in

El matrimonio igualitario, en el Poder Judicial

Integrantes de diversas agrupaciones durante la presentación de un recurso ante el Poder Judicial estatal por el matrimonio igualitario

Nueva fase en una lucha

Organizaciones civiles y catedráticas que trabajan con la diversidad sexual presentaron ayer ante el Poder Judicial del Estado una demanda de “Acción por Omisión Legislativa o Normativa” en contra del Congreso local, que se suma a dos amparos presentados contra el mismo Poder Legislativo por no aprobar las reformas que permitan casarse a personas del mismo sexo en Yucatán.

Diego Emilio Leyva Perals informó que el Poder Judicial del Estado tiene un plazo de 24 horas para decidir si admite o no este recurso, y en caso de admitirlo, como se espera que suceda, se inicia una etapa de suspensión de acción, que permitiría el matrimonio en tanto se resuelve este recurso legal.

Los promoventes de este recurso ofrecieron una conferencia de prensa en presencia del presidente del Morena, algunos dirigentes del mismo partido y Milagros Romero Bastarrachea, legisladora local de Movimiento Ciudadano.

Herbé España Aguilar dijo que el mantener la prohibición del matrimonio igualitario en Yucatán es mantener una doble discriminación, primero por su condición de persona, y segundo, por su situación económica, porque sólo quienes puedan pagar la promoción de un amparo y todo lo que esto conlleva pueden lograr casarse aquí, siendo personas del mismo sexo, “y eso ya debe acabar”.

Nancy Walker informó que este recurso presentado al Poder Judicial está firmado por más de 300 personas que lo avalan en Yucatán.

Ligia Vera Gamboa señaló que ya se han presentado dos amparos.— David Domínguez

En un comunicado de prensa que entregaron durante la conferencia de prensa, informan que el Congreso mantiene su insistencia en mantener un modelo obsoleto de discriminación institucionalizada, en contra sentido de la historia y los avances logrados en todos los rincones del país en la defensa de los derechos, destacando entre estos el de unirse legalmente en matrimonio las parejas sin importar su sexo.

Se añade que los magistrados del Tribunal Superior de Justicia tendrán la última palabra, para reconocer los derechos de la comunidad Lesbico-Gay en relación con el concubinato y el matrimonio en el orden jurídico.

Señalaron que el proceso en el Congreso estuvo lleno de artimañas políticas que desembocaron en un negativa de la mayoría de los diputados, con lo cual se demostró que a la Legislatura de Yucatán no le interesan los derechos humanos, pues el matrimonio igualitario es uno de ellos, y como tal debe reconocerse y repetarse, así incluso lo ha expuesto la Suprema Corte de Justicia de la Nación, dijeron.

Expresaron su confianza en que la justicia yucateca analice adecuadamente la situación histórica que hoy se plantea, en la demanda que presentaron al Poder Judicial , pues no se puede soslayar la realidad social en la que se vive, y por esta realidad social contemporánea deben privilegiarse los derechos humanos.

“Esperamos que los magistrados regularicen el orden constitucional de Yucatán y determinen procedente dicha demanda y decreten la obligatoriedad para el congreso de legislar a favor del matrimonio igualitario, por lo que en justicia, ley y derecho procede resolver”, indicaron en su comunicado.

Última palabra

Las organizaciones aseguraron que el Congreso mantiene su insistencia en mantener un modelo obsoleto de discriminación institucionalizada, en contra sentido de la historia y los avances logrados en la defensa de los derechos, destacando el de unirse legalmente en matrimonio las parejas sin importar su sexo. Se añade que los magistrados del Tribunal Superior de Justicia tendrán la última palabra.

Cartón de Tony: El discurso del método

Alistan la creación de una Procuraduría Ambiental