in

El fiscal se volvió una carga pesada para el gobierno, opinan

Wilberth Cetina Arjona y el diputado Luis Borjas Romero al término de la comparecencia del primero en la Comisión de Justicia del Congreso

El vaso se desbordó

El fiscal general, Lic. Wílbert Cetina Arjona, se había convertido en un personaje incómodo, incluso peligroso —políticamente hablando— para el gobernador Mauricio Vila Dosal. De allí que su separación del cargo no sólo sea una cuestión lógica, sino obligada.

Lo que hace diferente al caso del fiscal —seguirá siéndolo hasta el domingo, cuando se haga efectiva su renuncia— de los de otros funcionarios estatales que también han sido acusados públicamente de malos manejos —como Michelle Fridman, titular de la Sefotur, o los involucrados en fraudes con facturas falsas— es que tiene más sustento, señala el politólogo Juan Pablo Galicia Nahuat.

“No es que los otros señalamientos carezcan de evidencias, pero aquí estamos hablando de irregularidades que están llegando incluso a instancias judiciales”, añade Galicia Nahuat. “Está por ejemplo la denuncia del asalto a la casa de una de las personas involucradas en unas reuniones en que supuestamente participó el fiscal”.

O sea, estamos ante un caso que escaló a tales proporciones que para el gobernador se ha vuelto imposible, incluso peligroso —en cuanto a costos políticos— mantenerlo en su gabinete en momentos en que estamos prácticamente a nada de que arranque un importante proceso electoral, que de hecho localmente comenzó ya con la instalación de la Junta Local del INE y del Consejo del Iepac en los últimos dos días.

Te puede interesar: Guerra de poder en el gobierno de Mauricio Vila: reveladores audios del fiscal

“El gobierno no puede darse el lujo de cargar con el peso que representa un funcionario como el Lic. Cetina, envuelto en un escándalo en el que han aparecido los nombres de conocidos integrantes de la clase política local, no solamente funcionarios de la actual administración”.

El Mtro. Galicia señala que además está el hecho de que no es la primera ocasión en que el fiscal es cuestionado, tanto dentro como fuera de sus funciones en la FGE. “Se le acusa de ser omiso en el tema de los feminicidios, un asunto recurrente y doloroso en Yucatán. También de que litigios de su despacho privado se resuelven en la FGR, pese al conflicto de interés que significa ser juez y parte de un proceso”.

Y además está la cuestión de que sigue representando intereses particulares, que sería perfectamente legítimo si no fuera porque es funcionario público.

“Cuando se suman todos estos señalamientos, que empezaron desde el día que tomó posesión del cargo hace dos años, se encuentran razones más que suficientes para que el gobernador haya decidido tomar esta decisión”, considera. “Vila no puede cargar con el peso que significa mantener en su gabinete a esta persona”.

El involucramiento del fiscal en el tráfico de tierras fue muy grave, pero la gota que derramó el vaso de una gestión y que detonó la renuncia fue su enfrentamiento con el comandante Luis Felipe Saidén Ojeda, secretario de Seguridad.

“No hay que imaginarse las cosas: en primer lugar está lo incómoda que se había vuelto la presencia del Lic. Cetina Arjona y luego sus conflictos con uno de los funcionarios de más peso en el gabinete. Estos elementos negativos inclinaron definitivamente la balanza y el gobernador tomó la decisión más lógica: despedirlo o hacer parecer que él está renunciando”.

Riesgos

Lo que viene ahora está perfectamente definido, es una ruta constitucional: el gobernador tiene que presentar una propuesta al Congreso para renovar la titularidad de la Fiscalía, comenta. Parece un simple trámite, pero Vila tiene que tomar una decisión concienzuda.

“Por el contexto en el que se está dando la renuncia de Cetina Arjona —la proximidad de un proceso electoral— el candidato que someta consideración al Congreso será escrutado por los legisladores, de mayoría priista, con ojos critico-electorales”, dice el especialista.

Por tanto, Vila no puede darse el lujo de presentar a cualquiera, agrega. No puede darse el lujo de que la ratificación de su fiscal quede atorada en el Congreso durante semanas. “Tiene que seleccionar un perfil capaz de obtener el visto bueno del Congreso sin mayores contratiempos para poder él transitar hacia otros temas”.

“Y por supuesto algunos de esos temas competen a la lucha electoral del próximo año, porque al gobernador le interesa capturar escaños en el Congreso para poder pasar su agenda legislativa”.

Si se le atora el nombramiento del nuevo fiscal, pueden ser semanas perdidas en algo que se puede evitar si selecciona el candidato de acuerdo con las necesidades del cargo y no para pagar favores entre la camada que lo ayudó a llegar donde está, concluye el Mtro. Galicia.

Bomba de tiempo

Para el Dr. Othón Baños Ramírez, investigador de la Uady, el relevo en la Fiscalía obedece a que el gobierno está consciente de la magnitud del escándalo de tráfico de tierras y que se trata de un problema que puede explotar en cualquier momento.

Esas consideraciones están en el fondo del asunto, comenta. Pero además son tantas las quejas acumuladas contra el fiscal, que seguramente se colmó la paciencia del gobernador.

“El Lic. Cetina Arjona se ha visto poco eficiente para resolver los problemas que llegan a la Fiscalía, entre ellos el de la corrupción. Entonces creo que esa situación ante la opinión pública acabó por obligar al gobernador a separarlo del cargo”.

“Posiblemente en la decisión también haya influido que el próximo proceso electoral representará un reto para el gobierno de Mauricio Vila, que debe mantener una imagen de credibilidad y orden”, concluye el sociólogo.— megamedia

En contexto

Wílbert Antonio Cetina Arjona asumió el cargo de fiscal el 30 de octubre de 2018

“Amistades peligrosas”

La renuncia de Cetina Arjona se concreta en medio de señalamientos por sus vínculos con empresarios ligados al tráfico de tierras ejidales.

Reunión misteriosa

Según trascendió, Cetina encabezó a mediados de octubre una reunión con estos empresarios en un domicilio particular. El funcionario, cuya renuncia se hará efectiva el domingo, negó la versión.

Fricciones

También se dice que el fiscal tuvo algunos “desencuentros” con el secretario de Seguridad Pública, comandante Luis Felipe Saidén Ojeda.

Oscar Chávez y Juan Gabriel, en la conferencia matutina

"El Fisgón" sera distribuido con el fin de enseñar sobre la mala alimentación