in

El CRIT, en riesgo

Debido a la suspensión del donativo estatal

Llaman a apoyar para que familias reciban terapias

El Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) de Yucatán está en riesgo de bajar sus estándares de calidad internacional porque de 60 terapeutas solo quedan 30 ó 32, manifestó la psicóloga Dolores Sánchez de Rojas, directora fundadora de esta institución hace 11 años y que renunció hace dos meses por problemas de salud.

La drástica disminución de la plantilla se relaciona con la suspensión del donativo anual de $44 millones que aportaba el gobierno del Estado como parte del convenio de colaboración que estuvo vigente por 10 años.

Sin embargo, explica la exdirectora del CRIT, hace año y medio el gobierno estatal —encabezado en ese entonces por Rolando Zapata Bello— suspendió ese convenio y dejó de aportar la cantidad estipulada.

La psicóloga Dolores Sánchez enfatiza que ya no es directora del CRIT de Yucatán y desconoce lo que ha sucedido de rehabilitación en los últimos meses. Aunque aceptó hablar sobre lo que ocurrió durante su período como directora fundadora.

Según recordó, durante 10 años el gobierno aportó la parte que le correspondía para el sostenimiento de este centro a fin de complementar la aportación que entrega la Fundación Teletón, que opera 24 CRIT en todo el país.

“Con la suspensión de la aportación del gobierno estatal se abrió una nueva forma de trabajo en el CRIT; desgraciadamente se tuvo que realizar una reestructuración del personal y salieron 60 terapeutas de distintas áreas”, apuntó.

“Ese recorte evidentemente pegó en el modelo de atención porque se tuvieron que realizar ajustes en horarios y tratamientos para que continuemos dando el servicio de la mejor manera”.

“Teníamos 96 colaboradores en todas las áreas de rehabilitación y atención, pero cuando renuncié por cuestiones de salud solo quedaban 30 ó 32 nada más”.

“El CRIT de Yucatán tiene un estándar de calidad internacional reconocido y durante esta primera década atendió y dio tratamiento a 3,600 personas con alguna o varias discapacidades, a 9,000 personas en total incluyendo a los familiares de los pacientes que resultan afectados por la condición de sus hijos, y cada año da tratamientos de rehabilitación a 1,000 pacientes en promedio”, indicó.

“Ahora está en un momento de riesgo en su calidad porque cambió su modelo de atención. El CRIT ya no está a su máximo potencial y necesita una suma de voluntades para que recobre su excelente servicio”.

La entrevistada dijo que entiende los argumentos económicos del gobierno del Estado, la situación del país y de Yucatán en particular, pero el CRIT es una institución necesaria, da un servicio al Estado.

Por ello, expuso, necesita una nueva forma de trabajo y una suma de esfuerzos donde haya colaboración de la Fundación Teletón, que en la actualidad sigue aportando recursos para la operación del centro; del gobierno del Estado, que debe hallar una forma de ayudar; y de la sociedad para que juntos encuentren el camino para devolver el potencial a esta institución de rehabilitación de personas con discapacidad.

“Fundación Bepensa organiza una carrera atlética a favor del CRIT, pero otras organizaciones de la sociedad civil también pueden colaborar para donar recursos”, indicó. “Se necesita un esfuerzo conjunto entre todos para que el CRIT continúe dando los mismos servicios que le dieron reconocimiento mundial al modelo de atención a los discapacitados”.

La psicóloga Dolores Sánchez aclaró que no renunció por la crisis que atraviesa el CRIT Yucatán, sino que se agravó su problema de salud. Le recomendaron un tratamiento y reposo, y no tuvo otra alternativa que dejar la dirección general a principios de agosto pasado para que se recupere de su enfermedad.— Joaquín Chan Caamal

Centro de rehabilitación Gobierno

La psicóloga Dolores Sánchez de Rojas abordó la situación actual del CRIT en Yucatán.

Ajustes de servicio

Ante los problemas financieros por la falta de aportación del gobierno del Estado, dijo, la dirección a su cargo realizó ajustes y reorganizó la agenda de atención y tratamientos para que todos los pacientes reciban el servicio que necesitan en diferentes tiempos. Los pacientes siguen yendo a sus terapias, pero no con la frecuencia de antes por la falta de terapeutas.

Declaraciones previas

Se le recordó que a medio año declaró que la situación del CRIT en Yucatán no era crítica y el servicio era normal. Ella admitió que lo dijo porque tenía la esperanza de que el gobierno aportara su parte y porque, además, mantienen una buena relación con el Ejecutivo estatal.

Suspensión de servicios publicos por fiestas patrias

“Pitbull” ataca de nuevo en Tizimín