in

En evidencia el tráfico de tierras

Pablo Duarte Sánchez

Dos grupos y dos gestiones ante la autoridad agraria

La presencia, ayer, de dos grupos de personas en el Registro Agrario Nacional (RAN) puso de nuevo en evidencia el tráfico de tierras ejidales que luego son regularizadas en beneficio de grandes acaparadores y empresarios.

Los dos grupos están vinculados al mismo tema, el ejido de Ixil, y recurrieron a la autoridad agraria con diferencia de horas y con distintos intereses.

De acuerdo con datos recabados, hace unas semanas la asamblea ejidal de Ixil decidió revertir un acuerdo de tiempo atrás, mediante el cual había autorizado la parcelación de tierras para poder venderlas. Con su nueva decisión, los terrenos volverían a ser de uso común y esto les permitiría gozar de un apoyo del gobierno federal, que es válido únicamente para quienes tengan superficies que atender y los campesinos de esa comunidad prácticamente quedaban fuera del beneficio al haber cedido las suyas.

Acuerdo

El problema es que el nuevo acuerdo de la asamblea afecta los intereses de un empresario que pagó por los terrenos.

Consultado sobre el tema, el delegado del RAN, Pablo Efrén Duarte Sánchez, indicó que un grupo de campesinos que representa a quienes revocaron el acuerdo acudió a esa instancia para solicitar el acta original aprobado por la asamblea, que semanas atrás se había entregado a la autoridad para su revisión y validación.

El otro bando

Más tarde acudió otro grupo, minoritario, también de Ixil y relacionado con el empresario afectado por la revocación, para solicitar que no se apruebe el acta de la asamblea que dio marcha atrás en la parcelación.

Este segundo grupo, de acuerdo con la información recabada, se dedica a comprar tierras a ejidatarios que están en apuros económicos. Lo integran personas que ya tienen más de 16 hectáreas, cantidad que estipula la ley como tope.

En los hechos, la asamblea ejidal puede revocar los acuerdos anteriores. En el caso de Ixil, al día de hoy el ejido es prácticamente inexistente, pues los terrenos han sido desincorporados a favor de empresarios. En otros municipios se presentan situaciones similares.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Se acaba la tierra ejidal

En casi todo el territorio yucateco se han cedido grandes extensiones ejidales a empresarios y especuladores.

Arrepentidos en Ixil

En Ixil, la asamblea ejidal revocó un acuerdo mediante el cual habían vendido sus tierras a un empresario.

Nuevo delegado del RAN

Hace dos semanas Pablo Duarte asumió la delegación del Registro Agrario Nacional (RAN).

Reprobados en cultura vial en la Península de Yucatán

Un dios extranjero en el corazón del área maya