in

“El futuro depende de ti“

Raúl Alfonso Rebolledo Alcocer

Comparte cuatro lecciones vitales para alcanzarlo

“Nuestro futuro depende de nosotros, no de un tercero, y en la medida que asumamos la responsabilidad y tomemos las decisiones se volverá positivo; por el contrario, en la medida que esperemos a que otros lo resuelvan, vamos a estar expuestos a lo que otros decidan”, puntualizó Alejandro Gómory Martínez, presidente de Grupo Industrial Dondé, en su plática como invitado del Club Rotario Mérida Itzaes en su reunión semanal.

“Lecciones del pasado para hornear el futuro” fue el título que el empresario yucateco dio a su conferencia ante socios e invitados del club, en el restaurante Biblos del Club Libanés.

Gómory Martínez hizo un recuento de la empresa que hoy tiene a su cargo, la cual pronto cumplirá 115 años de existencia y cuya sobrevivencia es un ejemplo de cómo sortear problemas, enfrentarlos y salir adelante, “detalles relevantes, que se han ido aprendiendo de generación en generación a lo largo de su historia”.

“Lo que hice cuando me invitó Alejandro (Rivas) a platicar con ustedes, fue buscar de cada generación el aspecto que ha marcado huella en la empresa, que ha permitido que la empresa pueda salir de los problemas”, dijo el empresario.

“Desde los tiempos de Porfirio Díaz, cuando don Luis A. Dondé Quintero (1905) fundó la Galletera Dondé, cultivando fortalezas como la calidad y el servicio esmerado, pasando por la Revolución y hasta los tiempos actuales, siempre han habido retos y enseñanzas”, indicó el también vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) local.

“Lo que encontré”, añadió, “fueron cuatro lecciones fundamentales que hoy les comparto: la primera es no perder de vista para qué existe la empresa, y no me refiero a generar dinero... el Diario (de Yucatán) existe para comunicar, la Dondé existe para alimentar, hay que aprender por qué existe cada empresa y las cosas van ir fluyendo luego”.

En segundo término mencionó que todo mundo quiera hacer las cosas bien, “pero hay que saber qué está bien y qué no lo está, pues a veces lo que está bien no es lo que uno piensa”.

“Por fortuna”, expresó, “mi abuelo siempre se apoyó en su fe. Somos católicos y eso nos ha ayudado mucho para tomar decisiones que a veces son muy evidentes y otra veces no tanto”.

En forma amena, directa y con ejemplos concretos, Gómory Martínez fue desarrollando el tema ante la numerosa audiencia rotaria que lo escuchaba adentrada en la plática.

Como tercer punto habló de la disciplina financiera.

“Hay un libro de Charles Dickens donde decía: si tienes 100 pesos y gastas 99 eres la persona más feliz del mundo. Si tiene 100 pesos y gastas 101 eres la persona más desdichada. Esa disciplina igual hace toda la diferencia del mundo”, aseguró.

Por último, destacó el saber ponerse de acuerdo, entender el ¿por qué algunas personas quieren una cosas y otras otra? Y para ello recomendó el compaginar intereses y trabajar en conjunto.. “eso ayuda mucho”.

A la pregunta de ¿Cómo ve el 2020? Respondió que siempre es optimista y lo ve bien, pero el problema es ¿qué tan bien lo ve?.

Para responder esto, dijo, hay que separar a México de Yucatán, pues una cosa es México y otra Yucatán, y de lo que podría hablar es de Yucatán, dijo a este periódico en una entrevista previa a la conferencia.

“Puedo decir que vamos a tener un buen año, todo lo indica, los yucatecos somos entrones y no le sacamos a nada. Y si por el contrario no pintara para ser un buen año, lo vamos a convertir en buen año”, dijo con un sonrisa el entrevistado.

¿Esto es por la forma de ser del yucateco o a qué se lo atribuye?

“Me encantaría decir cuál es la razón de que por qué la situación es diferente entre México y Yucatán. No tengo ni la más remota idea, pues si lo supiéramos lo podríamos llevar a otros lugares, pero lo que sí noto es que hay un sentido de comunidad muy marcado”, dijo.

Como ejemplo comentó que aquí si un amigo pone un negocio van y le compran, si un vecino tiene un problema, lo ayudan, “nos juntamos para hacer reuniones vecinales, vivimos en casa de todos menos en la nuestra”, dijo.

Gómory Martínez consideró que ese tipo de detalles hacen que se genere un sentido de comunidad donde “nos vamos apoyando unos a otros, eso a mi juicio es lo que hace la diferencia”, apuntó el empresario yucateco.

Al final de su plática, directivos rotarios encabezados por Alejandro Rivas Pintado, Presidente del Club Rotario Mérida Itzáes, brindaron una fuerte ovación y entregaron reconocimientos, broches y banderolas al invitado por su plática.— LUIS IVÁN ALPUCHE ESCALANTE

Empresario “Para hornear el futuro”

Alejandro Gómory Martínez, presidente de Grupo Industrial Dondé, impartió una plática.

Charla amena y directa

En forma amena, directa y con ejemplos concretos, Gómory Martínez fue desarrollando el tema ante la numerosa audiencia rotaria que lo escuchaba atenta.

Disciplina financiera

Como tercera lección, habló de la disciplina financiera. “Hay un libro de Charles Dickens donde decía: si tienes 100 pesos y gastas 99 eres la persona más feliz del mundo. Si tienes 100 pesos y gastas 101 eres la persona más desdichada. Esa disciplina igual hace toda la diferencia del mundo”, refirió.

Saber ponerse de acuerdo

La cuarta lección es saber ponerse de acuerdo, entender por qué algunas personas quieren unas cosas y otras otra, y para ello recomendó compaginar intereses y trabajar en conjunto.

Síguenos en Google Noticias

Acusado de corrupción un juez clave en el lío de las luminarias

Empiezan los preparativos para el Tianguis Turístico