in

El sector privado ve bien que la “ley seca” se amplíe

Un motociclista pasa frente a una agencia de cervezas que permanece cerrada por la “ley seca”

Aval a las restricciones

Lo más conveniente sería que la “ley seca” se prorrogue por más tiempo y no concluya el jueves 30 próximo, como está previsto, ya que “el detalle y el hilo fino en estos tiempo de contingencia es mantener siempre la conciencia, y eso no se podría tener con el consumo de alcohol, aunque esto represente una más de las tantas perdidas que ya tiene el comercio”, consideró ayer Michel Salum Francis, presidente de la Cámara de Comercio de Mérida.

Roberto G. Cantón Barros, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Yucatán, también se manifestó a favor, no sólo de continuar la “ley seca”, sino de la aplicación de retenes como medida de control enfocado a la prevención de contagios de coronavirus, lo cual siempre será una medida necesaria y bien vista.

Ambos fueron entrevistados en torno al llamado que hizo Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, en torno a que no se debe impedir el libre tránsito por el territorio nacional ni imponer la “ley seca”, así como sobre el señalamiento del Colegio de Psicólogos en el sentido de que esta ley no es mala, pero está mal aplicada. Los empresarios se manifestaron contra ambos señalamientos.

“En cuanto a la ‘ley seca’ sabemos que es una medida que previene en buena medida la violencia familiar y, de cierto modo, también previene que el poco dinero que puede haber en la economía familiar, derivado de esta contingencia, se vaya en la compra de bebidas embriagantes”, expresó el líder de la Canirac.

En cuanto a si esa “ley” afecta a los restaurantes o no, el dirigente añadió que “hoy día, como está la situación limitada a la venta para llevar o servicio a domicilio, esta medida no nos afecta ya que, aunque no hubiera ‘ley seca’, los restaurantes por ley no pueden vender bebidas alcohólicas en envase cerrado o para consumo fuera de los establecimientos”.

Salum Francis opinó que “sin ‘ley seca’ la violencia en los hogares se incrementaría de manera importante y que el protocolo que se sigue en Yucatán es el adecuado, y en la medida en que la gente se cuide y use tapabocas frenaremos el contagio y podremos regresar a trabajar lo más pronto posible”.

Respecto a si esto les afecta, el líder empresarial manifestó que no sólo el no vender bebidas alcohólicas, sino que todo les está afectando, pues ya casi no pueden vender nada, los negocios están cerrados y mientras más tarden en reabrir más difícil les será su recuperación.— DAVID DOMÍNGUEZ MASSA

El empresario recordó que Yucatán tiene los índices más elevados del país en cuanto al consumo de alcohol, y una persona bajo la influencia de bebidas alcohólicas nunca actúa igual que aquella que se mantiene siempre en su sano juicio, y hoy día lo que se requiere es que todos estén conscientes para afrontar esta contingencia.

Emergencia

La “ley seca” se aplica como parte de las medidas tomadas por el estado de emergencia.

Alcoholismo

Michel Salum Francis, presidente de la Cámara de Comercio de Mérida, recordó que Yucatán tiene los índices más elevados del país en cuanto al consumo de alcohol.

Efectos

Una persona bajo la influencia de bebidas alcohólicas nunca actúa igual que aquella que se mantiene siempre en su sano juicio, dijo el empresario.

Conscientes

Hoy día lo que se requiere es que todos estén conscientes para afrontar esta contingencia, agregó.

Decreto

El 9 de abril el Ejecutivo estatal emitió el decreto 208/2020 en el que se prohíbe la venta de bebidas alcohólicas en todos los negocios de la entidad hasta el 30 de abril.

Taxi gratuito para que personas con discapacidad asistan a terapias

Sensible aumento en el número de casos de Covid-19 en la península