la errónea catalogación de "crímenes pasionales".

Si entre el feminicida y la víctima existió una relación de parentesco por consanguinidad en línea recta, o laboral, docente o sentimental, según la norma se impondría una pena máxima de 50 años de prisión.

Sin embargo, el 29 de julio de este 2021, el Congreso estatal aprueba una pena mínima de 50 años de prisión y una máxima de 65 años para castigar el delito de feminicidio en menores de edad, al modificarse el Código Penal del Estado y la Ley local de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Te puede interesar: Mayor castigo a feminicidas; el Congreso local aprueba cambios al Código Penal

Nueve años años de feminicidios en Yucatán

De diciembre de 2014 al 18 de octubre de este 2021, en Yucatán se registran 47 feminicidios, de acuerdo con estadísticas oficiales y de los organismos Agenda de las Mujeres para la Igualdad Sustantiva en Yucatán y Mujeres sin Maquillaje.

La referencia es a partir de noviembre de 2014, cuando se aprueba el protocolo para la investigación y se tipifican los asesinatos a mujeres por razón de género.

Con las reformas a la ley, el primer feminicidio ya con sentencia se registró el 17 de diciembre de 2014. La víctima fue Marta Eugenia Martínez Ávila, y su asesino Felipe de Jesús García Sánchez. Después de un proceso por juicio oral se le condenó a 35 años de cárcel.

En 2015 se reportaron cuatro feminicidos; siete en 2016; nueve en 2017; de nuevo siete en 2018; tres en 2019 y 12 en 2020, hasta ahora el año con mayor número de asesinatos con esa categoría.

Hasta el 19 de octubre de este 2021, la Fiscalía General del Estado reconoce cuatro feminicidios.

Feminicidios de 2014 a 2021 Yucatán

Femicidio y pena vitalicia a mexiquense

La muerte violenta de mujeres es un lastre social que no sólo es privativo de Yucatán, este tipo de crimen cobra relevancia nacional por la sentencia vitalicia que se impuso el 12 de octubre pasado a José Juan Hernández Tecruceño, culpable del feminicidio de Fátima Varinia, de 12 años de edad.

El asesinato lo cometió el 5 de febrero de 2015 en la comunidad La Lupita Casas Viejas, Lerma, Estado de México, en complicidad con otros dos sujetos, entre ellos un menor de edad, también sancionados con cárcel.

El castigo inédito contra el agresor mexiquense, equivalente a cadena perpetua, hace que cobre relevancia las condenas de los cinco feminicidas en Yucatán que recibieron altas penas de prisión, incluso uno la máxima, entonces vigente, por el delito de asesinatos en razón de género.

Te interesaría ver: Prisión vitalicia para asesino de Fátima, una niña de 12 años

Las sentencias más altas para quinteto de femenicidas

Con datos proporcionados por los Juzgados de control y Tribunales de juicio oral del Poder Judicial de Yucatán, los feminicidas con más altas condenas en la entidad son cinco, con penas que van de 50 a 40 años de cárcel.

Uno de los sentenciados es el que purgará la máxima sanción que establecía el Código Penal del Estado, antes de su modificación en julio de este 2021, con medio siglo en prisión.

Otro de los cuatro feminicidas restantes recibe una resolución carcelaria de 45 años y los restantes de 40, respectivamente.

Los dos que reciben las mayores penas cometieron el delito en 2017, uno en 2018 y los dos últimos en 2020, precisamente durante los meses más álgidos del confinamiento por la pandemia del coronavirus en territorio yucateco.

Martín Medina Sonda, medio siglo de cárcel en Yucatán

El 27 de marzo de 2017 queda grabado en la comunidad yucateca el feminicidio de Emma Gabriela Molina Canto. No sólo se trata de uno de los crímenes en razón de género más emblemáticos, sino el que marca la pauta, por exigencia social, de cambios importantes en las normas jurídicas y castigos ejemplares.

