in

El amor al poder vs. el poder del amor

Moderadora

Plenaria 7. Casi todos los niños pasan siete horas al día, cinco días a la semana, 15 años de sus etapas más importantes de desarrollo, en la escuela.

Los colegios e instituciones educativas, según los expertos, son plataformas maravillosas para animar a las personas emocionalmente inteligentes, pacíficas, tolerantes, responsables y generosas.

Los centros de formación no son sólo relevantes por la transmisión de saberes y conocimientos, ya que una de las funciones principales y ocultas de la escuela es permitir que niños también aprendan a sociabilizar con pares, con personas de su misma edad, nivel evolutivo y emocional, o de variados estratos sociales o étnicos.

Y aunque los colegios son esenciales para la educación infantil, la formación también se complementa en la casa, donde comienzan a recibir los principios y valores que también los ayudarán en su desarrollo y crecimiento personal y emocional.

¿Los currículos escolares y los sistemas de calificación proporcionan ese equilibrio de inteligencia mental y emocional? Esa es la pregunta que está en el aire.

En el último de los encuentros de los laureados con expertos del tema se destacarán cuatro prioridades para incluir la Educación para la Paz en las escuelas. El gobierno de Yucatán, según los organizadores, muestra interés en llevar esa iniciativa mucho más lejos.

En esta plenaria las dudas son: ¿Es posible abogar por los planes de estudio escolares para dedicar una hora por semana a la educación para la paz? ¿Puede Yucatán comenzar a rodar la bola de nieve?

 

Sujeto le toca los glúteos a joven en calles del centro; policía lo arresta