in

El PRI, el gran perdedor

Seguidores del PRI celebran antes de enterarse que perdieron la alcaldía de Kanasín. El PRI fue el partido que reportó más derrotas en las elecciones del domingo. Expertos creen que el PRI se mantendrá en los próximos tres años con bajo perfil

Expertos creen que el partido no tiene figuras fuertes

Los dos analistas que participaron en el Foro Megamedia para analizar los resultados de las últimas elecciones en Yucatán, polemizaron sobre cuál sería el futuro del PRI en el estado, luego de su derrota del pasado domingo.

El doctor Luis Ramírez Carrillo indicó que ese partido no desaparecerá, pero consideró que ningún priista yucateco con fuerza política querrá hacerse cargo de él. “No veo a nadie”, dijo.

El doctor Othón Baños Ramírez, por el contrario, afirmó que esta derrota es la más grande del PRI en el estado, pero que sí hay una persona que podría rescatarlo: Dulce María Sauri Riancho.

Ambos especialistas, doctores en Sociología, investigadores de la Unidad de Ciencias Sociales del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi”, de la UADY, y experimentados observadores de la vida política local, participaron en el Foro Megamedia que se realizó el miércoles y que se puede ver completo en la página de Facebook de Diario de Yucatán.

El foro —ayer publicamos la primera parte en estas páginas— fue moderado por los periodistas Hernán Casares Cámara y Regina Montañez Raz, quienes pidieron a los invitados su opinión sobre ¿qué pasará con el PRI, quién se hará cargo de él, luego de su derrota el domingo?, donde no ganó ni una diputación federal o local de mayoría y perdió en varios municipios importantes.

El Dr. Ramirez Carrillo señaló que “pueden ponerlo en remate por Internet”, aunque precisó que “de ninguna manera pienso que se vaya a acabar, ni que vaya a desaparecer. Su futuro dependerá del contexto nacional y del futuro de Morena”.

A Morena

Éste, dijo, “no es partido político, sino una persona, un presidente y no está conformado como un partido”. Si Morena no se estructura para la sucesión de López Obrador, muy probablemente los cuadros priistas acaben yendo a fortalecer a Morena, entonces aquella frase de que Morena es el nuevo PRI se va a cumplir.

Añadió que el PRI tendrá que reinventarse en los próximos tres años, si quiere sobrevivir, porque ahora quedó sujeto a lo que los otros partidos vayan diciendo, no tanto Movimiento Ciudadano —“creo que no tiene muchas posibilidades de crecer a nivel nacional”— pero sí dependerá de lo que Morena haga o de las alianzas que pueda volver hacer con el PAN.

—Pero aquí en Yucatán ¿quién encabezará esa tarea? ¿Jorge Carlos Ramírez Marín, el exgobernador Rolando Zapata? Alguien tendrá que reunir lo que quedó del PRI— insistieron los periodistas.

“Bueno, habrá cola para ser candidatos a presidente del PRI, porque tiene un salario”...

—Pero, ¿quién se responsabilizará de hacer este reacomodo, luego de la elección? ¿Habrá una disputa por el partido o lo dejarán morir?

“En remate”

Aparecerán las personas que quedaron excluidas de los otros partidos, señaló el Dr. Ramírez Carrillo. Ellos acabarán interviniendo en el PRI “y veo que de alguna forma su dirigencia está en remate, a ver quién quiere esa papa caliente. No creo que ningún priísta, de los que tienen fuerza política, desee participar ahora en ese partido, pudiendo vender su capital político a otra organización, ya sea al PAN, Morena o Movimiento Ciudadano”, indicó.

“Creo que la franquicia allí está, solo que entra a una venta de segundo nivel. Ya no ofrece hamburguesas, sino tortas, aunque siempre habrá alguien que quiera una franquicia de tortas”, dijo.

“A mí no se me ocurre que nadie con capital político, en sus cinco sentidos, quiera estar al frente del PRI, porque el problema no es que el PRI actual no tenga gente, sino que ésta se encuentra en otro partido, es decir, las cabezas operativas del PRI, sino están apoyando al PAN, están con Movimiento Ciudadano o con Morena”.

“Allí está Verónica Camino Farjat, en Morena; Ivonne Ortega, en Movimiento Ciudadano, o Liborio Vidal en el PAN. Es decir, si algún priista tiene capital político, lo que haría sería vender o prestar éste a otros partidos, con jugosos intereses”.

Bajo perfil

Según el investigador, el PRI se mantendrá en los próximos tres años con bajo perfil, esperando ver qué sucede a nivel nacional, particularmente con Morena, pero también con el PAN.

El Dr. Baños Ramírez discrepó de su colega y dijo que no es la primera vez que el PRI sufre una debacle —la de 2000 fue muy fuerte— aunque sí es la primera debacle del partido en Yucatán.

Empero, agregó, en todas sus caídas el PRI ha tenido siempre la capacidad de reinventarse. Ahora no está en quiebra, propiamente, no estamos asistiendo a sus últimos días, aunque sí está en una dinámica de perdedor. Me parece que está en un “impasse”, en un proceso interno que lo llevará a volverse a organizar y en esta tarea, dijo, “yo sí veo a un personaje que puede hacer eso y que no está en este momento en la esfera local, sino nacional: Dulce María Sauri Riancho.

“Creo que ésta puede ser una gran oportunidad para un personaje como ella, que, como sabemos, la apartaron un poco, pero que ahora es diputada plurinominal y está otra vez en el escenario.

“A mí me parece que es el personaje que en un momento dado puede hacerse cargo del PRI, tiene toda la experiencia, la capacidad y todos los elementos”, señaló el doctor.— HERNÁN JAVIER CASARES CÁMARA.

Holiday, vital para los Bucks

Cartón de Tony: República desamorosa