in

Efectos del coronavirus en la península: comercio, turismo y salud

Doctores Antonio Yi Bai y Carlos Isaac Hernández Fuentes

Atención especial al comercio, el turismo y la salud

Aunque el epicentro del coronavirus Covid-19 está a miles de kilómetros de distancia y hasta el momento no se ha presentado ningún caso de la enfermedad en la Península de Yucatán, la región no escapa de algunos efectos de esta epidemia.

A juicio de cuatro conocedores del tema convocados por el Diario, el impacto se refleja en las actividades comerciales, el turismo y, en menor grado, el temor de la sociedad por los rumores.

El economista Gabriel Rodríguez Cedillo considera que los sectores que más podrían resentir este fenómeno son los que tienen estrecha relación con el mercado internacional: empresas exportadoras e importadoras, la hotelería y también la actividad económica interna, tomando en cuenta que en Yucatán hay una importante comunidad china que tiene comercios, principalmente de los ramos restaurantero e inmobiliario.

Los efectos generales para estos sectores serían descenso de la producción, reducción de la demanda de productos relacionados con China, menor productividad laboral, disminución de los canales de comercialización y merma del flujo comercial.

“No podemos saber a ciencia cierta los costos, pero tenemos la referencia de la influenza que nos afectó en 2009. Conocer cuánto creció el Producto Interno Bruto (PIB), cuánto impactó en la generación de empleos y en la dinámica de los sectores económicos más sensibles a la parte internacional nos permitirá tener un acercamiento”, expresa.

En la Península el sector de servicios representa para el PIB casi el 60% y de ahí entre el 45 y 52% corresponde a comercios y restaurantes, donde la comunidad china tiene una participación importante —explica—. Así podemos tener una idea de cómo podría afectar y qué pudiera suceder en Yucatán.

Te puede interesar: Comunidad china, víctima colateral

Para el maestro Rodríguez Cedillo, el factor psicológico también influye y, en consecuencia, las empresas podrían empezar a prevenirse y restringir sus proyecciones de inversión, la oferta de productos y servicios podría disminuir, y la demanda podría segmentarse al no consumirse productos que vienen de China.

“Se empieza a reclasificar el consumo, hay industrias que pierden y otras que ganan como la farmacéutica, las aseguradoras o los hospitales privados, se reordena la dinámica económica”.

A la población le recomienda prevenir y tomar en cuenta que si bien hay un sector de altos ingresos con acceso a atención hospitalaria privada, la mayoría depende de la seguridad social.

El empresario hotelero Jorge Carrillo Sáenz opina que el coronavirus está afectando al turismo de manera global, por el temor de la gente a viajar.

Aunque a corto plazo no vislumbra efectos en México, advierte que no se debe ignorar la posibilidad de que la enfermedad se extienda a los países de origen de los turistas que nos visitan. En Yucatán, 75% de los turistas es nacional y 25% extranjero, principalmente de Estados Unidos, Canadá, España, Francia, Italia e Inglaterra. Los visitantes chinos, aunque se trabaja para aumentarlos, no representan ni el 1 por ciento.

Te puede interesar: AMLO no teme a eventual impacto del coronavirus

Carrillo Sáenz recuerda que en 2009 la influenza tuvo efectos devastadores en el sector; en Yucatán la ocupación hotelera osciló entre el 5 y 8 por ciento.

“Nos afectó gravemente porque al no haber turistas no había flujo de efectivo y para mantener una plantilla de personal era muy complicado, a veces tuvimos que prescindir de trabajadores o buscar opciones para conservarlos. El impacto fue no solo en el sector hotelero, porque la ausencia de turistas afecta también a restaurantes, comercios, sitios arqueológicos”.

Aunque aclara que en esa ocasión México era uno de los países más afectados por la enfermedad “y al ser nosotros los que teníamos el problema la gente no venía”. La recuperación, admite, llevó bastante tiempo.

