in ,

El bien común, prioridad

La práctica del bien común se enseña desde el seno familiar

Expertos analizan en conversatorio virtual ese tema

El bien común no se alcanza solo desde el poder político, el gobierno es resultado de una sociedad que otorga el poder a algunos integrantes de la misma para dar respuestas a las necesidades de la colectividad; sin embargo, es la propia sociedad la que está llamada a trabajar estrecha mente con sus autoridades para alcanzar ese ideal de bienestar común, coincidieron los participantes del conversatorio “La cultura del bien común”, organizado por la Dirección de Cultura del Ayuntamiento de Mérida.

El conversatorio se realizó la mañana del lunes por medio de la página de Facebook Live “Mérida es cultura” y participaron Patricia McCarthy Caballero, maestra en gestión ambiental y experta en el desarrollo de organizaciones públicas y privadas; el doctor Víctor Borges Caamal, doctor en Filosofía, quien en su trayectoria cuenta con varias publicaciones y es asesor en diversos Congresos de los estados y de la Unión, y Luis Correa Mena, exalcalde de Mérida. El antropólogo Irving Berlín Villafaña, director de Cultura, fungió como moderador.

Durante casi una hora los participantes dieron a conocer su punto de vista en torno a lo que para cada uno de ellos es el bien común. Para Patricia McCarthy, fundadora del Frente Cívico Familiar, el bien común lo constituyen todas las acciones y elementos que abonan a mejorar la calidad de vida de los integrantes de la comunidad.

“El bien común es la constante búsqueda de todas aquellas formas de alcanzar un nivel de bienestar de los miembros de la sociedad y para ello es necesario que los propios ciudadanos trabajen en entre ellos y las autoridades para satisfacer las necesidades más apremiantes”, dijo Mc Carthy Caballero.

“El bien común puede tener sus contradicciones: por ejemplo, ahora con la pandemia la sociedad civil ha tomado la iniciativa y se han organizado personas cuya tarea es apoyar a las familias más necesitadas con despensas para afrontar la situación, pero por otro lado los pacientes de Covid tiene derecho a servicios asistenciales de salud diseñado para el pueblo, públicos, que no pueden competir con los hospitales privados, y ahí está la contradicción porque la salud pública no logra cumplir su tarea de “bien común”. Agregó.

“La cultura del bien común también se enfrenta a una cruda realidad, y es que cada cabeza es un mundo y cada mundo una forma de pensar, diferentes prioridades o situaciones particulares. En este sentido sólo pueden pasar dos cosas: que el otro miembro de la sociedad se convierta en tu apoyo o en tu obstáculo”, dijo.

En su turno, Luis Correa Mena expuso que el gobierno surge de la sociedad, de una necesidad de la comunidad de satisfacer sus necesidades más apremiantes que, individualmente , sería muy difícil satisfacer.

“El bien común es la base sobre la cual tiene que trabajar un gobierno, debe ser su prioridad atender las necesidades de todos los sectores de la sociedad, ser cercano a la gente, escuchar y trabajar juntos: el bien común no es sólo la infraestructura urbana, un bien común son todas aquellas acciones enfocadas a la salud, la educación, el respeto a los derechos humanos, todo eso también cuenta”, recordó.

El doctor Borges Caamal dijo que para el gobierno el bien común debería ser eje y prioridad de sus acciones y saber qué es lo que realmente beneficia a la colectividad, y hoy lo vemos con la emergencia sanitaria, habría que pensar si era más benéfico para la colectividad otorgar numerosas becas para jóvenes o utilizar ese recurso para fortalecer un sistema de salud que hoy día urgen sea operante; se le dio prioridad a un bien común inmediato y no a uno que debería reforzarse de manera constante”, apuntó.

Participantes Puntos de vista

Durante casi una hora los participantes dieron a conocer su punto de vista.

Contradicciones

El bien común puede tener sus contradicciones: por ejemplo, ahora con la pandemia la sociedad civil ha tomado la iniciativa y se han organizado para apoyar a las familias más necesitadas con despensas, pero por otro lado los pacientes de Covid tiene derecho a servicios de salud públicos que no pueden competir con los hospitales privados, y ahí está la contradicción porque la salud pública no cumple su tarea de bien común, dijo Patricia McCarthy.

Prioridades

El doctor Borges Caamal dijo que durante la pandemia se dio prioridad a un bien común inmediato: la entrega de becas, y no a reforzar de manera constante el sistema de salud.

Fiestas patrias en Yucatán: así se vivió el Grito de Independencia