in

“El Charquito”, primera reserva ecológica vecinal

Un grupo de niños posa para la cámara del Diario en “El Charquito”

Tesoro natural

Surge en el fraccionamiento Francisco de Montejo la primera reserva ecológica vecinal: “El Charquito”, un proyecto ciudadano de la asociación civil Amigos del Megaparque que busca reconocer la labor de los lugareños preocupados por recuperar espacios baldíos en la ciudad, para transformarlos en áreas saludables y amigables con el medio ambiente.

Esta zona es la primera en su tipo y se ubica en la calle 60 entre 61 y 57-B del fraccionamiento Francisco de Montejo. Hasta hace unos años la superficie era un basurero a cielo abierto donde imperaban la maleza, alimañas y animales rastreros, además de ser refugio de los delincuentes.

Todo ello mantenía a los vecinos en constante angustia, a lo que se sumaba la oscuridad.

El constante tocar puertas a diversas autoridades sin respuestas llevó a los vecinos a comprender que el proyecto de un lugar sano y ecológico para nuestras familias solo se lograría si ellos mismos ponían manos a la obra.

Fue así como surgió esta pequeña reserva ecológica vecinal, la cual a diario es disfrutada por varias familias que acuden a observar el estanque que le da nombre al lugar y que los mismos vecinos construyeron.

El estanque mide 27 metros de largo por siete de ancho con una profundidad de 60 centímetros. La pequeña reserva alberga aves migratorias que la toman como paradero de descanso en su paso por la Península.

Igual existe otro tipo de animales, como ardillas, zarigüeyas, iguanas, zorros de cola gris, mofetas (zorrillos) y pájaros carpinteros, Toh, pericos, martín pescador, entre muchas más que brindan tranquilidad y vida a este lugar.

Ni qué decir de los árboles que regalan su frescor y sombra, como caoba, cedro, chaka, ceibo, neem, maculis, almendro, pepino kat, bonete, flamboyán, pich, mango, ciruela, moringa, limón, carambola, pistache, guayaba, palmas de coco, palma real, huano, chi’it, latania roja y kuka y otras especies, muchas de ellas en peligro de extinción.

“El Charquito” forma parte del proyecto vecinal Amigos del Megaparque, que iniciaron los residentes de esta zona de Francisco de Montejo hace siete años y que abarca una longitud de 5.3 kilómetros de largo por 100 metros de ancho, una superficie de 47 hectáreas denominada por la administración estatal “Paseo Henequenes”.— Luis Iván Alpuche Escalante

Los vecinos recordaron todos los esfuerzos que tuvieron que pasar para convertir El Charquito en lo que hoy es: un espacio donde crecen los árboles y se llenan de pájaros. Lo mejor son las muchas personas que lo visitan con sus familias, conviviendo bajo su sombra y frescor.

Cuidado del ambiente

Integrantes de Amigos del Megaparque hablan del plan de mejora de esa zona.

Inicios

Rita Mazariegos Ortiz y César Ramírez Ortega destacaron que este proyecto surge de la intención de convertir esta ciudad en un lugar lleno de naturaleza y vida.

Premian labor

Buscarán dar reconocimientos a muchos espacios que existen en la ciudad y que al igual que “El Charquito” son iniciativas ciudadanas. Quieren ser inspiración para que otros se sumen a la tarea de hacer de Mérida, de Yucatán y del planeta un mejor lugar para vivir, verde y saludable.

Reglamento

Disfrutar de “El Charquito” es fácil: no metas autos a la reserva; deposita la basura en los botes; no tires basura al estanque; los niños deben estar bajo el cuidado permanente de un adulto; no trepes a los árboles, rompas las ramas o plantas ni dañes a las aves o a cualquier otro animal. No fumes en el sitio, puedes provocar un incendio; no saques peces del estanque ni te lleves las plantas del mismo.

Síguenos en Google Noticias

A un mes del brote de coronavirus en Italia: 4,825 muertes

Hoy transmitirán la primera misa en Facebook