in

"Diluvio de ayuda social", yucatecos se unieron en las adversidades

ayuda solidaria covid
Aspectos del reparto de las despensas.

El 2020 no solo pasará a la historia como el año en el que el Covid nos hizo rehenes de nuestros propios hogares, presas de la incertidumbre y el temor. Para los yucatecos,  el 2020 es también un año atípico en cuanto a fenómenos meteorológicos. Eventos como tormentas tropicales, huracanes e incluso un tornada en las costas de Celestún ocurrieron desde Junio hasta Noviembre como nunca antes, dejando en evidencia la fragilidad humana ante el impacto de la naturaleza.

Desalojo de habitantes de San Crisanto (Foto de Miguel Ángel Cárdenas Pech)

Fue una temporada no solo atípica por los 30 eventos que se reportaron, muy por encima de los 19 que originalmente habían anticipado los expertos para el Atlántico y el Caribe, sino también por la magnitud de las precipitaciones pluviales, que hicieron que en un solo día lloviera tanto como en un año.

La cantidad de lluvia causó inundaciones severas en diversos municipios de la entidad, y el nivel del manto freático causó afectaciones en infraestructura urbana, vialidades y centros comerciales en la capital yucateca, que en algunos casos todavía son evidentes.

El Paso Deprimido. Foto: archivo

Solidad yucateca ante la catástrofe

Tras el paso de la tormenta tropical Cristóbal a principios de junio del año pasado, el espíritu solidario, caritativo y empático del pueblo de Yucatán afloró como ha sucedido siempre ante situaciones apremiantes,  tal como ocurrió en 1988 tras el huracán Gilberto y en 2001 con el huracán Isidoro.

La situación causó un diluvio de ayuda social, paralelo a los esfuerzos de las autoridades de las distintas órdenes de gobierno, los habitantes de las zonas más afectadas por las inundaciones, la iniciativa privada, voluntarios, asociaciones civiles y clubes asistenciales de servicio llevaron alimento y productos de primera necesidad a quienes lo perdieron todo.

Como nunca, el Diario y sus plataformas digitales jugaron un papel importante en la coordinación de los esfuerzos de la sociedad civil por apoyar.

El Ejército Mexicano trasladó a Tekax un comedor móvil capaz de preparar 7,500 raciones al día, una tortillería móvil y una planta de agua potable para desinfectar el agua aún contaminada del manto freático.

Esta es ayuda para “gente híper pobre”, como lo calificó el presidente del Centro de Formación Palestinos, Antonio Osorio Vázquez, que llevó más de 1,000 despensas en colonias del sur de Mérida.

Lorena González Centella y su grupo apostólico “Valores Humanos y Cristianos Preparatorias” apoyó en forma solidaria a la comunidad de Hilí, comisaría de Motul.

Mónica Trujillo Ricalde, Alejandra Cáceres Novelo e Ileana Tolosa Celis, ex alumnas del Teresiano,  se sumaron al trabajo de apoyo social de la Iglesia San José Obrero y llevaron alimento, ropa, lonas, agua purificada, pañales desechables para bebés, toallas, sábanas, galletas, entre otros artículos.

El presidente del Centro de Formación Palestinos, Antonio Osorio Vázquez, entrega despensas.

El maestro Luis Acereto Suaste creó la asociación “Unidos con un Propósito”,  en coordinación con  la iglesia “Casa de mi Padre”, recolectó en forma personal ayuda que transportó en una camioneta a la población de Yaxcabá.

Cáritas de Yucatán lanzó el S.O.S. a la sociedad, para que se solidarice con los damnificados del sur y poniente del Estado.

El Ayuntamiento de Mérida abrió los centros de acopio para damnificados, La Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) también se sumó a las iniciativas.

Mediante la entrega casa por casa para evitar contagios de Covid-19, se repartieron en Tekax más de 1,000 paquetes alimentarios que envió la Cruz Roja Mexicana en apoyo de las familias afectadas por las inundaciones.

Programa ante las inundaciones

Además, se puso en marcha un programa emergente de apoyo económico de 2,500  pesos, dirigido exclusivamente a los 64 municipios afectados por el paso de la tormenta tropical “Cristóbal”.

La tarea altruista del ultramaratonista Santiago Rubio Cardeña llegó a su fin con la entrega de las despensas a familias de las comisarías Oxtapacab y Sabacché, del municipio de Tecoh. El yucateco entregó  200 despensas, 80 kilos de ropa, 54 paquetes de medio kilo de croquetas para perros y 100 paquetes de dulces a vecinos de estos lugares.

La empresa Socialmente Responsable Dunosusa se sumó al apoyo de los damnificados, a través de sus casi 500 tiendas en el sureste.

Padrón de iniciativas altruistas

Renata Millet Ponce logró establecer un listado de 23 iniciativas altruistas. fueron creadas a principios del confinamiento como una estrategia para minimizar los contagios por Covid-19 y tuvieron el propósito de apoyar a personas vulnerables que no podían salir a trabajar para obtener ingresos.

Otras iniciativas de acopio de apoyos para afectados por la tormenta tropical “Cristóbal” estuvieron en la Parroquia María Inmaculada; Bandera Roja Mérida; Asociación Gilberto A.C, Organización Múul k’abil u ti ial Maya puuksik’al (Manos unidad por el corazón maya); Hombre sobre la Tierra, A.C.; GraxVIda, el Club MID 4x4 y muchos otros.

Escrito por Emanuel Rincón Becerra

Emanuel Rincón Becerra, reportero de la Agencia Informativa Megamedia (AIM). Es licenciado en Ciencias de la Comunicación con 30 años de trayectoria en periodismo; ingresó a Grupo Megamedia en 1994. Se especializa en arte, cultura, turismo, arqueología, vida empresarial, historia y  fotografía.

Gobernador del Banco de México es nombrado Gobernador del Año 2020

Encuentran otro fallecido, ahora en una vivienda de la Col. Mayapán