in

Domingo de Pascua con pocos meridanos viajando a Progreso

Fotos de Joaquín Chan.

MÉRIDA.- Este domingo de pascua fue totalmente distinto en Mérida, donde
tradicionalmente miles de meridanos viajan en autos, autobuses, taxis y
motocicletas a la playa de Progreso para disfrutar una jornada de baño en el mar y pasar unas horas con la familia fuera del hogar.

Fotos de Joaquín Chan.
Fotos de Joaquín Chan.
Fotos de Joaquín Chan

Este éxodo humano hacía el vecino puerto se refleja de inmediato en largas
filas en la estación de autobuses Autoprogreso, en el sitio de taxis del
Volante de la ruta directa Mérida-Progreso y la larga fila vehicular frente
a la glorieta de la tienda Liverpool.

Te puede interesar: Primer caso de coronavirus Covid-19 en el Cereso de Mérida

Sin embargo, el panorama de hoy fue muy distinto porque las terminales de transporte público del centro estuvieron vacías durante la mañana.

Retenes en las salidas de Mérida

En en la salida de Mérida hacia el puerto, la Secretaría de Seguridad Pública instaló tres retenes: uno en las puertas del cuartel del Sector Norte de la SSP, otro frente al centro comercial The Harbor y uno más debajo del puente vehicular del Anillo Periférico.

Los retenes policiacos generaron una fila de vehículos de 10 o 20 cuando
mucho porque restringieron a un solo carril la circulación de los
automotores y a todos detuvieron para un exhorto sobre los cuidados
sanitarios contra el coronavirus o para la entrega de un cubrebocas al
conductor.

Efectos del coronavirus son visibles en las calles

Las calles y avenidas de la ciudad también reflejaron los efectos de las
medidas contra la pandemia del coronavirus porque estuvieron casi semi
desiertas.

Con más vigilancia

La calle 60 norte, que lleva a Progreso, fue la más vigilada por la SSP
porque en otras calles de salida de Mérida no se vio este triple retén
policíaco en las inmediaciones del Anillo Periférico.

Sin embargo, la vigilancia policiaca estuvo a lo largo de las calles, avenidas y Anillo Periférico, donde patrullas permanecieron con las torretas prendidas y también hubo patrullaje con moto y camionetas antimotines.

El llamado de “quédate en casa” del gobernador Mauricio Vila Dosal y las
restricciones drásticas que implementa el alcalde de Progreso, Julián
Zacarías Curi,
aparentemente rindieron frutos en el primer domingo de las vacaciones de Semana Santa porque al menos, según lo que se vio en las
carreteras, desde Mérida no hubo salida masiva de excursionistas a las
playas.

Síguenos en Google Noticias

Primer caso de coronavirus Covid-19 en el Cereso de Mérida

progreso

Cárcel, multa y decomiso a quien pasee en Progreso en plena pandemia