El representante de la comunidad china Antonio Yi Bai considera poco probable que la epidemia llegue a la región ya que, según reportes médicos, el virus no sobrevive a las altas temperaturas. “En México no hay ningún caso hasta ahora, todo está tranquilo, incluyendo a Yucatán”, enfatiza.

Sin embargo, reporta que hay afectación económica a los restaurantes chinos por los rumores que se difunden en internet, pero la realidad es que no hay ningún caso de contagio por esa vía.

“No tiene por qué haber racismo o decir que en los restaurantes chinos hay problemas… no los hay” enfatiza.

Al contrario, invita a apoyar a estos lugares “donde se come rico, económico y saludable... a los mexicanos les gusta mucho”.

Las importaciones y exportaciones en China —agrega— están muy afectadas ahora, pero se hacen esfuerzos para resolverlo.

Destaca los esfuerzos del gobierno chino para controlar la situación, tomando en cuenta que ese país tiene 1,400 millones de habitantes. “Muchas familias ya no salen para evitar contagios”.

El doctor Carlos Isaac Hernández Fuentes señala que al no tener casos circulando en el país y ningún reporte sospechoso ni descartado en la Península, aún no hay impacto en la salud.

Te puede interesar: Perros y gatos de China, con tapabocas por temor al coronavirus

“La Organización Mundial de la Salud ha sido muy puntual en las acciones de prevención y contención; estamos trabajando mucho con China y eso nos permite estar prevenidos con tiempo”, explica. “Los lineamientos, normas y conductas a seguir que fija la Federación se han seguido de manera puntual en el Estado”.

“Obviamente prevemos que en algún momento pudiera haber transmisión, pero la posibilidad es baja porque no somos un punto directo de entrada de China a México. El aeropuerto más cercano que tiene vuelo directo es el de Cancún y tiene estándares de sanidad internacional que aplica en caso de sospecha... allá es el primer filtro de entrada.

“Tenemos comunicación directa entre estados y Federación para que, si se detecta algún caso sospechoso, se le proporcione de inmediato la atención primaria. Si la persona está de transito en otro estado, entre secretarías nos comunicamos para darle seguimiento”.

“Afortunadamente tenemos la experiencia de haber trabajado con la influenza, que es un padecimiento muy similar. En caso de sospecha con sintamotología leve, se dispone el aislamiento domiciliario con el seguimiento de sus contactos; si amerita hospitalización, tenemos el protocolo establecido para darle atención en los hospitales de tercer nivel de la Península”, concluye.— Manuel Martín Balam Ruiz

Participantes | Quiénes son

Antonio Yi Bai

Presidente de la Asociación China Península de Yucatán

Difusor y promotor de intercambios comerciales, turísticos, culturales, académicos y amistosos entre ciudades de Yucatán y China. En septiembre de 2017 recibió el doctorado Honoris Causa de la Universidad del Sur y en enero de 2018 fue reconocido por el Ayuntamiento de Mérida .

Carlos Hernández

Subdirector de Salud Pública de la Secretaría local de Salud

Médico cirujano egresado de la Universidad Autónoma de Guadalajara, especialista en Epidemiología. Ha sido evaluador del Instituto Nacional de Salud Pública, coordinador normativo de Calidad del Instituto de Salud del Estado de México, epidemiólogo del IMSS y profesor de Medicina.

Jorge Carrillo

Presidente del Consejo Empresarial Turístico Yucatán

Empresario hotelero, director general del hotel El Conquistador. Fue presidente de la Asociación de Hoteles de Yucatán de 2010 a 2012 y presidente interino del Consejo Empresarial Turístico de Yucatán (Cetur) de 2012 a 2013. También preside la Fundación Paseo de Montejo.

Gabriel Rodríguez

Catedrático de la Facultad de Economía de la Uady

Coordinador de la licenciatura en Comercio Internacional de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Yucatán; catedrático de la maestría en Administración Tributaria y de las licenciaturas en Economía y en Comercio Internacional de la máxima casa de estudios.

Síguenos en Google Noticias

La corrupción en juzgados acabará, dice AMLO

Se registra un sismo de magnitud 5.8 en Irán