in , ,

Entre los estudios y el trabajo, lucha por salir adelante

Rodrigo Ordóñez Alonzo

Vivir sin obstáculos

Rodrigo Ordóñez Alonzo, de 24 años de edad, debutó anteayer como cantante. Su escenario, el Pasaje Emilio Seijo.

Rodrigo platica con el reportero. Sus ojos teñidos de un azul cielo llaman la atención. Prácticamente no ve. Nació con glaucoma congénito, una enfermedad degenerativa.

Aunque esto no le impide ser una persona independiente, que trabaja y hace lo que le gusta.

También labora como masajista en el parque de San Juan y estudia la preparatoria. Le gustaría ser licenciado en Comunicación o fisioterapeuta.

Le apasiona la música y sabe cantar, por eso decidió salir a cantar a las calles “a ver qué cae”.

Desde hace años se dedica a dar masajes. Por su condición ha desarrollado un agudo sentido del tacto, por lo que considera que sus manos dan buenos masajes y arreglan varios males a las personas. Es como su don. Ahora se instala en un espacio de San Juan.

Sobre su formación, ya inició la preparatoria y dice que es complicado, pero todo se puede cuando uno quiere y no se da por vencido.

“Hay la accesibilidad de los aparatos tecnológicos. Las computadoras, celulares, que ya los podemos escuchar”, comenta.

Aunado a que también graba las clases y escribe sus trabajos en la computadora. “Le vamos buscando”.

Por otro lado, comenta que el Centro ya se lo conoce de memoria. Aunque admite que hay varios obstáculos con los cuales en ocasiones se golpea. Por ejemplo, los vendedores ambulantes que se instalan en las aceras.

Además, señala, existe una mala distribución de algunas estructuras, donde no se considera a las personas con discapacidad, ya sean teléfonos públicos o botes de basura, así como los baches que proliferan en algunas calles.

Por último, expresa que las personas deben tener conciencia y si ven a alguien con discapacidad visual que ande con su bastón, que lo apoyen si pueden o que no se molesten si los golpean o se tropiezan con ellos. Hay que ser solidarios con los demás, indica.— Abraham Bote Tun

 

Un trabajador de una estación de servicio despacha gasolina a un automóvil en Ciudad de México (Foto de Xinhua)

Nuevo “choque” entre López Obrador y un periódico de EE.UU.

Cartilla moral causa revuelo en las redes sociales