in

Es incierto el futuro del alumno de Matemáticas

Aún no expulsan al joven, se espera el fallo de la Fiscalía

Uno de los tres protagonistas de un intercambio de mensajes en una cuenta colectiva de WhatsApp, no asiste a la Facultad de Matemáticas de la Universidad Autónoma de Yucatán desde el lunes 6 pasado, después del escándalo que se suscitó por las amenazas de un supuesto tiroteo que escribió y se filtraron por medio de las redes sociales.

Según se averiguó, Yael Ch.R., identificado como el principal autor de los escritos intimidatorios, decidió por cuenta propia no acudir a la escuela, en el campus de Ciencias Exactas e Ingeniería, a pesar de que la Uady todavía no determina la sanción que le impondría por ese hecho, que obligó a la suspensión de labores en el plantel.

Te interesa: Psicólogos analizan causas de conductas de índole emocional

El estatus que guarda el alumno universitario es aún incierto, ya que la Uady está a la espera de la resolución de la Fiscalía General del Estado, donde el apoderado legal de la institución interpuso una denuncia, para que se tome una determinación sobre el futuro académico y legal del joven.

No expulsado aún

Hasta el momento se sabe que Yael no está expulsado de la facultad, ni suspendido temporalmente o recibió alguna amonestación.

Los padres del alumno, residente en Mérida, tampoco se han entrevistado con algún funcionario de la Uady.

Sin embargo, los otros dos compañeros con los que intercambió las graves advertencias continúan asistiendo a sus clases de manera regular y sin algún problema.

Entre los alumnos de la Facultad de Matemáticas, hay opiniones divididas sobre el porvenir académico de Yael en la escuela. La mayoría considera que debería ser separado, expulsado por la Uady debido a la psicosis que generaron sus mensajes y el revuelo que causó. Una minoría, según las tendencias en redes sociales o quizás quienes le conocen más de cerca, creen que se le debería dar una segunda oportunidad porque tal vez cursa por un conflicto emocional, aunque no justifican el actuar del muchacho.

En términos generales, según se averiguó, la comunidad de la Uady condena el uso inadecuado de las redes sociales, y algunos directivos y maestros exhortan a los estudiantes a que sean más prudentes con lo que escriben u opinan, ya que sus expresiones podrían ocasionar daños irreversibles no solo a nivel colectivo, sino también individual.

Ya declararon

En relación con las indagaciones que realiza la Fiscalía General del Estado por la querella, se averiguó que se continúa con la integración de la carpeta de investigación. Se citaron a declarar a los protagonistas, incluido el presunto responsable directo de los mensajes, al igual que a algunos testigos de los hechos..— Carlos Fernando Cámara Gutiérrez

Otra amenaza escolar

Problema al alza