Aunque los asesinos materiales de la licenciada en Admistración de Empresas y madre de tres hijos son los tabasqueños Jonathan Mézquita Ávalos y Óscar Miguel López Tobilla, la justicia demostró que el autor intelectual es Martín Alberto Medina Sonda, su exesposo.

Antes de caer abatida por 17 puñaladas a escasos metros de la entrada a su casa, en el fraccionamiento San Luis de Mérida, Emma Gabriela, entonces de 43 años de edad, padeció una implacable persecución y hostigamiento del que planeó su artero asesinato.

Crónica de un homicidio anunciado

Después de su matrimonio con Medina Sosa, a partir de 2007, Emma Gabriela sufre junto con los tres hijos de la pareja durante 16 años violencia física, psicológica, económica y patrimonial de su marido.

A pesar de que en 2012 logra el divorcio y la custodia de sus hijos del entonces alto funcionamiento del gobierno de Tabasco, el acoso de Medina Sonda contra su exesposa no cesa, al contrario de vuelve más insisiva y agresiva.

Por ejemplo, el 25 de mayo de 2012 Emma es secuestrada de Yucatán por agentes judiciales de Tabasco, entidad a donde se le traslada, bajo falsos cargos de robo de autos.

Aunque recupera la libertad, sus hijos son raptados por el progenitor, y así sigue una larga lucha de denuncia, acoso judicial, y amenazas.

Se ensañan con la familia de Emma Gabriela

A pesar de que Emma vive escondida, ante el temor de ser atacada de nuevo por enviados de su exesposo, nunca deja de denunciar el rapto de sus hijos. En 2014 la Procuraduría General de la República logra rescatar a los menores, y detener a Medina Sonda.

Sin embargo, las amenazas abiertas en contra de Emma Gabriela y su familia no se detienen y culmina en su crimen, perpetrado por dos sicarios contratados por su excónyuge, quien planea todo desde la penitenciaría de Tabasco, donde a partir de 2014 permanece por la sustracción de sus hijos.

Después recibe una sentencia de 12 años y seis meses de prisión por desvío de recursos públicos.

Puedes seguir leyendo: Imponen sentencia de 50 años de prisión a Medina Sonda

El principio del fin de Martín Medina Sonda

El contador, empresario y brazo derecho de José Manuel Sáiz Pineda, entonces secretario de Administración y Finanzas en la administración del gobernador Andrés Graniel Melo en Tabasco (2007-2012), ya tras las reja, es inculpado por el feminicidio de Emma Gabriela.

Tras la detención y confesiones de Juan Ramón Moreno Hernández y/o Ricardo González Monroy y/o Freddy García Ramírez, alias "El Cachorro", coautor intelectual del crimen, quien recibe una pena de 35 años de cárcel por el delito de homicidio calificado, Medina Sonda se hunde.

Los autores materiales del crimen, Mézquita Ávalos y López Tobilla, aunque se publica que reciben condenas de 43 y 46 años de cárcel, la Fiscalía aclara en octubre de 2017 que les dictan sentencias de 20 años, por homicidio calificado.

Manifestación feminicidio Emma Gabriela
La marcha de integrantes de organizaciones civiles para exigir justicia por el feminicidio de Emma Gabriela Molina Canto, el 31 de marzo de 2017 en el Paseo de Montejo.- Foto Archivo Diario de Yucatán

Un dictamen histórico en contra de Medina Sonda

Al ejecutor intelectual del premeditado crimen, Medina Sonda, se le halla culpable de feminicidio agravado, y recibe una condena de 50 años de cárcel, la pena máxima en vigor por ese grave delito en Yucatán, en un fallo oral que se dicta el 13 de septiembre de 2019.

El exesposo de Ema Gabriela cumple otra condena de 12 años y medio encarcelado en la penitenciaría de Villahermosa, Tabasco, por lavado de dinero. La sanción por femicidio comenzará a correr cuando purgue la primera resolución.

Aunque en mayo de este 2021, Martín Alberto recibe una sentencia más de seis años de prisión por no pagar durante años la manutención de sus tres hijos con Emma Gabriela, y la retribución de 5.5 millones de pesos para resarcir a las víctimas.

