in

Despiden a policía caído

El comandante Luis Felipe Saidén Ojeda y demás mandos de la SSP montan guardia ante el féretro del oficial Humberto Canché Aké ayer

Acompañan a los deudos los altos mandos de la SSP

Custodiado por cinco “Águilas” motorizados, ayer por la tarde partió el cortejo fúnebre de Humberto Canché Aké rumbo a Temozón, el lugar donde nació y será la última morada del policía muerto a consecuencia de un accidente de tránsito.

La caravana salió de una funeraria ubicada en la calle 66 entre 65 y 67 del centro de Mérida. Momentos antes llegó a ese lugar el comandante Luis Felipe Saidén Ojeda, secretario de Seguridad Pública del Estado, quien junto a otros comisarios, subsecretarios y demás altos mandos de la corporación de seguridad montaron una guardia junto al ataúd que guardaba los restos mortales del oficial Canché Aké.

El cortejo fúnebre viajó 150 kilómetros hasta la localidad de Temozón, muy cerca a Valladolid, donde fue sepultado el policía.

Como publicamos, el agente motorizado pertenecía al grupo Goera y fue atropellado en la avenida Prolongación de Paseo de Montejo por un auto Spark cuyo conductor no respetó el alto de un semáforo ubicado en la calle 19 de la Col. México Norte.— Gabriel Chan Uicab

 

Sosa, salvador melenudo

Cartón de Tony: Ajustando la brújula