in

El IMSS espera los fondos para construcción de dos clínicas

La Unidad Médica de Alta Especialidad del IMSS

 

Las dos unidades de medicina familiar planeadas para Yucatán siguen firmes y se construirán porque ya están “palomeadas” por la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social, informó el médico Pedro Armando Marín Campos, nuevo delegado del IMSS en el estado.

“Son proyectos que están vigentes, ya están ‘palomeados’ y gestionamos que aterricen los recursos este año para que se inicien las obras”, señaló el delegado federal en entrevista con el Diario.

“Son proyectos muy importantes para Mérida. La unidad médica del fraccionamiento Los Héroes tendrá 14 consultorios de medicina familiar, laboratorios y siete módulos de medicina preventiva. La de Francisco de Montejo será un poco más pequeña, pero también tendrá mucho impacto en la población derechohabiente”, apuntó.

Además, dijo que ninguna de las dos unidades de medicina familiar ha empezado su construcción. Ya gestiona los recursos para ambas, pero lo importante es que son obras ya “palomeadas”, autorizadas y con proyectos ejecutivos. Apenas lleguen los recursos se iniciará la edificación, pero anticipó que construir y equipar una clínica médica no es tan rápido porque pasa procesos de calidad.

El doctor Marín Campos, cuya primera parte de la entrevista publicamos ayer, dijo que vale la pena profundizar en la atención de primer nivel porque es el primer contacto del paciente con el instituto y esa parte es la medicina familiar es donde hará todos los esfuerzos para que se mejore la atención.

Otra prioridad del IMSS es reforzar las campañas de prevención porque sale más barato prevenir que curar. Y esa será la función de las dos nuevas clínicas del IMSS proyectadas, porque en conjunto tendrán 12 módulos de medicina preventiva. Esa tarea preventiva dará la oportunidad de optimizar los recursos a la institución.

“Un cáncer que se detecta a tiempo se puede curar”, aseguró. “En el IMSS tenemos todos los medios, la infraestructura, el personal y el material para atacar esa enfermedad. Se necesita diagnosticar a tiempo y nuestra invitación es que los afiliados vayan al instituto a realizar sus pruebas para su control. Aprovechen todo lo que tenemos para hacer los diagnósticos y no esperen a que ya esté presente una enfermedad para correr al médico porque ya nada es igual”, indicó.

Prioridad

El galeno reiteró que una de sus prioridades será mejorar la atención y los servicios que presta a sus miles de derechohabientes porque pretende inyectar mayor humanismo entre el personal del instituto.

“Desafortunadamente, no tratamos con objetos sin vida”, recalcó. “Tenemos que ser más cuidadosos porque podemos lastimar sin darnos cuenta ni quererlo. Nuestro plan es de mejora para cambiar la percepción de la gente y también entender al derechohabiente y al médico. Todo el personal de salud del IMSS somos personas y también tenemos vida privada, problemas laborales y situaciones familiares, pero lo que sé es que hay que mejorar la comunicación con los afiliados”, señaló.

Así como el nuevo esquema de IMSS Bienestar para la vida todavía está en proceso de transición, el doctor Marín Campos informó que el programa de afiliación de empleadas domésticas está en proyecto piloto y todavía no se aplica en el IMSS de Yucatán.

“Está en proyecto, está muy interesante y será muy importante para las mujeres”, señaló. “El director general (Germán Martínez Cázares) considera que es un plan justo, que es tan necesario y por ello lo aplicará como un proyecto piloto.

“Cuando tengamos las instrucciones sobre cómo va a funcionar, se dará a conocer. Está en proyecto de cómo se va a aterrizar, pero sí es una realidad”. — Joaquín Chan Caamal

El IMSS Yucatán tiene aproximadamente 10,000 trabajadores y una importante infraestructura hospitalaria y médica. Atiende a dos tipos de afiliados: los de Régimen Ordinario y los del Régimen IMSS Bienestar, antes IMSS Oportunidades.

Para la atención del primer régimen tiene 27 unidades de medicina familiar con 177 consultorios, que es el primer nivel de atención. Para el segundo nivel de atención cuentan con cinco hospitales con 613 camas; una Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) donde hay 138 camas; y 35 ambulancias.

En el Régimen IMSS Bienestar son 12 unidades médicas urbanas, 83 unidades médicas rurales y seis unidades médicas móviles para la atención de pacientes donde el acceso es muy difícil. Este servicio llega a los rincones más recónditos del estado. Tiene cuatro hospitales de segundo nivel y cuatro ambulancias en este régimen de bienestar para la vida.

El Seguro Social atiende en ambos regímenes a 1.289,000 personas, más del 50% de la población total de Yucatán, calculada en 2.087,000 habitantes.

Entre el universo de afiliados tiene inscrito a 107,220 estudiantes de preparatoria y universidades, que no aportan cuotas pero sí reciben el servicio médico y medicamentos.

El nivel de surtimiento de las recetas médicas es de 99.7%, lo que es casi el cien por ciento de los medicamentos y lo que, según ofrece, se mantendrá en esos niveles de eficiencia.

 

Delegado del IMSS

El nuevo delegado, doctor Pedro Armando Marín Campos, es egresado de la Facultad de Medicina de la Uady.

Trayectoria

Especialista jubilado del Instituto Mexicano del Seguro Social; de 2000 a 2005 se desempeñó como jefe del Departamento de Radiología e Imagen de la Unidad de Alta Especialidad del IMSS, “Lic. Ignacio García Téllez” de 2000 a 2005; adscrito al Departamento de Tomografía Computada en el Hospital General “Dr. Agustín O’Horán” de la Secretaría de Salud desde 1992; y jefe del Departamento de Radiología e Imagen del Hospital Regional de Alta Especialidad en la Península de Yucatán desde 2012.

Efemérides del 13 de febrero

El Imdut absorbe funciones de la antigua Comey