Ofrenda por mujeres asesinadas de forma violenta
Una de las manifestaciones contra los crímenes en razón de género en Yucatán, a cargo de mujeres de la sociedad civil.- Foto Archivo Diario de Yucatán

Valentín León Jiménez, los celos lo cegaron

El domingo 8 de octubre de 2017, los habitantes de Komchén, a unos 17 kilómetros al norte de la capital yucateca, se sorprenden de un hecho trágico: el asesinato de una vecina de la comisaría meridana.

Ese día, el tabasqueño que se desempeñó como agente policíaco en el Estado de México ejecuta a Feliciana Ancona Cauich, de 36 años de edad.

El crimen ocurre en la calle 33 entre 34 y 36 de la comunidad, donde Valentín León Jiménez acude, ofuscado y receloso.

Ese domingo aciago, Feliciana le hizo saber a Valentín, su actual pareja de 35 años de edad, que visitaría a los hijos que tuvo con su exmarido, Jorge Herrera Lira, lo que le enoja y hace detonar la tragedia.

Una discusión acalorada termina en balazos

Valentín, de acuerdo con la indagatoria policíaca, sigue hasta Komchén a Feliciana y le reclama que se viera con su exesposo. La discusión se torna álgida, y obcecado el tabasqueño le dispara dos balazos mortales a la mujer.

Las detonaciones advierten a Herrera Lira que intenta detener al asesino, se lían a golpes, pero Valetín logra huir. Sin embargo, Jorge le da alcance en un vehículo, lo atropella y lo deja mal herido, con traumatismos craneoencefálico y abdominal, y una herida en la ingle.

Ya en el hospital, en calidad de detenido como homicida de Feliciana, Valentín León se recupera de sus graves heridas pero no libra el proceso judicial en su contra que le atribuye la Fiscalía General de Yucatán

Segunda condena de más años por femicidio

Aún convaleciente en una cama de la clínica T-1 del IMSS, Valentín recibe la imputación por el delito de feminicidio, acusado de matar a su pareja con las agravantes que identifican ese tipo de crimen.

El 12 de diciembre de 2019, en un juicio oral en el Tribunal segundo, un juez dictamina 45 años en la penintenciaría para Valentín León Jiménez por el delito de feminicidio agravado.

La condena es la segunda de más años tras las rejas de un máximo de 50 que regía en el Código Penal de Yucatán.

Te interesaría: En 2018, menos feminicidios pero aún más violentos

Joven muestra una cruz
Una joven sostiene una cruz con flores rosas como expresión de rechazo a más feminicidios en Yucatán, durante una marcha de protesta.- Foto Archivo Diario de Yucatán

Juan Antonio Parra Tec, violento y golpeador

La tarde del 22 de agosto de 2018, dos niños juegan en la lluvia afuera de su casa en el fraccionamiento Pedregales II CTM de Kanasín, lo que llama la atención de los vecinos, quienes intentan avisar a su madre.

Como Marcelina Pérez Patishán no responde, deciden entrar a la vivienda y hallan muerta en uno de los cuartos a la chiapaneca de 24 años de edad.

Horas después, las autoridades confirman el deceso debido a asfixia mecánica por sofocación y además con signos de violencia física previa en sus partes íntimas.

La captura del autor del crimen en razón de género

Cuatro días después del asesinato, la Secretaría de Seguridad Pública informa la detención de la pareja de Marcelina. Responde al nombre Juan Antonio Parra Tec, quien deambula en el fraccionamiento Vivah del municipio vecino de Mérida.

Las autoridades policíacas, con evidencias y su confesión, le fincan la responsabilidad de privación de la vida de Marcelina por causas de género.

Los testimonios de sus vecinos son contundentes y confirman los argumentos oficiales, la mujer era víctima de constantes agresiones verbales y corporales de Parra Tec, quien la golpeaba y humillaba delante de los dos hijos de Marcelina.

