in

Serpientes venenosas se extienden por todo Yucatán

Un policía resguarda una serpiente en Motul. La invasión del hábitat de las serpientes ha ocasionado que se distribuyan por todo el estado

Ante la amenaza que representa el hombre las víboras buscan nuevas zonas para vivir

La invasión del hábitat de las serpientes ocasionó que se distribuyan por todo el territorio de Yucatán y cada vez su especie esté más amenazada, afirmó el biólogo José Salvador Canul Dzul, jefe del Departamento de Recursos Naturales y Vida Silvestre de la delegación local de la Semarnat.

En días pasados publicamos el caso de Eduardo Heredia Dzul, trabajador de un rancho de Colonia Yucatán, comisaría de Tizimín, que recibió una mordida de serpiente “cuatro narices” en el pie.

Para entender mejor: Víbora ''cuatro narices'' muerde a un hombre en Colonia Yucatán

Al trabajador tuvieron que trasladarlo de emergencia al Hospital San Carlos, en la ciudad de Tizimín, para inocularle antídoto contra el veneno.

Especies de serpientes venenosas que hay en Yucatán

Hasta donde tiene conocimiento, en Yucatán hay al menos seis especies de serpientes venenosas identificadas:

La Wol poch (cantil yucateco), Cascabel (Tsaab kaan), Nauyaca (cuatro narices, hay dos especies, la terciopelo lanza veneno desde una distancia de 6 pies), Coralillo (que afecta el sistema nervioso), Nariz de Cochino (de veneno leve) y otra serpiente cuyo nombre no es muy común.

El biólogo Canul Dzul dijo que la población de Yucatán crece y cada vez hay más asentamientos humanos en los ejidos que generalmente son selva densa y refugio de las serpientes.

Las víboras muerden si se sienten amenazadas

"Como ocupan los espacios e invaden su hábitat ellas se mueven y entonces se topan con gente y suceden los ataques".

“Esas son las posibles causas de estas mordeduras a las personas, las serpientes siempre están en posición defensiva, si se sienten amenazadas se defienden y muerden”, señaló.

“Siempre están amenazadas por la invasión de su hábitat, están en riesgo algunas especies y ya están protegidas por la NOM”.

¿Qué hacer si te muerde una serpiente venenosa?

Se le preguntó qué debe de hacer una víctima de mordedura de una serpiente venenosa y respondió:

“Lo primero que se recomienda es mantener la calma, no agitarse ni desesperarse porque al subir la adrenalina se distribuye más rápido el veneno y eso puede causar la muerte".

"Se debe de hacer un corte en el lugar de la mordida para provocar un sangrado para que salga el veneno y regrese la sangre, pero no deben chupar con la boca para extraer y escupir el veneno”.

Lee también: Vídeo de serpiente gigante en isla de Dominicana impacta en redes

Ahora ya se vende y usa un extractor de veneno, son unos pequeños aparatos para succionar el veneno y evitar la muerte.

Otro paso importante es llevar lo más rápido posible a la víctima al Centro de Salud más cercano porque en casi todos estos sitios de atención médica hay antídotos contra el veneno de serpiente o ya saben cómo tratar las mordeduras.

Solo hay un antídoto contra el veneno, pero con éxito

Dice que hasta donde sabe no hay antídoto contra el veneno para cada especie, solo hay uno desarrollado contra la mordedura de cascabel y es la que se usa para todos los casos.

Sin embargo, funciona con éxito. Incluso, el antídoto funciona contra la mordedura de coralillo que es más potente su veneno.

Gracias a eso no se han dado casos de muerte por mordedura de serpientes venenosas en Yucatán.

Respecto a la distribución de las serpientes venenosas, el biólogo consideró que la gente cree que en la región oriente y la zona costera son sus áreas de escondite porque hay mayor vegetación, cuerpos de agua y alimento.

Por qué se distribuyen por todo el Estado?

Sin embargo, insistió, en realidad están por todo el Estado porque huyen por las construcciones que realizan en las zonas rurales.

“Su distribución natural es todo el Estado, hemos dividido en muchas partecitas el hábitat por las carreteras, los poblados, las industrias”, señaló.

“Por ello vemos que hay algunas zonas donde no hay serpientes venenosas, pero de repente nos encontramos con la sorpresa que sí hay hasta en Mérida. Aquí en la zona urbana han aparecido wolpoches, cuatro narices, nariz de cochino, cascabel y coralillo, van huyendo y llegan a estos lugares”.

Comentó que ante el temor que ocasionan las serpientes, venenosas y no venenosas, la gente generalmente las mata.

"Pero la serpiente solo se defiende, no ataca en sí. Solo ataca y mata a los animales con los que se alimentan porque también son depredadoras.

“ Seguramente la persona que recibió la mordida de la serpiente no la vio y solo sintió la mordida”, señaló.

“Si no la vio, la serpiente se defendió".

¿Cuándo se ponen en posición de ataque?

"Cuando la serpiente ve presas grandes lo que hace es defenderse, hemos tenido conocimiento de mordeduras a caballos y personas, pero seguramente porque no las vieron".

"Desde que veamos que se enrolla y se pone en modo de defensa hay que tener mucho cuidado porque se va a impulsar y atacar”.

Recomendó que cuando alguna persona ingrese a un lugar con mucha maleza y selva ande con precaución, llevar una madera larga para quitar la yerba o un machete para abrir brecha.

Esos implementos ayudan a ahuyentar a las serpientes o detectarlas a tiempo y evitar los incidentes.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Escrito por Joaquín Chan Caamal

Joaquín Orlando Chan Caamal, reportero de la Agencia Informativa Megamedia (AIM); es periodista desde 1987 y en 1993 ingresó a Diario de Yucatán, buque insignia de Grupo Megamedia.   Escribe sobre el ámbito local y peninsular. Ha desarrollado  contenidos sobre educación, economía, medio ambiente, sectores empresariales y seguridad y policía.  

Logra recuperar su casa en Valladolid… y pierde la vida

‘’Aún lejos de acabar’’