in

Detener el avance de la pandemia es una tarea de todos

Un anuncio espectacular del gobierno del Estado

"Lenta evolución” 

Detener el avance de la pandemia no es responsabilidad del Presidente o del gobernador, es responsabilidad de todos, señala el doctor Orlando Paredes Ceballos, médico internista e infectólogo del IMSS y jefe de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica del hospital El Faro del Mayab.

El también integrante del Consejo Mexicano de Medicina Interna e Infectología insiste en recomendar a las personas no salir a la calle sin necesidad.

Si lo hacen porque requieren trabajar para comer, deberán usar cubrebocas, guardar la sana distancia y lavarse constantemente las manos con jabón, dice.

Asimismo, sugiere no asistir a reuniones sociales, como las celebradas el domingo 21 de junio por el Día del Padre.

“A principios de julio vimos las consecuencias de esto”, expone, “un aumento en el pico de contagios que concuerda con esa celebración, impulsada por gente que no creyó en la existencia del Covid-19”.

“Tristemente luego vimos también la hospitalización del papá, del abuelito y el arrepentimiento de sus familiares que los expusieron innecesariamente al virus”.

Últimamente hemos tenido 16 muertos al día y entre 150 y 190 nuevos contagios. ¿Hasta cuánto más subiremos?, pregunta el Diario.

“Esta pandemia nos enseñó que muchas cosas que dijimos o pensamos no siempre se cumplieron. Es evidente la lenta evolución de la epidemia, más de lo que creíamos”, responde.

“Las autoridades habían calculado el inicio del descenso de contagios en abril, luego en mayo, después en junio y así...”

El entrevistado hace notar que los fallecimientos corresponden a personas de todas las edades, no solo de la tercera edad.

Según ha visto en su práctica médica, el factor de mayor impacto en los enfermos graves es la obesidad y México se caracteriza por ser un país de muchos obesos. “Éstos, lamentablemente, son pacientes de alto riesgo”.

El virus ataca por igual a ricos y pobres, “a estas alturas del partido el Covid-19 ya está en todas partes”.

Respecto a la pertinencia de realizar el mayor número de pruebas para detener el avance de la epidemia, el especialista opina que eso “sería lo ideal”.

“Un mayor número de pruebas con adecuada especificidad permitiría tener una mejor idea de nuestra realidad, pero en un país tan grande como México eso sería muy costoso y las pruebas no cambiarían el número de pacientes”, dice.

Lo importante es seguir las medidas de prevención, comenta Paredes Ceballos. “Esa es la única manera de frenar al virus, porque todavía no hay vacuna ni sabemos cuándo llegará”.— HERNÁN CASARES CÁMARA

La situación nacional

El doctor Paredes Ceballos enfatiza la importancia de realizar pruebas de Covid-19.

Prevenidos, mejor

“No es criticable pedir esas pruebas para ver la realidad, pero ¿a qué precio? Lo más importante para contener este virus son las medidas de prevención”, señala.

Confiabilidad

Al preguntarle si esas pruebas son totalmente confiables, dice: “Por más buenas que sean, nunca serán 100 por ciento sensibles; cuando mucho ofrecen un 70 por ciento de sensibilidad. Las pruebas tienen un rango en el que puedo tener Covid y los resultados salir negativos”. Un estudio mucho más confiable y con mayor rendimiento, aunque no es accesible a todos, es la tomografía, añade el especialista.

Mérida, entre las mejores 25 ciudades para viajeros

Museo con larga deuda