Un infierno de cuatro meses para Marcelina Pérez

Marcelina, según las revelaciones, se harta del infierno que durante cuatro meses vive con José Antonio y ya no quiso continuar con él, y ese miércoles 22 de agosto un nuevo altercado se sale de control.

De acuerdo con datos oficiales, Parra Tec agrede a Marcelina tras reñir por una supuesta infidelidad y, fuera de sí, la golpea sin piedad y al final la estrangula.

Luego de su detención, un juez del Tribunal segundo de juicios orales le da una pena privativa de libertad de 40 años por el delito de feminicidio agravado.

Mujeres recrean feminicidios
Un grupo de mujeres recrea el crimen de las mujeres en razón de género o feminicidios, un fenómeno social que se agravó durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus en México y en Yucatán.- Foto Archivo Diario de Yucatán

José Enrique Yam Chan, obsesivo y muy agresivo

Durante 16 años Suemy del Socorro Yam Canché vive un verdadero martirio junto a José Enrique Yam Chan en la casa que compartían en la calle 62 con 169 de la colonia San José Tecoh II, en el sur meridano.

La violencia familiar que ejerce sobre la mujer y sus tres hijos, toda una luchadora que trabaja por igual en una tortillería, como leñadora e incluso como ayudante de albañilería detonó el 22 de marzo de 2020.

El asesinato de Suemy del Socorro a manos de su pareja se convierte en el primero durante la primera ola de la pandemia de coronavirus en Yucatán, en la que según estadísticas estatales y nacionales aumentaron las agresiones a las mujeres.

José Yam Chan la ataca con saña

De hecho, los reportes del expediente del crimen de Suemy del Socorro son estremecedores. Yam Chan después de discutir le muerde el brazo derecho, la sujeta de las extremidades superiores y coloca sus manos en el cuello de la mujer, la alza y la deja caer al piso.

Las lesiones que sufre Suemy, de 38 años de edad, son severas, ya que le ocasionan la fractura de algunas vértebras cervicales, lo que la deja inmóvil, con fuertes dolores en la espalda y el cuello.

Aún con vida, paramédicos la trasladan al día siguiente de la agresión al Hospital O'Horán, con fracturas que ponen en peligro su vida, la que finalmente pierde el 24 de marzo.

El diagnóstico médico es por traumatismo raquimedular.

En busca del violento feminicida de Suemy Yam

Con una orden de aprehensión en su poder, agentes de la Policía Estatal de Investigación se dan a la tarea de ubicar y detener a José Enrique Yam Chan, tras una denuncia de Jorge Antonio Yam Canché, hermano de la víctima.

Al cabo de un procedimiento abreviado, el proceso de vinculación del homicida en razón de género es más ágil y el responsable del Juzgado segundo de control lo sentencia el 16 de enero de este 2021.

Yam Chan pasará los siguientes 40 años de su vida en una celda del Centro de Reinserción Social de Mérida por el feminicidio de Suemy del Socorro, que dejó como víctimas inocentes a cuatro hijos.

Además puedes consultar: Aumento de casos de violencia de género en Yucatán

Clamor en contra de los feminicidios
El clamor generalizado en México, y en particular en Yucatán es "Ni una más". No más muertes violentas de mujeres.- Foto Archivo Diario de Yucatán

Gabriel Humberto Aguilar Poot, controlador y cobarde

Cansada de los constantes maltratos físicos y verbales, Ariani Yazmín Collí Sansores decide separarse de Gabriel Humberto Aguilar Poot, quien no se resigna a la valiente decisión de la joven de 21 años de edad.

Herido en su orgullo, Gabriel Humberto intenta a toda costa convencer a Ariana Yazmín, pero la vendedora de cosméticos no cede, por lo que idea un plan para insistir en que la joven regrese, pero todo termina en un infortunio.

El 23 de mayo de 2020, bajo engaños, Arinai Yazmín llega a la casa 298 B de la calle 36 B con 27 del fraccionamiento Colorines, en Umán. Nunca sale con vida. Ahí es donde Aguilar Poot estrangula a su esposa.

