in ,

“Es una cuestión administrativa”

El diputado Miguel Candila Noh al explicar sus señalamientos en contra del convenio limítrofe entre Mérida y Progreso. La Comuna meridana aclara que se trata netamente de una regularización administrativa

Aclara la Comuna una controversia sobre los límites

El espíritu de la Ley para la Solución de Conflictos Limítrofes Intermunicipales es dotar a los municipios autónomos del estado la certeza de que existan procedimientos idóneos para resolver los conflictos o diversas situaciones en torno al territorio de los mismos, tendientes a la solución de diversos problemas sociales donde los principales afectados son sus habitantes, señala Alejandro Ruz Castro, secretario de la Comuna meridana, al referirse a la polémica surgida en el Congreso por los límites entre Mérida y Progreso.

“Que al encontrarse en situaciones de incertidumbre por el lugar en que tienen situados sus núcleos habitacionales no saben a qué autoridad recurrir para resolver sus distintas necesidades de servicios públicos, aunado a eso la definición legal de sus patrimonios y otra serie de problemas que van dejando al municipio y a sus habitantes en un estado de ingobernabilidad e incertidumbre”, añade en un comunicado.

También se considera importante aclarar que la delimitación territorial establecida en los convenios y ratificada por los municipios, conforme a la ley, “no fue producto de una ocurrencia, por el contrario, fue una decisión tomada con base en criterios técnicos considerando, entre otros, no impactar calles, avenidas, colonias, fraccionamientos, ejidos, comisarías, librando derechos de propiedad privada, etc.”.

Todo lo anterior, se aclara que fue con las debidas precauciones para que el límite determinado y convenido “no los cortara o atraviese, de modo que sus superficies completas se ubicarán en el municipio correspondiente o de origen”.

Ruz Castro agrega que no se vale confundir a los ciudadanos, a quienes le deben su actuar público, “ellos, los ciudadanos de Mérida y también de Progreso, pueden estar tranquilos, pues con el procedimiento legal que se ha realizado, las tierras continúan siendo de sus propietarios”.

Se añade que el hecho de establecer la demarcación territorial es una cuestión netamente administrativa, que no afecta la institución de la propiedad, no hay despojo alguno, como el diputado MiMiguel Candila Noh lamentablemente ha señalado, esas tierras pertenecen a sus mismos propietarios.—David Domínguez Massa

“En el caso que nos ocupa, única y exclusivamente se ha usado el mecanismo legal vigente para solucionar, como la misma ley en comento establece, una problemática añeja y que es necesaria atender en beneficio de los ciudadanos de ambos municipios”, agrega.

Finalmente el secretario le ofrece a Miguel Candila Noh, quien que sí aún tiene dudas o incertidumbre sobre estos trabajos, se ponen a su disposición para atenderlo.

 

Homilía del XXVII domingo del tiempo ordinario