in

El ruido no disminuye

Tal parece que los comercios no se han enterado que existe un reglamento antirruido y siguen poniendo en sus puertas bocinas a todo volumen

El Ayuntamiento confía que podrá ganar esta batalla

Se cumplen hoy dos meses de la entrada en vigor de las reformas al Reglamento de Protección al Ambiente y del Equilibrio Ecológico que buscan reducir el alto nivel de contaminación sonora que padece la ciudad. Sin embargo, hasta el momento el ruido en Mérida no ha cedido ni un ápice.

La capital yucateca sigue tan escandalosa como siempre, nada ha cambiado con la nueva normativa: multitud de comercios del primer cuadro compiten sin reparos para ver cuál tiene la bocina más grande y cuál hace el mayor escándalo.

Este caos, más el ruido que producen el tráfico de vehículos y la concentración de gente explican que jóvenes de la Prepa 2 y del Conalep que intentaron sin éxito usar la “cabina del ruido” instalada junto a Catedral, describan como “una tortura” atravesar el Centro.

Ofrecimiento

Las mismas autoridades admiten que los avances en esta lucha son todavía imperceptibles, pero dicen que es porque se está buscando una solución conciliadora y prometen que los primeros cambios comenzarán a notarse pronto.

“No creemos que aporrear la mano en la mesa sea la forma de arreglar las cosas”, señala el director de Desarrollo Urbano, Arq. Fernando Sauri Molina.

Según el funcionario, están trabajando de la mano del Patronato del Centro Histórico en un programa de socialización y sensibilización que no se limita a la “cabina del ruido” —que no funciona desde hace varios días y que ayer estuvo cerrada—, sino que contempla muchas otras medidas convenidas en el pacto “Convivencia Armónica” firmado por el alcalde y esa asociación civil hace también un par de meses.

La Dirección de Desarrollo está elaborando un mapa del Centro Histórico donde estarán identificados los puntos más conflictivos y está entregando volantes informativos en los comercios —independientemente de los bares y los restaurantes— donde da a conocer que ya entró en vigor el reglamento, indica dónde puede ser consultado e invita a acercarse a las autoridades si tienen cualquier duda al respecto.

Hace unos días el Cabildo aprobó un convenio entre el Ayuntamiento y la Uady mediante el cual jóvenes de la casa de estudios desarrollarán herramientas tecnológicas que permitirán medir el ruido de la ciudad en tiempo real, añade.

Y apenas esté listo el mapa del ruido, Desarrollo Urbano comenzará a emitir los primeros exhortos.

“Hay que recordar que estamos supeditados al Reglamento de Actos y Procedimientos Administrativos, el cual establece que primero viene un exhorto y después, dado, el caso, subsecuentes suspensiones o felicitaciones si se corrige lo que está mal, que puede ser desde algo tan sencillo como eliminar las bocinas hasta cosas más complejas, como realizar obras de insonorización”.

Multas y clausuras

El Arq. Sauri Molina recuerda que si el establecimiento insiste en no colaborar, el reglamento faculta a las autoridades no sólo a aplicar una medida coercitiva económica mucho más fuerte por la reincidencia, sino llegar incluso a la clausura definitiva del establecimiento.

Insiste en que dentro de dos semanas, “cuando mucho”, comenzarán a percibirse los cambios, pero asegura que las quejas por ruido se han reducido en toda la ciudad, no sólo en el centro.

También comenta que en estos días tendrán una reunión con dirigentes de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados en Yucatán (Canirac), para que informen a todos sus socios cuáles serán las medidas que aplicará Desarrollo Urbano en caso de incumplimiento de la ordenanza.

Acerca del convenio con la Uady, explica que el equipo tecnológico que desarrollarán los estudiantes será instalado en diversos puntos del primer cuadro para medir el ruido en tiempo real y durante las 24 horas del día.

“Ya está aprobado el acuerdo, sólo falta que lo firme el alcalde, lo que hará en estos días”, comenta. “En principio, se instalará en 25 cuadras”.— Mario S. Durán Yabur

Foto: Megamedia
Foto: Megamedia
Foto: Megamedia
Tal parece que los comercios no se han enterado que existe un reglamento antirruido y siguen poniendo en sus puertas bocinas a todo volumen

Cuidado con los refrescos

Audi, Q5,

Audi Q5 el SUV deportivo y de gran seguridad