Una víctima más de femicidio en Yucatán

La segunda víctima durante el confinamiento por la propagación del Covid en Yucatán, deja en la orfandad a cuatro menores: tres niñas y un varón de seis, ocho, 12 y 14 años de edad, respectivamente.

La madre de la joven denuncia los hechos y con las revelaciones de testigos, la Fiscalía General del Estado detiene a Gabriel Humberto y lo envía a proceso judicial.

De esa forma, Ariani Yazmín se convierte en una más de las 12 mujeres asesinadas de forma violenta durante el 2020, cuando se registra el mayor número de feminicidios en Yucatán en los últimos siete años.

Feminicida confeso y arrepentido

Su verdugo, Aguilar Poot, desde el principio confiesa que mata a su expareja y supuestamente se muestra arrepentido e incluso intenta privarse de la vida al ingerir pastillas para huir de su responsabilidad, pero fracasa en su objetivo.

Con todos los elementos en su contra, una juez de control del Juzgado primero con sede en Umán, por medio de procedimiento abreviado lo condena a 40 años de cárcel.

Además, le impone una multa de 130,320 pesos y de 1.744,993 pesos por concepto de reparación de daño a los familiares.

Cifras oficiales de femicidios en la península de Yucatán

Estadísticas del apartado "Información sobre violencia contra las mujeres" del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a agosto de 2021 precisan que en Yucatán hay cuatro feminicidios.

La entidad ocupa el lugar 28 entre los 32 estados del país por el número de crímenes en razón de género, que comparte con Baja California Sur y Nayarit. Encabezan la lista, en los tres primeros niveles, Estado de México, seguido de Jalisco y Veracruz.

En los últimos sitios están Colima y Tamaulipas, con tres y dos casos que se registran en cada entidad.

Estadísticas de feminicidos en la península de Yucatán

Crímenes peninsulares en razón de género

En comparación con los otros dos estados de la Península, Campeche se ubica en el sitio 27, un espacio por encima de Yucatán, con cinco feminicidios, y Quintana Roo en el número 14, con 19 asesinatos asociados a ese mortal atentado contra las mujeres.

La tasa de feminicidios por cada 100 mil mujeres, de enero a agosto de 2021, en las tres entidades peninsulares es de 0.34 en Yucatán; 0.97, Campeche, y 2.18 en Quintana Roo, estado que encabeza la lista. El porcentaje nacional es de 1.02.

Te sugerimos leer: Feminicidios al alza en la Península

La realidad de feminicidios en números

De acuerdo con los mismos datos de la dependencia federal, la capital yucateca aparece en el lugar 71 de la relación de los primeros 100 municipios con incidencia de presuntos feminicidios en México, con tres de los cuatro casos considerados hasta agosto de 2021.

Ciudad del Carmen, Campeche, está tres escalinatas abajo, en el 74, con dos casos, y Othón P. Blanco, Quintana Roo, en el sitio 61, con tres sucesos sangrientos.

En las tres primeras posiciones de la macabra lista se ubican Culiacán, Sinaloa; Ciudad Juárez, Chihuahua, y San Pedro Tlaquepaque, Jalisco, con 14, 13 y 12 feminicidios, respectivamente.

Los feminicidios en la región durante 2021, al corte del 18 de octubre, son cuatro en Yucatán, que comparte el lugar 28 de las 32 entidades federativas; cinco en Campeche, en el sitio 27, y 19 en Quintana Roo, en la posición 14.

Los tres primeros estados con más delitos violentos son Estado de México, con 97 hechos, seguido de Jalisco y Veracruz, con 51 y 52, respectivamente.

También te recomendamos:

*Cadena de feminicidios en Yucatán

*Víctimas de la violencia: feminicidios en la Península

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Brian Laundrie es hallado sin vida; ¿Cómo afecta eso el caso de Gaby Petito?

Están aumentando los perfiles falsos en internet para ''trata'' de personas, en especial niños

Crece peligro para niños: perfiles falsos en internet para ''trata'' de personas