in

Esperan a “Santa del Sur”: confían en que podrán salir a regalar juguetes

El señor Lázaro Herrera

Niños, jóvenes, adultos, personas de buen corazón y ansiosos de la Navidad han buscado a “Santa Claus”, pero no al del Polo Norte, sino a uno más cercano, a uno de carne y hueso, al del “Sur de Mérida”.

La pandemia tiene en ascuas a niños de esa zona, quienes se han acostumbrado a recibir en sus colonias y comisarías al “Santa del Sur”, pero por la pandemia no saben si esto será posible este año.

“Santa” ha regalado juguetes a los niños más pobres desde hace 38 años, a pesar del mal de Parkinson que padece, de su edad y de que el año pasado, justo antes de que se inicie la pandemia, fue sometido a una peligrosa operación para que le retiren la mitad de un pulmón que se le infectó.

Lázaro Herrera tiene toda la disposición y la emoción para reencarnar una vez más al “Santa del Sur”, pero la pandemia lo complica.

Ayer jueves acudimos a su casa, en la calle 161-B de la colonia Plan de Ayala Sur, a unos metros de la calle 50, y con mucha emoción accedió a una entrevista.

“Estaba acostado, pero apenas escuchó que vino el reportero a visitarlo, se puso muy contento y se levantó”, dijo la señora Rosario Vera Fuentes, su mujer.

“Santa” recordó que desde el año pasado ha tenido complicaciones de salud, pero gracias a que su familia, amigos y conocidos lo han apoyado es que ha salido adelante.

“Me sentí muy lastimado, muy golpeado por no haber podido cumplirle a los niños”, indicó.

Luego explicó que su operación no fue un impedimento para regalar juguetes, pues sus hijos Elvis y Christopher se encargaron de “salvar la Navidad” regalando juguetes en nombre del “Santa del Sur”.

Para esta Navidad, “don Lázaro” tiene la intención de repartir juguetes, de que la pandemia no le robe la ilusión a muchos niños del sur que, incluso, pasan por su casa y preguntan si “Santa saldrá este año”.

“Hay disposiciones del gobierno para protegernos, está bien. Y no queremos que la gente se enferme. Si encontramos la manera, saldremos a regalar juguetes”, señaló.— Gabriel Chan Uicab

Don Lázaro se dijo cansado por el Parkinson, pero aseguró que aún tiene la suficiente fuerza para seguir encarnando al mítico panzón de rojo que viene del Polo Norte y concluyó con una petición: ¡Quédense en casa!

Obituario: Haydeé Sozaya Celis viuda de Enríquez

No hay marcha atrás a la “veda” de fiestas