in

Detectan un abuso de precios

Personal de la Profeco pone en Bodega Aurrerá sellos de suspensión administrativa

Coloca sellos de suspensión en dos tiendas la Profeco

Inspectores de la Profeco en Yucatán colocaron hoy sellos de suspensión administrativa a las sucursales de Bodega Aurrerá de la colonia Juan Pablo II de Mérida y de la ciudad de Kanasín, por vender en $2 y $3 más caras las bolsas de arroz y de azúcar, respectivamente.

Las irregularidades comerciales las detectaron en esas tiendas durante las inspecciones, monitoreo, vigilancia y verificación de precios de los productos de la canasta básica para evitar el abuso de algunos comerciantes ante la emergencia sanitaria del coronavirus Covid-19.

La directora metropolitana en Mérida de la Profeco, Sisely Burgos Canto, informó que los inspectores detectaron que las bolsas de arroz y de azúcar en las tiendas Bodega Aurrerá de Juan Pablo II y Kanasín tenían $2 y $3 de más del precio normal, por lo que pidieron a la gerencia las explicaciones y la documentación sobre el motivo del sobreprecio. Mientras la empresa abarrotera comprueba que esas alzas están justificadas, la Profeco decretó la suspensión de actividades administrativas de ambos supermercados, pero la sanción precautoria no impide que continúen sus ventas. La suspensión administrativa durará el tiempo en que la gerencia acredite la justificación de las alzas. Si no lo comprueba a satisfacción de la Profeco, se iniciará otro procedimiento por violaciones a la ley federal del consumidor y podrían aplicar una multa o el cierre del negocio, si lo amerita el caso.— Joaquín Chan Caamal

Sisely Burgos informó que la multa puede alcanzar varios millones de pesos y la medida extrema podría ser la clausura de las tiendas.

De momento, esta suspensión administrativa no tiene alcance de clausura ni de inmovilización de mercancía, sino más bien es un procedimiento administrativo.

“Estamos pendientes que no suban los productos de la canasta básica porque de dos o tres pesos o hasta un peso por artículo, la canasta básica se encarece sin justificación”, señaló la titular de la Profeco en Yucatán.

“Queremos evitar que los comerciantes suban de precio nada más por la contingencia del Covid-19”.

La vigilancia extrema que realizan los inspectores de Profeco es para detectar sobreprecios y para conocer la situación de desabasto de algunos productos de la canasta básica e investigar si no hay especulación de los comerciantes.

Las cadenas comerciales donde han enfocado sus inspecciones son Bodega Aurrerá, Superama, Chedraui, Walmart, Super Akí, Dunosusa, Súper Willy, comercios que tienen numerosas sucursales en el Estado.

Pide a los consumidores y clientes que denuncien si hay sobreprecios, pero que proporcionen qué tipo de producto es más caro, de cuánto es su precio al momento y la tienda. Con ello van directo al lugar para realizar la verificación y corroborar los alzas de precios.

Procedimiento administrativo

De momento, esta suspensión administrativa al supermercado no tiene alcance de clausura ni de inmovilización de mercancía, sino más bien es un procedimiento administrativo, informó la funcionaria.

Síguenos en Google Noticias

Campeche suma 14 casos confirmados de Covid-19, tres hospitalizados