in ,

Desinterés por investigar si el exfiscal cometió delitos al amparo de su cargo

Hay indicios de que el exfiscal Wílbert Cetina cometió actos delictivos, pero las autoridades se abstienen de investigarlo, dice un conocido abogado

En las notas y grabaciones dadas a conocer por el Diario sobre el caso del exfiscal Wilbert Cetina Arjona, se habla de que “éste ha pedido dinero para hacer o dejar de hacer determinadas cosas”, por lo que es posible hablar de la comisión de un delito, aunque haya reticencia de las autoridades para investigarlo, dijo el abogado Rubén Bolio Pastrana.

Sobre este asunto, el presidente de Coparmex Mérida, Fernando Ponce Díaz, dijo que para esa organización es urgente que el gobierno del estado investigue la actuación de Cetina Arjona e informe de las causas de su renuncia.

Ambos, junto con el sociólogo Luis Ramírez Carrillo, participaron en el foro virtual “Crisis en la Fiscalía de Yucatán”, realizado por Grupo Megamedia en días recientes.

El director editorial de Diario de Yucatán, Luis Alberto González Uribe, condujo el foro e hizo las preguntas a los participantes, en compañía de Hernán Casares Cámara, reportero de Central 9, la unidad de investigación periodística de Grupo Megamedia, quien también recordó los antecedentes del caso.

En su turno, Ramírez Carrillo explicó que la salida de Cetina Arjona se debió, entre otros motivos, a sus reiterados conflictos con el secretario de Seguridad Pública, Luis Felipe Saidén Ojeda, y a su participación en el tráfico de tierras.

Expediente

Wílbert Cetina renunció a la Fiscalía General del Estado el 3 de noviembre, luego de casi dos años al frente de esa dependencia. El mismo día del foro, el Congreso del Estado designó a su sucesor, Juan Manuel León León, que fungía como delegado de la Fiscalía General de la República.

Según muchos indicios, en sus dos años de gestión Cetina Arjona, en efecto, tuvo varios enfrentamientos con Saidén Ojeda

Uno de éstos ocurrió el 6 de agosto cuando se negó a firmar una orden de cateo para que la Policía entrara a un predio propiedad del empresario Gabriel Guzmán Millet, dedicado a la compraventa de tierras ejidales — y blanco de numerosas acusaciones de fraude y abuso de confianza— y en donde se habría escondido un sujeto muy ligado a él que acababa de cometer un cuantioso robo en una casa del norte de la ciudad.

Luego de este incidente, Cetina Arjona asistió a por lo menos dos reuniones privadas con el propio Guzmán Millet y el grupo de inversionistas que lo apoyan, para afinar la estrategia de defensa del empresario.

Cetina negó haber asistido a esas reuniones, pero después de su renuncia, el Diario publicó, a partir del 5 de noviembre, varias grabaciones con conversaciones suyas que comprueban la estrecha relación del funcionario con Guzmán Millet.

En esas grabaciones también se escucha a Cetina referirse a su trabajo en la Fiscalía “como la gran oportunidad de hacer lana” y criticar el trabajo de Saidén Ojeda de quien dijo “no respeta, viola todo, detiene a los presuntos delincuentes 14 horas y después me los manda como si fuera flagrancia”.

Asimismo, las grabaciones evidencian que el entonces fiscal mantenía abierto su despacho de abogado y aprovechaba su posición para favorecer a sus clientes y presionar a sus contrarios.

En otras grabaciones se oye a Cetina Arjona pedirle a un empresario cinco mil dólares a cambio de ayudarlo en sus problemas legales.

Sobre este asunto, Bolio Pastrana, notario público, expresidente del Consejo de Notarios de Yucatán y del Colegio de Abogados y un destacado y experimentado litigante, dijo en el foro que “en las publicaciones del Diario, y en las grabaciones particularmente, se habla de que el exfiscal ha pedido dinero para hacer o dejar de hacer determinadas cosas”.

“Eso no sé si lo hizo o no, estoy partiendo del tecnicismo jurídico de que hacer eso por una autoridad significa un delito que se llama cohecho, que se configura no solamente por recibir el dinero, sino por el simple hecho de pedirlo, por parte de los funcionarios, y por parte del público por el hecho de ofrecerlo”.

En consecuencia, añadió el abogado, “este es un delito que se persigue de oficio”, que cae dentro del ámbito de la incoación oficiosa, aunque “tal parece que no le ha interesado investigarlo a determinadas autoridades, lo que es una lástima, pues demostraría que no hay buena voluntad para llegar al fondo del asunto”.

Según Bolio Pastrana, la incoación oficiosa quiere decir que la autoridad actúa (...) “cuando tiene ciertos datos que le permiten abrir una carpeta de investigación, aunque no exista la denuncia y, en este caso, el periódico, en las narraciones que ha hecho, da ciertos datos que pueden caer dentro de un ámbito delictivo”.

En el asunto del exfiscal, no es necesario esperar que alguien presente la denuncia, indicó el litigante Bolio Pastrana. Aquí hay elementos “que a mi juicio se deben de investigar”, aunque el hecho de que yo investigue “no implica necesariamente la culpabilidad de esa persona”.—Megamedia

. “Esto habla de la capacidad de los médicos y el reconocimiento de Yucatán en su área médica. Somos una referencia del sur sureste y Centroamérica en medicina y somos uno de los tres estados del país donde se aplica”

Fiscalía Vigilancia

El presidente de Coparmex Mérida sugiere que en adelante se vigile más a los funcionarios de la Fiscalía General del Estado.

Cheque en blanco

“A ningún funcionario o servidor público se le debe de dar un cheque en blanco, con todo el poder y dejarlo sin la supervisión que debemos tener todos los ciudadanos, todos los yucatecos, dijo el presidente de ese organismo, Fernando Ponce Díaz.

Supervisión

“A los funcionarios de esa dependencia se les debe vigilar y supervisar para que cumplan de manera constante y permanente con los requisitos de ley para poder desempeñar esa función”.

Aún no hay fecha para el nuevo aeropuerto de Mérida

egel en línea

Egel en tiempos de Covid: cuando el futuro depende del Internet