in

Edificios con valor arquitectónico hoy cobran relevancia 

Inauguración del VII Simposio sobre Patrimonio Cultural en Mérida “Expectativas Culturales Meridanas” a cargo del alcalde Renán Barrera ayer

Festejo de un legado

Todos los que integramos la sociedad meridana formamos los rostros de Mérida, una ciudad que seguirá comprometida con la gente que la enriquece con su diversidad de pensamiento y acciones solidarias, y las expresiones artísticas a que como seres humanos tenemos derecho, remarcó ayer el alcalde Renán Barrera Concha.

Durante la inauguración del VII Simposio sobre Patrimonio Cultural en Mérida “Expectativas Culturales Meridanas”, el concejal exhortó a seguir celebrando en el marco del aniversario de la ciudad todas las expresiones que nos dan identidad.

Subrayó que las ciudades son el pasado, pero también el futuro y el motor del desarrollo y la productividad.

“Nuestro patrimonio cobra especial relevancia cuando recordamos que contamos con el segundo centro histórico más grande del país”, precisó. En la ciudad hay colonias como la García Ginerés y la México que están catalogadas como zonas de patrimonio cultural municipal, por tener elementos del Movimiento Moderno o Arquitectura Nacionalista.

En esta zona de patrimonio cultural municipal destaca el Parque de las Américas, que recientemente tuvo una intervención de restauración y mejoras en iluminación, acciones que se inaugurarán en fecha próxima.

En dicho parque se realizaron diversos trabajos de restauración en la Concha Acústica, refuerzos estructurales en la cúpula, limpieza en la pintura mural y pisos. La intervención general tuvo una inversión de cinco millones de pesos.

Mérida tiene una Zona de Monumentos Históricos, por decreto presidencial de 1982, que incluye un área de 8.795 kilómetros cuadrados de la ciudad. Existen 3,906 edificios con valor histórico construidos entre los siglos XVI y XIX, y de los cuales 21 fueron destinados, en alguna época, al culto religioso, entre ellos los conjuntos conventuales de Nuestra Señora del Carmen “La Mejorada”, Nuestra Señora de la Concepción, Las Monjas y los templos de Santa Lucía, San Cristóbal, San Sebastián, el Sagrario, Tercera Orden, Jesús Nazareno, San Juan Bautista, Santiago Apóstol, Santa Ana, Catedral y le Ermita de Santa Isabel.

Cabe recordar que, entre las referidas edificaciones, 47 han sido destinados a fines educativos y servicios asistenciales, o bien al uso de autoridades civiles, entre ellos los museos de la Casa de Montejo, Palacio Cantón, el extemplo de San Juan de Dios, la Universidad de Yucatán, el teatro Peón Contreras, el Ateneo Peninsular, la biblioteca Cepeda Peraza, la estación de Ferrocarril, el Registro Civil, el antiguo mercado de granos, los palacios Municipal y de Gobierno, el cuartel de La Mejorada, el Arco de Dragones, el Arco del Puente y el de San Juan.

Los 3,838 edificios restantes son inmuebles civiles de uso particular en los que se combinan la influencia mudéjar con las reformas renacentistas en diversos elementos arquitectónicos y detalles ornamentales, que aunados a elementos culturales y a la mano de obra indígena, definen el verdadero estilo regional de Mérida.

Barrera Concha dijo que es necesario contar con ideas claras sobre qué intervenciones son necesarias para generar bienestar en las ciudades y conservar el legado que guarda su historia.

“Qué mejor manera de celebrar la cultura ciudadana que con este simposio de Patrimonio Cultural, que incluye charlas periodísticas con temas arraigados a las ciudades como el fenómeno de migración y sus políticas culturales”, expresó. “Este espacio nos reencuentra con nuestra Mérida”.

El alcalde manifestó que en Mérida celebramos todo lo que nos da identidad y la mejor manera de hacerlo es retornando a nuestras raíces, que es la suma de las diferentes culturas que llegaron a mezclarse con la maya, dice un comunicado.

La Mérida de hoy que avanza firme hacia el futuro, afirmó, nos llama a ser congruentes con el compromiso de mantener políticas públicas que garantizan el derecho al patrimonio cultural, como establece nuestra Carta de los Derechos Culturales.

El municipio de Mérida reconoce que los derechos culturales son también parte de los derechos humanos y esenciales para la dignidad humana.

—En este marco del VII Simposio 2019 sobre Patrimonio Cultural de Mérida, estamos reconociendo el derecho que tienen las ciudades de construir redes colaborativas creadas por sí mismas, o bien bajo el amparo de la Agenda 21 de la Cultura, misma que propicia un diálogo intercultural para el respeto y la paz sin descuidar el pasado que le dio origen —puntualizó.

Todos somos los rostros de la ciudad y por eso debemos preguntarnos qué estamos dispuestos a hacer por ella, por mantenerla pacífica, sustentable y solidaria.

Agradeció a quienes colaboran para hacer realidad el simposio, que comenzó a celebrarse durante su primera administración al frente del Ayuntamiento: Asociación Yucateca de Especialistas en Restauración y Conservación del Patrimonio Edificado, A. C. (Ayerac), a la Asociación Civil Xíimbal K’áax, A. C., así como universidades, centros de investigación locales y extranjeras.

En la ceremonia, tuvieron mensajes Catalina Esther Bolio Zapata, presidente de la asociación Xiimbal K´aax y el presidente de Ayerac, Límbergh Herrera Balam.

Al evento inaugural, celebrado en el Centro Cultural de Mérida Olimpo, asistieron también Alejandro Ruz Castro, secretario municipal; Diana Canto Moreno, síndico municipal; Julio Sauma Castillo, secretario de Participación Ciudadana y el regidor Gamaliel Gutiérrez Beltrán.

Eclipse lunar motiva que fluyan recuerdos

Vínculos de nueva funcionaria con las comunidades